The Guarry: Terror Adolescente y Veraniego

Bienhalladas seáis tulas inquieras y ávidas de contenido. A penas han pasado dos semanas desde que me até la manta al cuello y me fui con el yate de vacaciones y ya echaba de menos la escribición. Así que, hasta que retome de nuevo las vacaciones, aquí me tenéis de nuevo con contenido fresquito y no exento de referencias al miembro viril para paliar el chicharro del verano. Y hablando de contenido fresco, en vez de rematar la entrada que había dejado a medias sobre mi venerado The Last Remnant, he decido escribir algo nuevo y más veraniego. Voy a relataros mi experiencia con un videojuego que está de estreno y el cual descubrí de forma totalmente fortuíta mientras compraba utensilios playeros para los críos en El Corte Inglés (Publicidad no remunerada). Además, se trata de un videojuego que le viene como anillo al dedo a esta época del año y pronto descubriréis por qué. Hoy os voy a hablar de The Quarry (The Guarry para los amigos).

Siendo estas «películas interactivas» de terror uno de mis géneros de videojuego favoritos, resulta curioso que aún no hubiese dedicado una entrada completa a ninguno de ellos (Aunque sí que he tocado de pasada Man of Mierdas). Con el sello de Supermassive Games detrás, The Quarry se aleja de la antología The Dark Pictures para convertirse en una especie de secuela espiritual del fantabuloso Until Dawn, algo que queda de manifiesto tanto en la propuesta como en la factura técnica del mismo. Como comentaba al prinpicio de la entrada, no tenía ni idea de qué este juego existía (Parece que el haber mandado a tomar por culo las redes sociales ha empezado a dar sus frutos), por lo que fue una grata sorpresa verme cara a cara con un videojuego desconocido que, con tan solo ver la carátula, sabía que me iba a gustar, y mi tula turgente y enarbolada por vasos venosos daría crédito de ello. Vamos, igual que cuando íbamos a comprar o alquilar videojuegos hace 20 años guíados por las carátulas de los mismos (Que buen aroma a pollaviejismo se ha quedado en el aire).

La acción de The Quarry se desarrolla en un campamento de verano de esos a los que siempre deseaste ir, para ver si mojabas el truchón con alguna pivita, pero a los cuales tus padres nunca te dejaron asomar el hocico (Traumas infantiles del tío Arald…). En ese contexto, con un claro tufillo yankee del estilo «es nuestro último verano juntos porque como buenos americanos el año que viene empezamos la universidad y mientras tú, Manolita, irás a la unversidad de Illinois yo iré a la universidad de McDonalds con una separación de 28367 Km», el jugador toma el control de un grupo compuesto por siete monitores adolescentes pre-universitarios, cada uno hijo de su madre y de su padre, durante su última noche de campamento de verano. No hace falta ser un lince para ver que esta situación, con tanta revolución hormonal, es una olla a presión a punto de estallar en una tremenda bacanal. Y no es que sean imaginaciones mías, pues la historia arranca con la premisa de «a ver qué parejita garcha», siendo este el motivo por el cuál uno de los chavales sabotea la furgoneta con la que deberían irse dejándolos atrapados en el campamento. Como no podía de ser de otro manera, pronto se va todo a la puta y en vez de garchar entre ellos son una serie de criaturas del averno las que se empiezan a garchar a estos adolescentes en una orgía de muertes sangrientas con buenos toquecillos gore que serán una delicia para todo amante del género de terror, en especial del slasher (Hay alguna que otra decapitación muy bestia). Y poco más puedo comentar del argumento más allá del contexto, pues al final el desarrollo del juego irá variando en función de las decisiones que vayamos tomando como jugadores siendo necesarias varias partidas para poder explorar todos los caminos que ofrece The Quarry.

Con esa carita de parguelas enharinados no es de extrañar que caigan como moscas…

De modo similar a otros títulos del género, el objetivo del jugador será que el elenco de protagonistas sobreviva o que muera, porque estos videojuegos suelen traer un trofeo de «Mueren todos». Bueno, en mi caso, llamadme psicópata, me quedo con algo intermedio y es que cuando me enfrento a estos videojeugos me dedico a hacerlo mal a propósito con aquellos personajes que me dan rabia para que mueran rápido y de ese modo poder centrarme en aquellos personajes que me caen bien. Aunque normalmente no tengo motivos para cargarme a ningún personaje, en The Quarry de entrada ya sabía que Emma la «Hamster», pues tiene una desproporción mentoniana que hace que parezca que tenga dos cojones metidos en la boca todo el tiempo, Max «Juventudes del PP» y «Pagafantas» Nick debían morir. Lo cierto es que a mitad camino me arrepentí sobre Emma y quise que sobrebiviera pues, como buen amante de las telenovelas turcas de Netflix, quería que resolviera su enjundia sexual con «Ciclitos Sensibles» Jacob. Lamentablemente, The Quarry guardaba un destino aciago para ella, pues fue la primera en palmar de una forma un tanto abrupta e inesperada por una decisión errónea tomada por un servidor.

¿Morfología facial extraña? No, un par de cojones metidos en la boca.

Empleando esto último como gancho, quería comentar que en cuanto a dificultad The Quarry me ha parecido un tanto más injusto que Until Dawn y los juegos de The Dark Pictures (Aunque nada tan injusto como el puto final de Little Hope…), aunque no por ello menos divertido. En The Quarry la muerte acecha tras cada esquina, literalmente, tal como reza su tutorial y mientras que en los otros títulos anteriormente mentados si la liabas por lo general te daban más oportunidades para salvar a los personajes, en The Quarry una mala decisión te suele llevar al hoyo sin que puedas hacer demasiado al respecto. Esto supone un arma de doble filo pues por una parte consigue mantenerte más tenso y que lo pases peor a la hora de tomar decisiones, lo que se agradece en este tipo de juegos, pero por otra parte resulta un tanto frustrante que una decisión «inocente» termine de forma abrupta con la vida de uno de los personajes. Al final en mi partida todo esto ha supuesto que murieran todos los personajes, algo que no me había pasado en ninguno de los otros juegos, aunque por suerte me pasó prácticamente al final del último capítulo, por lo que pienso que no me he perdido demasido del juego. Aunque este enfoque más «asesino» a mí personalmente me ha gustado más, puedo entender que no sea plato de buen gusto para todos.

The Quarry no se esconde a la hora de mostrar sangre e incluso desmembramientos.

Cambiando de tercio, en la esfera de la jugabilidad el juego es más simple que el mecanismo de un botijo y se resume en avanzar de una escena a otra tomando decisiones entre A y B mientras se alternan momentos de «Walking Simulator«, para recolectar algunos coleccionables, y escenas QTE en las que tendremos que pulsar únicamente los botones direccionales o apuntar un arma, mucho más sencillas que las de juegos previos en las que entraban casi todos los botones del mando. También existe una mecánica de aguantar la respiración, al más puro estilo de los «latidos» de The Dark Pictures, pero mucho más simplificada que a la postre termina siendo una tremendísima gilipollez que sinceramnete no entiendo por qué han incluído en el juego (Una mecánica que consisten en mantener apretado «X» hasta que desaparezca el bicharraco que te acosa… Yo que sé, mucha gracia tamoco tiene). Debido a la simplicidad de su apartado jugable, The Quarry me resulta bastante más «peliculero» y centrado en lo cinemático que Until Dawn o los títulos de The Dark Pictures. Como viene siendo marca de los desarrolladores, esta toma de decisiones viene respaldada por una jarana de pistas y recordatorios de los caminos escogidos que se pueden consultar en el menú y que pueden orientar al jugador a la hora de escoger el derrotero «correcto». Del mismo modo, tampoco podían faltar los putos flashforwards de mierda, en este caso en forma de cartas de Tarot, que aunque su finalidad sea ayudarte a salvar a alguien terminan haciendo que te líes y que el personaje en cuestión que quieres salvar termine muriendo. Encima las cartas te las lee una maldita vieja chocha muy desagradable que te has de tragar cada vez que terminas cada uno de los once capítulos que trae el juego. Para mas inri, la muy decrépita me lió e hizo que tomara una mala decisión que acabo con la vida de «Fucking Boss» Laura. Jamás te lo perdonaré vieja de los cojones, jamás.

La vieja sudorosa y decrépita es el verdadero enemigo del juego.

En cuanto al apartado técnico, visual y sonoro se nota que, a diferencia de lo que ocurre en The Dark Pictures, en The Quarry se han gastado los titis y han ampliado presupuesto, teniendo este una factura técnica y visual superior a la vista en Until Dawn y, por supuesto, al paso atrás que supuso en este aspecto The Dark Pictures. Hay algunas escenas, generalmente amparadas por un juego de sombras que oculta las costuras de lo digital, que parece que estén rodadas con actores reales. La recreación facial es espectacular (Hasta puedes ver el par de cojones dando saltos dentro de la boca de «Hamster» Emma) y no se han cortado un pelo en poner sangre a manta cuando la escena lo exige. Eso sí, enmedio de semejante cornucopia gráfica hay que mencionar que las físicas del agua son penosas no, lo siguiente, pues parecen sacadas de la Nintendo 64. De verdad, sabéis que no soy de quejarme ni de señalar estas cosas, pero es que es algo exagerado de verdad y que llama mucho la atención. Las físicas del agua son tan cutronas que te llegan incluso a sacar del papel en algunas escenas. Os dejo aquí el ejemplo en tremendísimo vídeo de YouTube:

Queda claro que el juego tiene sus cosillas y que se le ven algunas costuras, pero nada que impida que un amante del terror, especialmente si le gusta el rollete «slasher adolescente», le de un tremendo homenaja a su tula jugando al juego. Además, me da la sensación de que el juego da mucho de sí en lo que a rejugabilidad se refiere ya que la toma de decisiones tiene un peso muy importante en el desarrollo del argumento (A diferencia de juegos como The Wolf Among Us de TellTale Games o los propios The Dark Pictures en los que, especialmente el primero, parece que todos los caminos terminen llevando a Roma). Lo cierto es que una vez terminé con The Quarry tuve la tentación de rejugarlo para ver si descubría qué pasaba al final si salvabas al menos a algún personaje pero hay un PERO en mayúsculas, vamos un auténtico ñordo en el planteamiento del juego, que hizo que de momento desestimara la idea. Y es que resulta que en The Quarry no hay ninguna opción, o almenos ninguna que este mentecato que os escribe haya encontrado, para pasar rápido diálogos y escenas. Mi idea a la hora del rejugar el juego era tomar otras rutas y explorar distintos caminos, no tragarme otra vez las mismas escenas, menos cuando tenía el juego tan reciente. No hubiese estado de más tener la opción de saltar rápido algunos diálogos para llegar pronto al meollo de la cuestión en sucesivas partidas tras la primera…

En resumidas cuentas The Quarry ha sido una inesperada y muy grata sorpresa que he disfrutao de sobremanera, superando a mí culito de referencia en el género hasta la fecha que era Until Dawn. Un título muy recomendado tanto para amantes del terror como para aquellos que les gusten los videojuegos del género de las «películas interactivas» o cómo cojones se llame y que, por su temática, viene de perlas para esta época del año. Más imprescindible que una pajilla matutina desde luego.

En The Quarry hay escenas que te ponen los pelos de punta.

Tras tremenda aseveración pasemos a la tradicional entrega de galardones:

Y a la innecesaria a la par que imprescindible pregunta… ¿Merece la pena soltar la gallina y comprar The Quarry?

5 comentarios sobre “The Guarry: Terror Adolescente y Veraniego

  1. Mmm… Suena interesante, pero no es nada que Until Dawn no haya hecho antes supongo y personalmente como anda este de precio y sin haber jugado todavía nada del palo, le daría antes a la exclusiva de Sony y ya cuando las buenas acompañen proceder con este, porque según lo que tengo entendido los juegos de Dark Pictures son malos de narices.

    Por lo demás excelente analisis de The Mierdy, digo Guarry digo Quarry, un besito Araldcito y un choque de tulas para usted 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por dejar tu simiento blanquecina por estos lares maese Spigol abanderado de la tula! The Quarry no deja de ser un sucesor espiritual de Until Dawn por lo que, por cuestiones de precio y de acceso, y porque también es un juegazo, te recomiendo que pruebes primero el Until Dawn si no tienes experiencia en el género para ver si te gusta o no. A fin de cuenta todos estos videojuegos de Super Massive no dejan de ser «pelijuegos» cortados por el mismo patrón y con pequeñas variaciones.

      Los de The Dark Pictures no me parecen malos, como mucho el primero, Man of Medan, sí que es bastante regular pero los otros dos no están mal (Eso sí, se nota que son de menor presupuesto que el Guarry o el Until Dawn y no llegan a la misma inmersión).

      Al final es cuestión de gustos y si te gusta el cine de terror, como a un servidor, son juegos que se disfrutan. Un saludo y gracias por pasarte de nuevo Spi. Un abrazo de tulas enroscadas.

      Me gusta

  2. Mira que nunca me ha dado por probar un juego del género, aunque en cierto modo me llame la atención, pero tras leer tan tremebundo ANALisis, debo reconocer que has despertado cierto interés en mi personita.

    Me mola mucho la temática, ese rollo de adolescencia desperdiciada a la que nunca volveremos, unido a los litros de sangre que parece destilar el juego, y a la oportunidad de destular a aquellos miembros de la pandilla que no nos caigan bien, son cosas que en cierto modo me camelan.

    Me echa un poco para atrás, eso sí, que el juego pueda ser un poco lento para lo que me viene gustando a mí. No obstante, visto lo visto, si aparece alguna oferta interesante (ni de coña pago a precio completo con el riesgo que ello implica XD), es altamente probable que le pegue un tiento.

    Como siempre, gracias por ilustrarnos con tu enorme sapiencia, amado patrón. Que la tula guíe tu camino hacia la salvación.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por pasarte y comentar pequeño amigo de tula prominente! Has de tener en cuenta que The Guarry y derivados son «pelijuegos», pero «pelijuegos» de verdad, así que jugabilidad y cancaneo como acostumbra vuestra merced pues no encontrarás demasiado. Eso sí, como te va el cine de terror como experiencia interactiva del género no están nada mal. Si no has probado el género, al igual que he hecho con Spi ENP, te recomiendo que pruebes primero Until Dawn porque es muy similar y lo vas a encontrar mucho más barato (Además, creo que viene incluido en el PS Plus).

      En todo caso, si pruebas el Guarry o el Until Dawn, estaré deseoso de leer tus impresionantes y anales impresiones. Un saludo y un besito tulero. Que la tula resople y eyacule a tu favor.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s