El Coitus Interruptus de Pokemon Iberia

Pokemon es la típica mierda que, por mucho que intentas dejar, al final terminas volviendo a consumir. Hacia tiempo que no hablaba de Pokemon por estos lares de bonanza y huevada generosa pero hace unas semanas un colega me habló de las virtudes de Pokemon Iberia, un fangame en clave de humor localizado en España creado por el usuario EricLostie, y decidí que debía probarlo. Sin duda al colega que me lo recomendó le tendré que invitar a unas cañas en algún antro porque vamos, hacía tiempo que no me reía tanto con un videojuego. Aunque bueno, tampoco son todo rosas en el Monte de Venus y a veces puedes encontrarte con alguna desagradable y purulenta sorpresa, pero de esto hablaré más adelante… Sin más dilatación, es hora de sacar al legendario y hablar de Pokemon Iberia.

Yo con este juego me he cagado de la risa. Como comentaba previamente, Pokemon Iberia situa la acción en la región de Iberia, en la cual encarnaremos a un entrenador Pokemon de Albacete el cual se convierte en entrenador al ver que su futuro laboral es más oscuro que un ojete. Guiados por el profesor Félix Rodriguez de la Fuente, deberemos recorrer varias ciudades así como entornos naturales característicos de nuestra geografía atrapando Pokemon, lidiando con los miembros corruptos de los partidos políticos de nuestro país (Que tomarán el papel de equipos villanos) y enfrentándonos a una conspiración de escala nacional que está poniendo en riesgo el futuro de la región de Iberia. Todo esto, por supuesto, con una base de un humor y crítica muy «de la calle» que no se corta un pelo en reírse de los típicos estereotipos sociales y regionales de los habitantes de España. Si tuviera que hacer un listado de todo lo que me ha hecho reír sería algo imposible ya que cada puto diálogo tanto de entrenadores como de NPCs es una maravilla. Desde los entrenadores «típicos» que aquí son sustituidos por chonis, perroflautas y cuñaos, hasta las formas regionales de los Pokemon que en Valencia por poner un ejemplo serían la línea evolutiva de Lotad que en vez de tener el nenúfar en la cabeza tiene una paella. Eso por no mencionar las constantes referencias a los personajes memes de nuestro país tales como el Chucky de Cieza o los pistoleros del Eclipse. Y es que todo el juego es así, una puta risa. Cuando empecé a jugar hasta pensé en ir sacando capturas de pantalla de aquello que me resultaba más gracioso para cuando escribiese esta entrada pero al final decidí no hacerlo para no estropear sorpresas y que cada uno juzgase por si mismo. Tan solo diré que si se crease un juego en la línea del humor que tiene este blog, yo lo imaginaría como este Pokemon Iberia. Os dejo algunas capturas, de distintas versiones, sacadas de Google:

Aunque yo a este juego he llegado un poco tarde, sí que me enteré cuando se publicó de toda la polvareda que levantó (Es lo que tenía utilzar Twitter). Incluso prácticamente tres años después de su publicación cuando buscas Pokemon Iberia en Google salen numeroso artículos de periódicos de tirada nacional hablando de la polémica del juego así como artículos de «medios menores» que ponían al juego de homófobo, fascista, racista, misógino… Bueno, el circo de mierda que se monta día sí, día también, en Twitter y derivados. Tampoco quiero entrar al trapo con esto porque me parece bastante penoso y no le encuentro sentido alguno a esta moda de «todo me ofende», victimización y de denuncia en redes sociales, más allá que el buscar rascar cuatro «Me Gusta» y tres «Retweets» para encontrar la viralidad al tratar un tema sensible (Hay que tenerlos bien puestos para sacar pecho con alguno de estos temas y a la mínima que el tuit de turno tiene repercusión publicar el típico «Sígueme en Instagram para leer más basura» o «Ya que esto es viral escuchad esta canción»). Es que me parece denigrante y hasta creo que le terminan haciendo un flaco favor a esos movimientos tan necesarios y con tanta lucha detrás como lo son el feminismo o el movimiento LGTB. No sé, me parece de un gilipollismo y un absurdo desmesurado poner el grito en el cielo por uno o dos chistes de los mil que aparecen en un videojuego creado por un barbas de internet con la intención de ser completamente satírico, además de que es ofensivo con todo el mundo, no solo con colectivos concretos. Bueno, y tampoco hace falta tener muchas luces para ver que aquellos que más alzaban la voz únicamente se habían dedicado a compartir capturas y siquiera habían tocado el juego. Un bocadillo de choped especial y pajilla para ese gurrumino que tras jugar treinta minutos al juego (Según él una porción más que considerable y suficiente para tener una opinión fundada) renegaba que el videojuego no debería de siquiera existir porque hace apología al fascismo. Lo que no entiendo es porque aún no han fichado a este iluminado en Meristation… En resumen y la lectura que puedo sacar de todo esto, porque paso de darle más bombo: menos mal que he mandado a tomar por culo a Twitter y a todo su circo de payasos, menos mal…

Oh mamma…

Volviendo a las andadas, Pokemon Iberia también incluye una serie de mecánicas «destacables» que también me gustaría mencionar. En primer lugar estaría el equilibrio de las estadísticas de los Pokemon. Con ese «no juzgues a un Caterpie por su cubierta» o «no juzgues a Jordi ENP por su cubierta» que reza el juego, en Pokemon Iberia se han modificado las estadísticas de las criaturas para que todas estén más o menos a la par y que no existan los abismos de estadísticas que encontramos entre algunos Pokemon de los juegos tradicionales, algo que no sé por qué cojones aún no han hecho los de The Pokemon Company. Por fin he podido jugar con un Beedrill en condiciones que podía hacer gala de su oronda y punzante tula sin que fuese un parásito de experiencia más flojo que el pellejo de una mierda. Otro aspecto a mencionar sería el del Repartir Exp, el cual a modo de hermandad sororitaria divide la experiencia a partes iguales entre los Pokemon a los que se aplica, que no tienen por qué ser todos, lo que impide en cierto modo que el equipo de Pokemon del jugador crezca demasiado respecto al nivel que traen los desafíos del juego. También mencionar la genialidad de las cervezas regionales, las cuáles podremos adquirir en las distintas regiones de Iberia (Estrella Levante en Murcia, Estrella Galicia en Santiago de Compostela…) y cuyo efecto será restaurar la salud de los Pokemon a riesgo de que debido a la cogorza terminen dormidos o envenenados («Alcohol na más, sin drogas y sin nah, pa’ qué?»). Por último decir que el juego es bastante desafiante. Aunque más allá de uno de los primeros guardia civiles que enfrentas y del primer gimnasio en el cual Pérez Reverte me dejó el culo como un bebedero de patos en múltiples ocasiones por la elección de mis Pokemon iniciales, el resto de desafíos me han parecido que tenían una dicultad bastante justa, llegándome a ver en más de una ocasión contra las cuerdas y utilizando objetos a mansalva para alzarme con la victoria. Y se podrían mencionar muchas más cosas como las formas de regionales exclusivas de algunos Pokemon, la infinidad de misiones secundarias… Pero bueno, si queréis descubrir más ya os descargáis el juego, vagos de mierda (U os metéis en la Wiki del juego que está de puta madre: Pokemon Iberia Wiki).

La cervecería de Estrella Galicia, un sueño hecho realidad.

Para ir cerrando el analísimo ANALisis quería dar un par de pinceladas al apartado técnico y al por qué he dejado el juego «a medias» (Con esto último me gano un puesto fijo en el staff de Vandal). Pokemon Iberia está desarrollado con RPG Maker (No me preguntéis con qué versión porque no lo he buscado) y tiene unos gráficos propios de los juegos de GBA (Eso sí, con un diseño de escenarios y un mapeado que se folla y refolla a lo original de Nintendo). Respecto a los gráficos aunque algunos sprites originales de Iberia se ven algo pixelados de más y chustos (Por ejemplo el del Pokemon Shynx y sus evoluciones), lo cierto es que en líneas generales son una pasada. Sobre la música poco puedo decir porque he jugado en un PC muy regulero en el que habitualmente no me funcionaba el sonido, pero lo poco que he podido escuchar esta consitutido por melodías muy patrias que creo que le tienen que dar al juego un plus de puta madre. En cuanto al rendimiento, pese a jugar con un PC al que le cuesta incluso arrancar el Firefox, lo cierto es que me ha funcionado todo bastante fluido, por lo que con un PC u otro dispositivo más del siglo XX no creo que de mayores problemas… Aunque a mí sí que me ha dado un problema del tamaño de la tula de Blackzilla, tal ha sido dicho problema que me ha dejado la partida colgada y ya no he podido continuar y este es el motivo por el que he dejado el juego sin acabar porque sinceramente no me apetece volver a rehacerlo todo y menos con este PC de mierda. La cuestión es que al entrar al gimnasio de Rosalía (entiendo que de Castro y no la choni de la motomami), el séptimo, y al hablar con el NPC que da normalmente una botella de agua Lanjaron (Salvo en Barcelona), el juego me dio un error de script o no se qué cojones cerrándoseme automáticamente tras un mensaje en el que me decía que por seguridad se guardaba la partida para que no perdiese datos (Menos mal que EricLostie piensa en todo…). Pues bueno, tras reabrir el juego y cargar la partida el personaje se me ha quedado colgado y no va «ni pa’ lante ni pa’ tras», como cuando se te queda un pelillo púbico ahí enroscado en la campanilla, ni siquiera dejándome abrir el menú (Puto EricLostie…). Así que bueno, no sé si se podrá solucionar o qué pero la cuestión es que de momento, y aunque me jode, ante tal coitus interruptus he decidido dar por finiquitada mi aventura por Iberia (Aunque me hubiese gustado batirme en duelo con Felipe VI la verdad…).

Balance Final: ¡GUEIMPESS / A UN / EURU!

Y poco más que añadir pues me niego a remover el tazón de mierda de la polémia. Este Pokemon Iberia en cierto modo, debido a esa mezcla de humor negro, ácido y castizo, me ha recordado a los míticos juegos de «Sine de Barrio». Estos, hechos también con RPG Maker, hicieron que me despollara vivo en los early-mid 2000 con un humor muy crítico y soez hacia la política de aquel entonces. Si mal no recuerdo se trataba de tres entregas (aunque yo únicamente jugué a las tres primeras) que si bien distan mucho de la fáctura técnica que tiene este Pokemon Iberia, pienso que son una joyita cuyo humor sigue siendo plenamente disfrutable para quellos que crecimos en aquellos años. Y para cerrar, si no sois unos mentecatos cristalinos que se ofenden porque un barbas de internet cuenta un chiste sobre un colectivo con el que os sentís identificados, os recomiendo encarecidamente este Pokemon Iberia. Si me tuviera que quedar con algún aspecto me quedaría con los estereotipos de cada región de España (Si me he podido reir con la parte de mi tierra, Valencia, con el Aeropuerto fantasma de Castellón, las constantes referencias a la paella y a la horchata, la rocosidad de los tetes, los despojos de la ruta del bacalao en los controles de alcolhemia, que se nos pinte como ignorantes votantes del «Partido Gaviota» a los que les gusta que les privatice todo…).

¡Ah se me olvidaba! Es necesario que veáis al Lotad paellero:

Y bueno, como no podía ser de otro modo pasemos a la tan ansiada entrega de galardones:

Y a la eterna pregunta… ¿Merece la pena soltar la gallina en un poco de priva y de perico para pillarse un buen viaje a la hora de descargarse y jugar a Pokemon Iberia?

2 comentarios sobre “El Coitus Interruptus de Pokemon Iberia

  1. Jugué un poco hace muchísimo tiempo cuando estaba en beta, que te podías enfrentar al pequeño Nicolás y ahí terminaba la vaina, es más el juego no tenia formas regionales, ni lo que mencionas de las estadísticas, ni siquiera había iniciales propios como quien dice. Así que quizás cuando me de le picada y ahora que está terminado le de un tiento como dios manda.

    La verdad es que yo también me enteré de toda la movida alrededor del juego y es una lastima que todo el mundo se tome las cosas tan mal, cuando el juego es una parodia y está hecho para reírte y ya esta, metiéndose con todo el mundo en general, pero bueno, así están las cosas a día de hoy, que la gente es de cristal y como ya digas o hagas algo fuera de lugar, vete olvidando…

    Por lo demás, si este blog esta muy afín a lo que es el espíritu de Pokémon Iberia xD Lastima que no pudieras terminarlo del todo, pero si algún día lo haces supongo que ya nos lo contarás. Un beso, un choque de tulas y que vaya bien ^^

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por pasarte Spi! La verdad es que lo que comentar de la versión beta ni me suena, supongo que el pequeño Nicolás seguirá apareciendo pero más adelante de lo que me quedé (Se ve que el juego tiene hasta DLCs y todo, o sea que hay Pokemon Iberia para rato).

      Pues si algún día te apetece jugar a algo de Pokemon yo te lo recomendaría, porque fuera de todo el tema de las risas a mí sí que me parece un buen juego de Pokemon mecánicamente, por encima de los juegos oficiales.

      Gracias por pasarte Spi y por reconocer la supremacía de la Tula en el mundo ¡Un choque de tulas!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s