Millasaki y el Poder de la Amistad: Análisis de la Asequibilidad de Elden Ring

En el momento actual, estoy en una fase de bloqueo ludonarrativo por lo que aunque tenía ganas de escribir no sabía muy bien de qué hacerlo. He dejado de visitar Twitter con asidiudad, por lo que su ponzoña ya no alimenta mis entradas, y estoy a la espera de terminar el juego de Super Mario y los conejos para traer una entrada al respecto. En este contexto de yermo creativo, azotado por la desazón propia de aquel que lleva horas cagándose y por cuestiones de la vida no puede ir al baño, he pensado que sería una buena idea, después de leer lo propio de Suso de DOSENTUFF sobre Horizon Forbidden West, traer una entrada con mis impresiones iniciales sobre el videojuego de moda: Elden Ring (A ver si hablando de cosas populares me visitais más hijos de puta, que por aquí últimamente solo se pasan los cuatro abonados que tengo comprados mediante placer carnal). Por tanto, hablaré un poco sobre mi experiencia inicial con el juego y centraré mi discurso en el concepto de la «asequibilidad» (Palabra la cual al pronunciarla parece que tengas una tula en la boca), sin abrir el clásico melón de la «dificultad de los Souls». Un poco la idea sería animar a probar el juego a aquellos que piensen que pueda ser demasiado dificil para ellos o que se vean amedrentados por el típico discurso del Soulbro que se pasa el juego sin invocar o no utilizando determinados tipos de personaje. Adelanto que Elden Ring, como todo juego de From Software del mismo corte, no es para todo el público, pero sí que es cierto que me parece mucho más accesible y asequible que otros títulos del estudio.

Al tratase de unas impresiones niciales esta entrada la voy a escribir con unas 30h de tiempo de juego a mis espaldas (Empecé a escribirla con 20h, pero con el vicio que llevo igual me paso el juego antes de terminarla), por lo que aunque pueda hablar con propiedad y colgarme ya la acreditación de «Periodista de Videojuegos», aún queda mucho juego por delante por lo que esta entrada apuede que envejezca mal. Antes de empezar, para aquellos que tengais unos frágiles testículos u ovarios de cristal, no voy a hablar más que de los compases iniciales del juego pero todo sea dicho que he visto a gente ofenderse por capturas de pantalla de escenarios y por descripciones de ciertas mecánicas. ADVERTENCIA: Esta entrada al ser bastante buenrollera puede causar urticaria, hemorroides y estreñimiento pertinaz a los Gamer TM, Soulsbro y demás gilipollas narcisistas del mundillo.

Miyazaki aprueba el contenido de esta entrada con su «visión de autor» cada vez más cerca de los jugadores y más lejos de los Soulbro rancios.

Elden Ring empieza como nos tienen acostumbrados los buenos de From Software: con una cinemática muy poética de la que no se entiende ni papa y en la que parece que cuatro o cinco pavos (Que se intuye que van a ser luego los jefazos del juego) están metidos hasta el cuello en un fregao que tiene que ver con el Círculo de Elden. Tras esta carta de presentación, aparece nuestro personaje que tiene que ir guíandose por la Gracia (Las hogueras de toda la vida) para recuperar el Círculo de Elden (Creo que no me he enterado una mierda del argumento). Entonces, antes de empezar siquiera con el tutorial, aparece un bicharraco que te viola con furia con múltiples manos y cuchillas para mostrarte cuál es la filosofia de From Software y empezar de este modo con el tutorial «verdadero». Superado el tutorial, creyéndote el puto amo por haber derrotado a un «jefe» de garrafón que es una especie de soldado, apareces en una gratificante y extensa campiña en la que empieza el «mundo abierto» del juego. Lo primero que te encuentras en esta campiña es un bicharraco a caballo que hace contigo la de «Holocausto Canibal» con su portentosa alabarda… ¿Y por qué os cuento toda esta mierda? Porque esta es la principal característica que hace que Elden Ring sea la entrega más asequible del ecosistema Souls ¿Como va a ser asequible que un jinete y su semental te perculen? No por es el hecho de que te sodomicen y humillen, es porque el tutorial no había terminado ya que este es el modo en el que Miyazaki te explica la filosofía de Elden Ring: si no puedes con un enemigo, date un rodeo y ya volverás a por él más tarde.

No es infrecuente encontrarse en las Tierras Intermedias con enemigos que nos superen en nivel y nos dejen el culo como un bebedero de patos. Por suerte existen numerosas rutas alternativas que permiten dejar estos enfrentamientos para otro momento.

La posibilidad de obviar un enfrentamiento que se te atragante para realizar ciento y una tareas que aumenten tu experiencia de juego y que refuercen a tu personaje, para de este modo retomar el enfrentamiento con más garantías de éxito, es lo que pienso que hace a Elden Ring mucho más asequible para un público general que sus predecesores. Mientras que en Dark Souls, mucho más «lineal», hubiesemos tenido que repetir decenas de veces el enfrentamiento o nos hubiesemos visto obligados a farmear para fortalecer al personaje, en Elden Ring podemos optar por hacer otras cosas y volver en otro momento. Tres horas más tarde, montado en nuestro propio jamelgo, con un armamento renovado y unos cuantos niveles por encima, las tornas cambian y será este minijefe el que acabará con el culo como la bandera de Japón. Esta máxima es algo que se irá repitiendo durante los siguientes compases del juego. Por poner otro ejemplo, el enfrentamiento contra el primer gran jefe argumental, un señor bastante enjuto con un bastón, lo podemos tener tras poco más de media hora de juego si vamos muy a piñón pero lo más probable es que os machaque las pelotas a bastonazos, a no ser que seais unos putos «pro» del carajo. En mi caso tras varios intentos frustrados, decidí explorar otras regiones y tras conseguir nuevo armamento y las cenizas de invocación de una especie de guerrero apache que metía unos flechazos de la hostia, el enfrentamiento contra el jefe fue pan comido.

Hablando de las «cenizas de invocación», estas suponen una nueva mecánica dentro del Soulsborne que permite en determinados momentos del juego (Por lo general enfrentamientos contra jefes) invocar una criatura espiritual que asistirá al jugador en combate. Esto es un claro alegato a la «asequibilidad» y una carta de amor de Miyazaki a aquellos jugadores que nos fascinan sus videojuegos pero que por cuestiones vitales no queremos calentarnos demasiado la cabeza cuando jugamos. Al igual que las invocaciones clásicas de los Soulsborne, el principal cometido de estas cenizas de invocación, más que hacer daño, será distraer al enemigo para que el jugador se tome un respiro para curarse o recuperar energía sin ser constantemente acosado (Porque todo hay que decirlo, los jefes de Elden Ring son más acosadores que varón Gamer TM de Twitter cuando una mujer sube una foto con un mando de consola en las manos). Aunque solo podamos utilizar una ceniza de invocación por combate, el disponer de una invocación «a la carta» os puedo asegurar que marca la diferencia en lo que a dificultad se refiere.

Las cenizas de invocación deben de ser como una patada a los huevos para el Soulsbro de turno puesto que suponen una mecánica novedosa que cambia por completo tanto la dificultad como el modo de afrontar el juego.

Después tendríamos las invocaciones clásicas, bien de NPC o de otros jugadores si jugamos en cooperativo. En mi caso no he necesitado recurrir a la opción del multijugador puesto que por el momento he podido avanzar sin demasiada complicación con las invocaciones que el juego trae de base. En este aspecto, la novedad es que se ha aumentado la cantidad de invocaciones simultáneas que puede haber en combate (4 o 5 si no me equivoco), otro claro ejemplo de por qué Miyazaki apuesta por el poder de la amistad, la diversidad de opciones a la hora de afrontar un desafio y la accesibilidad en esta nueva entrega. Yo solo he tenido que recurrir a la invocación multitudinaria en el enfrentamiento contra Radahn, en el que se pueden invocar tantos NPC que aquello parece una orgía de fin de semana de «El Romaní».

Esta clara apuesta por la invocación de ayudantes tiene un por qué y es que la mayoría de jefes principales son bastante cansinos y acosadores por culpa de combos interminables, movimientos que rozan lo absurdo y pocas aperturas en sus defensas. Tampoco es despreciable el número de enfrentamientos contra dos jefes simultáneos. Por tanto no es de extrañar que Millasaki & Co hayan optado por fomentar el que no seas un puto antisocial e invoques a tus amigos para que te saquen las castañas del fuego o, al menos, si no tienes amigos puedas tirar de algún NPC enjuto o de las cenizas de invocación para tener algún que otro respiro y poder curarte en los enfrentamientos más complicados. Ejemplo de esto lo tendríamos en el enfrentamiento con Radahn, el jefe que comentaba previamente, el cual parece puesto hasta arriba de droga canibal y no imagino el tener que enfrentarse a él sin poder invocar por lo bruto que es en sus ataques y combos…

¿Quedar con los colegas para liarse unos petas? Que va, mucho mejor ir de paseo por las Tierras Intermedias.

Cambiando de tercio, otro aspecto que en terminos de accesibilidad a mí me ha encantado ha sido la gran cantidad de puntos de control que tiene el juego en caso de que maten al personaje. Por una parte tendríamos los «Puntos de Gracia», que serían las tradicionales «hogueras», y por otra parte tendríamos las «Efigies de Marika» (Ahorrénse el chiste), situadas antes de los jefes y que si bien no ofreceen las bondades de los Puntos de Gracia sí que sirven como punto para reaparecer en caso de muerte violenta. Esto pone fin al bodrio infecto de tener que recorrer medio escenario para alcanzar la habitación del jefe entre intento e intento cuando si este te mataba, algo que desde mi punto de vista era lo más sinsentido, lastrante y frustrarte del resto de Soulsborne. Entiendo toda la filosofía de morir cien veces contra un jefe para aprender y superarse, pero quien diga que era una buena idea tener que repetir una y otra vez la caminata previa al jefe con cada intento es que le gusta que se le caguen en la cara… Os podéis hacer una idea de lo contento que estoy con este nuevo enfoque solo con decir que el hecho de que hubiese más puntos de reaparición, y en especial antes de los jefes, fue el mayor motivo que hizo que me decidiese por la compra de Elden Ring.

Hablando de Puntos de Gracia, estos además de sus multiples funciones de «hoguera», también van a servir de puntos de viaje rápido con la ventaja de que dichos viajes van a estar disponibles desde el principio del juego, no precisan la utilización de consumibles y los vamos a poder realizar directamente desde el mapa sin necesidad de acudir a otro Punto de Gracia para iniciar el teletransporte. Esto, sinceramente, me parece la polla pues hace de la exploración algo mucho más ágil y gratificante, lo que se agradece de sobremanera en un mundo tan amplio e inmenso como el de Elden Ring. Pensaba que iba a acabar con el culo escaldado de tanto hacer y rehacer las mismas caminatas pero nada más lejos de la realidad. Muy bien por Miyazaki, el amigo de los niños.

El mapa da para paja pues cuenta con numerosos puntos de viaje rápido lo que supone una auténtica gozada.

Para cerrar con las bondades de Elden Ring, en lo que a asequibilidad se refiere, quedaría hablar del jamelgo o jaco: Tormentera (Aunque la verdad es que no sé si es yegua o jaca… ¿Algún mamporrero que nos lo confirme?). El caballo no solo es un instrumento para pillar un buen colocón, sino que también servirá para otorgarnos velocidad a la hora de explorar y como herramienta para el combate en escenarios abiertos ¿Y por qué lo considero un elemento de asequibilidad? Porque los combates encima del caballo, en especial contra «enemigos básicos» (aunque los de jefes también), a mí me resultan tremedamente fáciles ya que la estrategia de «golpear y esquivar» es mucho más sencilla de aplicar a lomos del corcel. Un ejemplo de ello serían los múltiples dragones y otros enemigos «titánicos» que iremos encontrando por el mapa: temibles en apariencia y con ataques muy poderosos, pero mecánicamente muy sencillos de derrotar gracias a la ayuda de nuestro rocín.

¿Algún mamporrero que se preste?

¡Ah! ¡Se me olvidaba! Existe un pequeño «truco» para pausar el juego (Los padres jugones del mundo hacemos una ovación, nos la meneamos en honor a Miyazaki por tan bello detalle y le llenamos la cavidad oral de leche de tubo a todo aquel Soulsbro de mierda que se opone hasta a que haya un botón de «pausa»… Malditos acompleajados de nardo…). Digo truco porque no sé si se consideraría un bug o si está hecho a propósito, pero lo cierto es que con sucesivas actualizaciones no lo han corregido así que parece bastante lícito. Para pausar el juego «simplemente» (porque tampoco es que sea tan rápido y sencillo como pulsar un botón) hay que abrir el menú y pulsar la opción de descripción del frasco de curación. Una pausa «impostor» desde luego, pero que a mí me ha salvado en más de una ocasión cuando he tenido quer atender a alguno de los críos por la noche.

Pero no todo es oro, ya que siempre estamos a tiempo de comernos un buen ñordo, y es que cuando hablamos de misiones o encargos el concepto de asequibilidad se disipa. En este aspecto Elden Ring sí que toma el testigo de los Soulborne clásicos por lo que a la hora de enfrentarse a una misión o un encargo secundario vamos a tener diálogos chungos, indicaciones imprecisas y NPC que desaparecen misteriosamente y sin dar explicaciones, exactamente lo mismo que ocurre si le preguntáis a un Soulsbro o a un Gamer TM sobre la anatomía genital femenina. Si bien entiendo el romanticismo de este tipo de propuesta en Bloodborne o en Dark Soul, en un mundo tan inmenso como el de Elden Ring pienso que no tiene mucha cabida, ya que hace que estas misiones terminen diluyéndose demasiado siendo algunas de ellas son prácticamente imposibles de descifrar y completar sin una guía que te revele «dónde ha ido ese personaje que ha desaparecido sin decir absolutamente nada». Buscar agujas en un pajar. En mi caso he empezado varias misiones y he terminado unas menos, algunas de ellas por pura casualidad y necesitando para un par hacer uso de una guía, y ahora mismo no tengo ni idea de cuántas misiones tengo activas ni cuál es la trama de muchas de ellas. Eso por no contar la cantidad de misiones que me habré dejado en el tintero todo y que he realizado una exploración relativamente concienzuda de las distintas zonas que he visitado. Lo que quiero decir con esto es que en un mundo tan grande y con tantas misiones qué menos que tener un pequeño registro de misiones que te recuerde que hablaste con «X» personaje que te dijo que hicieses «Y» cosa… Nada más: ni flechas, ni señales en el mapa, ni misiones guiadas… Simplemente un recordatorio de lo que estabas haciendo para aquellos que no podemos jugar todos los días o no podemos dedicar muchas horas en cortos periodos de tiempo.

No me acuerdo de lo que cené ayer y me voy a acordar de los diálogos crípticos de decenas de NPC…

Con todo el pescado puesto en el asador, os voy a dejar un breve e ilustrativo resumen de lo expuesto para aquellos que tengáis la comprensión lectora de Paquirrín:

A favor de la Asequibilidad

  • Mundo abierto. Múltiples opciones.
  • Aumento del número de invocaciones simultáneas.
  • Invocaciones «a la carta» con Cenizas de Invocación.
  • Puntos de control antes de los jefes.
  • Viaje rápido desde el mapa.
  • Combates a lomos del jamelgo.
  • Pausa «impostor».

En contra de la Asequibilidad

  • No te enteras de un cipote de la historia.
  • Ausencia de un registro de misiones.
  • Jefes más duros que el pan de ayer y algo injustos.

Dicho esto, y después de parecer que este mascando mantecaos y mentecatos de tanto decir la palabra «asequibilidad», veo en Elden Ring el reto propio de los juegos de From Software pero también veo muy buenas intenciones en lo que a abrir este tipo de juegos a un grupo más amplio de jugadores, especialmente en lo que a jugabilidad se refiere (Las ventas masivas de este título creo que son prueba de ello) ¿Con Millasaki más que nunca del lado de los jugadores de a pie terminará el discurso infecto de los Soulsbro más mononeuronales? Lo dudo, pero al menos es bueno saber que de seguir en la línea de lo visto en Elden Ring en el futuro probablemente tengamos juegos con el sello «From Software» más aptos para todo tipo de jugadores y de experiencias.

A todo esto, insisito en que esto no deja de ser una «ANALisis» preliminar tras unas treinta horas de juego y que mi opinión aún puede cambiar al respecto, sobre todo en lo que dificultad de jefes se refiere porque en el punto en el que estoy ya me empiezan a abrir el culo en canal más de la cuenta y ya he leído varias quejas de algunos enfrentamientos «injustos» que me esperan por delante… Pero bueno, voy a ir a contracorriente respecto al pensamiento imperante en redes y foros de debate sobre videojuegos y hasta que no lo pruebe no voy a opinar. Por el momento decir que el juego me está encancantando, que esta entrada no tengo intención de que convalide el riguroso y necesario Let’s Play! de Elden Ring y que probablemente, sin mojarme demasiado, traiga más contenido sobre el juego al blog durante las semanas venideras. Así que no me queda más que decir que… ¡ALZAOS SINLUZ Y COMEDME EL…! El… El… ¿Luz? ¿Cruz? ¿Altramuz? El… ¡LOS HUEVOS JODER! ¡COMEDME LOS HUEVOS!

Millasaki: Seductor… Truhán…

7 comentarios sobre “Millasaki y el Poder de la Amistad: Análisis de la Asequibilidad de Elden Ring

  1. Bueno, parece evidente que, con sus cosas buenas y a pesar de las malas, estás disfrutando del juego. Y eso es al final lo que cuenta. Yo ya te adelanto que no lo haré porque nunca he tocado un «souls» ni tengo intención de hacerlo, al menos por el momento. Como todo, puede que algún día cambie de idea pero por ahora es lo que hay.

    En cuanto a ti y a quienes estáis jugando a este juego, mi consejo es el de siempre: cero caso a quienes vengan a daros lecciones sobre cómo hay que hacerlo. Precisamente, la gracia de un mundo abierto es poder recorrerlo y hacer frente a los obstáculos de diversas formas, y es cada uno el que ha de ver cuál es la que le va mejor.

    Buen artículo como siempre, Arald. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias por pasarte y comentar Emilio! Pues si algún día te decides por probar algún «souls» tanto este como el primer Dark Souls los veo buenas opciones para empezar. Y no puedo darte más que la razón en el resto de tu comentario. Yo también opino que la gracia de los mundos abiertos, especialmente si no son guiados como este, es que cada uno se monte su propia aventura y lo afronte como le venga en gana.

      ¡Gracias por pasarte y un saludo Emilio! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Siempre digo que no se me debería tomar como ejemplo de nada, pero me alegra que mi entrada con las primeras impresiones de Horizon Forbidden Nipples te animase a tomar un camino similar XD

    Sobre Elden Ring poco puedo decirte aún, está ahí esperando paciente su turno. Lo pillé por agonías y porque la Launch Edition me la ponía como la pata de un perro envenenado, pero hasta dentro de un tiempo no me pondré con él.

    No sé lo que me espera, pero hay algo que me tira muy para atrás, y como te habrás imaginado no es otra cosa que el mundo abierto. Y es que si de algo me he dado cuenta con Horizon, es que cada vez los tolero peor XD

    Sea como sea, ¡me alegra que el juego te haya dado para una pajilla bien gustosa!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por pasarte y comentar Suso (Me repito mas que el allioli)! Al final el tema de las impresiones iniciales casi se queda en «impresiones» solo por la tremenda viciada que le he metido al juego XD Pero bueno es un modelo que no descarto reutilizar en el futuro…

      Elden Ring pues qué decir, en breves traere una entrada en la que os podréis ahogar entre mares de lefa por como pongo de bien al juego. Creo que hiciste bien en sucumbir a la presión y pillarte la Launch Edition porque si te gustan los Steelbook y tal la verdad es que estaba de puta madre. Yo como soy un sosainas al que al final todas esas movidas «extra» que traen esas ediciones le molestan pues me pillé la normal.

      En cuanto al mundo abierto es un rollo totalmente distinto a Horizon. Aquí es en plan que te sueltan en medio del descampado y ya te apañarás. Sin iconos que ensucian el mapa ni nada, para que tu te montes tu aventura y tu fiestecita a tu aire. Yo no era nada de mundos abiertos y cada vez me gustan más, igual algún día escribo sobre el por qué mi opinión ha virado 180º al respecto…

      De nuevo gracias por pasarte, en breves pajote gordo hablando de Elden Ring y la verdad es que no puedo hacer más que recomendarte que lo juegues (En este si que hay «poco texto» XD) ¡Un saludo!

      Me gusta

  3. Lo tengo pendiente y le tengo muchas ganas, pero primero hay que pasarse unos cuantos antes como el demons o el Sekiro, por lo demás la mayoría de lo que comentas, aparte de ser interesante, por suerte ya conocía de ello, en lo poco que he visto sin spoileame, pero que tampoco está demás de volver a leer.

    La verdad es que me parecen interesantes todas estas opciones porque no entorpecen a quien quiera un tipo de experiencia u otra, simplemente o usas unos recursos o no, sin más y la verdad es que lo veo de PM, porque así cada uno se ajusta la experiencia como bien guste. Por lo demás en cuanto a lo criptico o chunguete por desgracia es sello de identidad de la franquicia, así que es jodido adaptarlo, sin no tener a los típicos porculeros detrás, lo que me preocupa es como esos elementos acaban pesando en ciertos momentos, más cuando llevas ciertas horas encima.

    En fin grandes impresiones Arald, me alegro de haber recibido un buen pago de tu parte para leerlo (?) Un beso y un saludo Bribón xDDD

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por pasarte Spiguelón! Si tienes pensado jugar otros juegos de From Software juegalos antes que este porque pasar de la comodidad de Elden Ring a volver a las mecánicas arcaicas de juegos como Demon’s Souls (Como me está pasando a mí ahora) es como recibir una patada en los huevos XD En cambio si eso no te importa y quieres empezar con el juegardo de los juegardos ponte con el Elden XD

      Dentro de poco traeré otra entrada hablando de otras de las virtudes del juego, pero sin duda una de las más destacadas es la posibilidad de construir tu partida a tu manera ajustándote la dificultad al gusto.

      ¡Gracias por pasarte Spi! ¡Un besito piratilla! 😉

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s