Edge of Eternity: Un maravilloso homenaje al JRPG clásico

Hoy os vengo a hablar de una de las más gratas sorpresas que me he llevado durante toda mi vida como aficionado a los videojuegos. Edge of Eternity era un videojuego que si bien de entrada despertó mi interés, también hizo que tuviese muchas dudas. Esto se debe a que en este título se mezclaban varios factores cuya combinación, en mi experiencia, no suele acabar demasiado bien: un estudio pequeño con un bajo presupuesto, crowdfunding, unas aspiraciones «titánicas», una presentación por todo lo alto (El llamado «Final Fantasy francés», unas capturas de pantalla que se veían increíbles…), una recepción bastante tibia en Steam… Un caldo de cultivo ideal para generar productos inacabados o más genéricos que los yogures de Hacendado. Sumado a esta inquietud estaba mi reciente experiencia con Kena, un título que para mí fue una decepción y que presenta una gran cantidad de similitudes con lo que acabo de exponer. Por suerte, avivado por unas ganas inconmesurables de jugar a un JRPG de «corte clásico», di el paso y descrubrí en Edge of Eternity una verdadera joya. En esta entrada voy a morderme un poco la lengua y voy a intentar ser más comedido de lo habitual, pues este tipo de títulos pienso que deben tratarse con el mayor respeto posible de cara a que un mayor público se interese por ellos (Eso y que no está de más amordazar algún día la lengua).

El mal apodado «Final Fantasy francés», pues pienso que Edge of Eternity tienen entidad suficiente como para desprenderse de este tipo de etiquetas, es un videojuego desarrollado por Midgar Studio y publicado en junio de 2021 para PC y en febrero de 2022 para consolas tanto de la pasada como de la presente generación. Edge of Eternity se engloba dentro del género JRPG y se inspira en sus grandes obras para ofrecernos un videojuego novedoso pero con ese «toque» que recuerda a los JRPG clásicos que tanto nos encandilaron a los amantes del género en la época de SNES y de PlayStation 1. Ese aroma a JRPG clásico no solo está presente en las mecánicas y en la forma en la que se desarrolla el argumento, sino también en la impronta que los propios desarrolladores han dejado como aficionados al género en una gran cantidad de detalles que podremos encontrar mientras jugamos. Son pocos los videojuegos del género JRPG que he jugado y he pensado: «esto lo ha creado gente que juega JRPG y a la que le gustan los JRPG». Algunos de estos detalles los encontraríamos por ejemplo en una conversación entre los protagonistas que trata de dar sentido a las misiones secundarias genéricas dentro del argumento del juego (que recuerda mucho al meme de recoger flores para la esposa de un granjero mientras se acaba el mundo), en las pariodas sobre los protagonistas que utilizan como arma principal mandobles y espadones, en un «troleo» (que además trae logro) en el que gastaremos una cantidad desmesurada de dinero para abrir un cofre que tiene una poción en su interior o en las constantes quejas del protagonista por tener que hacer «misiones de recadero».

Hechas las presentaciones, pasemos a una valoración global y pormenorizada de los distintos aspectos de Edge of Eternity, otorgando los respectivos champiñones de colores según mis impresiones al respecto:

Experiencia Global : Edge of Eternity a mí me ha fascinado y me ha mantenido pegado a la consola como pocos videojuegos antes han hecho. Probablemente sea el videojuego al que más horas le he dedicado desde que fui padre y uno de esos pocos títulos que mientras jugaba no quería que se acabase. Que me apasione el JRPG sin duda ha contribuido a que haya disfrutado de esta experiencia de una forma tan positiva. No obstante, he de decir que el arranque con el tutorial me pareció un poco chocante, negativametne hablando, y bastante tibio, pues no creo que sea la mejor carata de presentación que podría tener el videojuego. El mal modelado de personajes, del que hablaré con más detenimiento a continuación, hace un flaco favor a esta parte, lo que se suma a que esta introducción no tiene demasiado gancho. Por suerte, una vez superado el tutorial el videojuego toma un rumbo totalmente distinto que hizo que empezara a maravillarme hasta finalizar el juego. Si bien es cierto que Edge of Eternity no es un título perfecto, pues arrastra varios fallos, sí que creo que los elementos positivos con los que cuenta el juego superan con creces a los negativos, haciendo que estos últimos se tornen insignificantes y no empañen la experiencia de juego. Por tanto diré que mi experiencia global con Edge of Eternity ha sido excelente y que estoy deseando que desarrollen una segunda parte, pues el final del juego da pie a ello.

Argumento y Narrativa : En Edge of Eternity acompañamos a dos hermanos: Selene, miembra del Sactorum, la máxima autoridad religiosa de Heryon, y a Daryon, un ex-soldado que ha desertado para ayudar a su madre enferma. Ambos emprenden un viaje en medio de un conflicto bélico entre la civilización Arquelita, una civilización tecnológicamente superior procedente del espacio, y los habitantes de Heryon para encontar la cura a la Corrosión, una enfermedad mortal que han liberado los arquelitas que está diezmando tanto al planeta como a la población y la cual a afectado a la madre de ambos protagonistas. Con esta premisa arranca una aventura que cuenta con un magnífico desarrollo de personajes, un mundo absorbente del que cada vez conoceremos más detalles y una serie de giros de guión que obligarán al jugador a mantenerse pegado al televisor. En este aspecto, siendo el argumento lo que más me suele atraer en este tipo de juegos, estoy muy contento tanto por la historia que se cuenta, por cómo se cuenta y por los temas que se tratan. En cuanto a la construcción de los personajes principales no tengo ninguna queja. En la historia y en las relaciones de los protagonistas se puede profundizar más gracias a una serie de diálogos que encontraremos en la posada o realizando determinadas misiones secundarias, algo que recomiendo encarecidamente. En contraposición, los villanos sí que me han parecido más flojos y un tanto ausentes durante la mayor parte de la aventura, quedando bastantes interrogantes sobre ellos incluso una vez finalizado el juego (Entiendo que para dar pie a esa segunda parte que gritan los últimos compases de la historia). Para cerrar este apartado me gustaría hablar de la narrativa, la cual he sentido coherente y fluida durante toda la aventura. Una de las principales dolencias que le veo a muchos títulos JRPG es que a veces se enrocan en determinadas secciones del juego que, bien sea por extensión, por dificultad o por contenido secundario, terminan haciendo que el jugador pierda el hilo argumental. Esto último en Edge of Eternity yo no lo he vivido, y eso que he realizado prácticamente todo el contenido secundario que me iban dando a medida que progresaba en la aventura principal.

Una forma de conocer más y mejor a los personajes es a través de sus diálogos en las posadas.

Modelado de Personajes : Quería hablar de este aspecto en un punto a parte porque en Edge of Eternity hay que diferenciar muy bien la construcción argumental de los personajes, con la que estoy muy satisfecho, de su modelado y animación, los cuales me parecen nefastos. En este aspecto, uno de los más criticados y aquí sí que coincido con la crítica, es donde más se nota el escaso presupuesto del juego y es que los personajes tienen un diseño que parece sacado de cualquier herramienta genérica de ceración de personajes de un RPG o incluso peor. Aunque los protagonistas se salven parcialmente de esta pugna, personajes como algunos villanos y aliados son genéricos hasta la saciedad. Por ejemplo hay una pareja de mercenarios con la que nos enfrentaremos en distintos puntos a lo largo de la aventura que dan hasta un poco de vergüenza por su diseño. No sé, creo que el director artístico del juego en este aspecto no tuvo acierto porque aunque los personajes presentasen un modelado y una animación pobres, un concepto y un diseño que los hubiese hecho más carismáticos y originales creo que podría haber salvado los muebles. También que uno de los principales antagonistas parezca un cani sacado de una discoteca de playa no ayuda… En contraposición al modelado de los personajes, hay que decir que el diseño artístico de los protagonistas en las imágenes que se muestran durante los diálogos sí que está muy bien pero es algo que luego no termina de verse reflejado en la realidad del juego. Por ejemplo las imágenes estáticas de Fallon son una pasada pero luego su modelo en tres dimensiones da bastante pena…

En contraposición a su diseño artístico, el modelado de los personajes y sus animaciones dejan bastante que desear.

Sistema de Combate : Empezamos a hablar de los apectos jugables con otro de los grandes aciertos que creo que tiene Edge of Eternity: su sistema de combate. El combate en Edge of Eternity combina el sistema de batalla activo por turnos, con barras que se rellenan con el tiempo, con la estrategia de un RPG táctico. Con esta combinación logran salvar lo estático del combate por turnos sin profundizar en exceso en las reglas de tablero de los juegos más tácticos. El resultado es un sistema de combate por turnos bastante dinámico gracias a las posibilidades que ofrece el poder desplazarse por el escenario para aprovechar las ventajas del terreno, a los cambios en las habilidades de los personajes debido a su cambiante sistema de desarrollo y también a que durante cada combate, con mayor profundidad en los enfrentamientos contra jefes, se le ofrecera al jugador la posibilidad de cumplir una serie de objetivos (Derrotar a un enemigo atacando por la espalda, no repetir dos veces la misma habilidad…) para de este modo aumentar la recompensa recibida. A mí, como amante de este tipo de sistemas de combate, el sistema de Edge of Eternity me ha encantado y en ningún momento me ha parecido monótono o aburrido. Creo que el buen funcionamiento de su combinación de Turnos/Táctico puede servir de acercamiento a aquellos a los que no les gustan los videojuegos con sistemas de combate tácticos o por turnos puros. Dentro del combate estaría también la cámara, algo de lo cual también he leído numerosas quejas. Ni entiendo ni comparto estas quejas ya que directamente el juego te deja hacer prácticamente lo que te sale del nardo con la cámara de combate, pudiéndola ajustar al gusto, sin que para mí haya supuesto una molestia o un impedimento en ningún momento…

El sistema de combate es uno de los grandes aciertos de Edge of Eternity.

Desarrollo de Personajes : En Edge of Eternity los personajes se desarrollaran con la clásica subida de nivel, a través de la mejora de armamento y armaduras y a través de un sistema de cristales que se van engarzando en las distintas armas a modo de arbol de habilidades. En cuanto al equipo, este se puede conseguir a través de misiones secundarias, abriendo cofres, comprándolo en tiendas o a través de la forja. El sistema de forja probablemente sea la mejor forma de ir actualizando el equipo de los personajes y desde mi punto de vista es muy sencillo de usar. Tras obtener la receta del arma (A través de misiones, cofres, exploración…) o armadura (Comprándola en una tienda) en cuestión, simplemente hay que acudir a una mesa de trabajo de alguna de las distintas ciudades para poder forjar los objetos entregando unos materiales que se pueden conseguir derrotando enemigos, reciclando armamento antiguo o sencillamente comprándo en las tiendas de la propia ciudad, con lo que se evita el farmeo excesivo buscando materiales. Aquí simplemente puntualizar que el sistema de forja hubiese sido más cómodo si las armaduras el juego las clasificase por calidad, tal y como se clasifican en el propio inventario, en vez de clasificarlas por clase. Pero sin duda lo más importante a la hora de desarrollar y hacer más poderosos a los personajes es el sistema de cristales. Las armas en Edge of Eternity también suben de nivel con al experiencia recibida al derrotar enemigos o al completar misiones. A medida que las armas suban de nivel se irán desbloqueando ranuras para cristales que se pueden engarzar en el arma otorgando a los personajes atributos y habilidades. Estos cristales se pueden encontrar a lo largo de la aventura y se pueden combinar combinar entre si para mejorar su calidad o para modificar sus atributos, de tal manera que encajen mejor con el personaje al que se le vayan a equipar. A mí personalmente este sistema de cristales me ha gustado mucho y me ha parecido muy fresco pues implica estar constantemente modificando las características de los personajes, o bien porque cambiaba de arma o bien porque obtenía cristales más poderosos. Este sistema se aleja de los clásicos árboles de habilidades en los que se van asignando puntos sin más, lo que se traduce en un dinamismo de habiliades que posteriormente se verá reflejado en los propios combates.

El «arbol de cristales» de cada arma definirá tanto las estadísticas como las habilidades de cada personaje.

Curva de Dificultad : Por su relación intrínseca con la narrativa, la curva de dificultad es otro de aquellos aspectos que más suelo tener en cuenta a la hora de jugar a un JRPG. Como normal general, los títulos de este género suelen adolecer de poseer una curva de dificultad un tanto irregular bien sea por exceso, con saltos de dificultad incomprensibles, o por defecto, rompiéndose fácilmente el juego al llevar un poco de sobrenivel con los personajes. Contra todo pronóstico, la curva de dificultad de Edge of Eternity es coherente y progresiva durante la práctica totalidad del juego. Aún llevando a unos personajes bien desarrollados, gran parte de los enfrentamientos mantienen su desafio debido a una limitación en la subida de nivel que impide que los personajes excedan demasiado el nivel respecto a los enemigos de la zona. Si bien esto se atenúa un poco al final, donde el juego se vuelve «más fácil» si utilizamos buenos cristales y un buen equipamento, exceptuando el enfrentamiento final. No es que el juego sea excesivamente complicado, pero tampoco es un paseo que digamos. También mencionar que desde el menú tendremos la posibilidad de ajustar la dificultad del juego según las preferencias del jugador.

Creación de Mundo, Exploración y Misiones Secundarias : El mundo de Edge of Eternity está constituido por múltiples mapas de un tamaño razonable interconectados entre sí. He visto en varios análisis y comentarios decir que es un mal mundo abierto ya que esta vació y bla, bla, bla pero hay que tener que el mundo de Edge of Eternity NO SE TRATA DE UN MUNDO ABIERTO NI LO PRETENDE MELONES DE LA HUERTA, QUE SOIS UNOS MELONES. Los diseños de los escenarios son muy vistosos, empleando paletas de colores muy llamativas, e incluyen diversidad de biomas tales como praderas, ciudades de diferentes estéticas, pantanos, desiertos, montes nevados… Para el desplazamiento por los distintos escenarios el jugador cuenta con un sistema de teletransporte entre distintos puntos y con una montura felina bastante peculiar, el Nekanguro, la cual se consigue durante los primeros capítulos del juego y sirve tanto de medio de transporte como de herramienta para buscar y desenterrar tesoros por el propio escenario. A lo largo de los escenarios se pueden encontrar materiales, cofres, algunos puzzles basados en el sistema de desplazamiento en combate y enemigos. Los enemigos en Edge of Eternity aparecen desplazándose por el escenario, al más puro estilo MMORPG, y no se iniciará con ellos a no ser que el jugador se acerque demasiado o los ataque. Por último mencionar que por los escenarios también hay NPC que ofreceran misiones secundarias. Las misiones secundarias dentro de Edge of Eternity son bastante genéricas, pues incluyen la caza de enemigos, el recadeo clásico, forjar determinadas armas…, pero tampoco me han resultado tan cargantes ni tediosas como las de otros títulos con misiones de las mismas características. La mayoría de estas misiones se pueden ir completando sobre la marcha y creo que merece la pena ir haciéndolas tanto por las recompensas como por su aportación al argumento. La mayoría de misiones, salvando las de los tablones de caza de monstruos y alguna que otra más, suelen incluir diálogos que aportan y enriquecen tanto al trasfondo de los personajes como a la historia de los escenarios y del propio Heryon.

Los Nekanguros son unas simpáticas monturas que sirven tanto para desplazarse con mayor velocidad como para descubrir tesoros.

Apartado Gráfico y Sonoro : Yo personalmente estoy muy contento con el apartado gráfico de Edge of Eternity. Yo no soy para nada de excusar el trabajo hecho en un videojuego porque lo haya hecho un estudio con 10 o con 1000 personas y soy igual de crítico con el resultado independientemente del tamaño del estudio. A nivel gráfico quedan claras las limitaciones presupuestarias del equipo y pese a ello creo que Midgar Studio ha hecho un trabajo encomiable, con la salvedad del modelado de personajes que comentaba con anterioridad, alguna que otra animación y algún efecto meteorológico como el «día soleado» que queda raro. Evidentemente estas taras las voy a tener en cuenta cuando dé mi opinión sobre el juego, pero no por ello voy a decir esa patraña de que los desarrolladores tenían una ambición desmesurada ni tampoco voy a criticar el juego por no tener unos gráficos ultra-potentes. Visualmente Edge of Eternity me parece que ha dado muy buen resultado y no creo que los desarrolladores estuviesen apostando por tener una calidad gráfica propia de los videojuegos de ultimísima generación. En cuanto a la BSO la verdad es que la música es una buena compañera durante la práctica totalidad del juego, sin que tampoco haya una melodía de esas que sea digna de permanecer en el recuerdo.

Sin ser un videojuego puntero en gráficos, estos cumplen con creces.

Rendimiento : Otro de los aspectos por los que más se ha linchado el juego y aquí he escuchado hasta a la abuela parir: que si caidas constantes de FPS, que si escenarios incabados, que si es injugable, que si no carga las texturas, que si el juego parece una versión alpha, que si me coméis los huevos con pan y mantequilla… La mierda de siempre. No justifico los «bug», pero ya he hablado largo y tendido sobre el tema y es que parece que últimamente la gente tenga menos tolerancia que los niños pequeños ya que hasta la mínima caída de FPS parece que a muchos les estropee la experiencia de juego. De verdad, me compadezco de las personas que piensan así porque tienen que estar amargados de narices. Y esto sin entrar a hablar de la doble vara de medir a la hora de darle valor a estos bug, porque por errores similares se ha llegado a decir desde que un juego es injugable hasta que no pasa nada y que el juego es una maravilla. LA REALIDAD, jugando a la versión de PlayStation 5 en «Modo Calidad», es que Edge of Eternity tiene algunos bug menores relativamente frecuentes que puntualmente pueden llegar a molestar pero que ni por asomo hacen injugable al juego. Yo el juego lo he terminado con la práctica totalidad del contenido secundario (Algo que no pueden decir la mayoría que critican estas cosas) y mi experiencia para nada ha sido empañada por estos errores. Voy a enumerar los diferentes bug que yo me he encontrado tras poco unas 45-50 horas de juego y que cada uno juzgue si el juego es «injugable» o si se está exagerando un poco sobre el tema:

  • Caídas puntuales de FPS durante LA PRIMERA HORA DE JUEGO en el tutorial, durante el resto del juego ni una sola rascada. Según testigos completamente fiables de la red, las caídas constantes de FPS les arruinaron la experiencia y tuvieron que abandonar el juego (Ya os podéis imaginar lo mucho que lo jugaron…).
  • Tras usar el teletransporte o cargar el juego, tras una barra de carga que dura dos o tres segundos, el minimapa y las texturas tardan unos dos segundos en cargarse y mientras tanto se ve todo un poco raro… ¡DOS SEGUNDOS! Cuidado que voy a convulsionar y me voy a ofender muchísimo porque esos dos segundos hacen que no pueda disfrutar del juego.
  • De forma puntual, diría que una o dos veces a lo sumo por cada cinco horas de juego que solían durar mi sesiones, la música, y raramente los efectos de sonido, se rompe y deja de escucharse, algo que se soluciona al entrar en combate o al cambiar de zona con el teletransporte.
  • De manera frecuente el cursor se queda pillado cuando cambiamos de personaje en la pestaña de «Equipo» dentro del menú. Esto que sencillamente se resuelve volviendo atrás con circulo y volviendo a seleccionar al personaje en cuestión, maniobra que no implica cerrar el menú siquiera, a un ofendido pero gran amante de los JRPG le resultó tan insultante que no tuvo más remedio que abandonar el juego por la incomodidad que le suponía (¿?).
  • Una misión secundaria, «Recogida de Setas Luminiscentes», está rota ya que tras recoger una seta las demás desaparecen a no ser que reinicies el mapa con teletransporte. De ello, lo cual sí que considero un error de verdadero peso y calado el cual reportar, a penas he encontrado una sola referencia y era en la wiki inglesa del juego. Con esto ya os podéis imagianr el perfil de todos estos a los que se les llena la boca con las palabras «bug», «roto» e «injugable».
  • Durante un combate contra unos masilla me pasó que cuando utilizaba la magia del elemento hielo con Selene, esta utilizaba el elemento rayo en su lugar. Al siguiente combate todo funcionaba perfectamente.

Y hasta aquí la tremebunda lista de errores que hacen de Edge of Eternity un videojuego roto, inacabo e injugable. Siento dentro de una entrada tan correcta haber aumentado un poco el tono pero es que este discurso envenenado sobre los bug y los juegos rotos e injugables es algo que me supera, y más cuando es algo que la gente repite como loros sin criterio y sin haberse parado a probar el juego para comprobar que lo que se dice es verídico (No os acostumbréis a las disculpas que el Arald verdadero e iracundo estará de vuelta en la próxima publicación).

Balance Final: 6 / 2 / 1

Pese a que Edge of Eternity tienen sus fallos y dista de ser perfecto, a mí es un videojuego que me ha encantado y que he disfrutado muchísico y me parece una lástima que haya sido tan vapuleado en los medios convencionales. Tampoco he querido entrar demasiado al trapo ya que no quería desviarme demasiado y quería que esta entrada sirviese para hablar del juego en sí y no de polémicas sobre notas absurdas ni de «análisis» que dejan bastante que desear. Volviendo a lo que nos concierne, Edge of Eternity diría que para mí ha sido una experiencia un tanto trascendental, pues me ha recordado que aún se puede disfrutar con el JPRG tal y como hacía con aquellos títulos que tanto me fascinaron durante mi infancia. No tengo la menor duda de que Edge of Eternity se convertiría en una delicia para todo aficionado al JRPG, especialmente del JRPG clásico, pues destila pasión por el género por todas sus vertientes. Especial mención a todos aquellos detalles que ponen de manifiesto que los componentes de Midgar Studio no solo saben hacer JRPG, sino que también disfrutan jugando a JRPG. Para mí, Midgar Studio pasará a estar en mi punto de mira de cara a futuros desarrollos pues con Edge of Eternity han demostrado tener mucho talendo para crear videojuegos, en especial ahora que han pasado a formar parte de un estudio mayor gracias al cual puede que se resuelvan esas limitaciones presupuestarias que son prácticamente lo único que ha lastrado a este título. Esperemos que algún día vea la luz «Edge of Eternity II», pues espero mucho de estos desarrolladores.

Finalizada la disertación, pasemos a la tan emblemática entrega de galardones:

Y a la eterna pregunta… ¿Merece la pena meterse en el tráfico ilegal de nekanguros y ganar unas penas para poder soltar la gallina y comprar Edge of Eternity?

2 comentarios sobre “Edge of Eternity: Un maravilloso homenaje al JRPG clásico

  1. Ya tenía ganas de ver un análisis un poco más sincero de lo que era el juego de per se, porque al final quieras o no, la mayoría de analistas han caído en los mismos puntos a la hora de realizar su reviews. En definitiva, es un juego que tengo en el punto de mira, no se cuando caerá, pero tengo ganas de catarlo, pese a que su diseño artístico me parezca feo de cojones (Lo siento pero hubiera preferido el estilo animu de la portada)

    Por lo demás entre lo que mencionas, el humor y el sistema de combate que como ya te comenté me recuerda a los trails, habría que ver que tal rinde en Xbox, que es donde tengo pensado pillarlo en algún momento y donde en cuanto pueda lo sufriré o me lo gozaré…

    Buen análisis, un saludo 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias por pasarte y comentar Spi! En esta casa ya sabes que hay sinceridad ante todo y aplique el filtro del amor o el filtro del odio lo especifico para que no haya malos entendidos XD

      Efectivamente como comentas, lo más flojo con diferencia es el modelado de personajes (Y eso que no has visto a los no-protagonistas) y también pienso que una apariencia animu hubiese quedado mucho mejor. De todos modos también te digo que al final activas el «modo PS2» y te acostumbras a verle el jeto a los personajes.

      Para cuando tengas un rato y te apetezca algo de JRPG con reminiscencias clasicotas te lo recomiendo mucho.

      Un saludo y de nuevo gracias por comentar Spi 🙂

      Me gusta

Responder a TheSevenSpiegel Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s