Homenaje a PlayStation 4: Mis 15 Exclusivos Favoritos

Después de un par de entradas nacidas del odio que, todo sea dicho, como sois unos morbosos han tenido un éxito sin precedentes, toca redirigir el timón para volver a los textos sobre la concordia, la paz y el amor (Y no porque no tenga hostias que soltar, que a los de la «Congregación del Gamepass» les tengo unas ganas…). Y es que el tío Arald además de inquina también es fraternidad. Por tanto hoy os voy a traer placer, en forma de texto, homenajeando la que es mi consola favorita tras la primera PlayStation, la cual siempre será mí preferida gracias al dulce néctar de la nostalgia. Hoy os vengo a hablar de PlayStation 4, la consola que hizo que recuperará mi fervor por los videojuegos hasta límites insospechados (Tan insospechados como el hecho de haber vertido infinidad de horas en este mi estercolero llamado Save Game?). Pero tampoco quiero que se os ponga morcillona ni se os llenen los oídos de amor hablando de sensiblerías personales sobre cómo me ha hecho sentir esta generación de consolas. He pensado que la mejor forma de homenajear a mi «negrita» de Sony es enumerando aquellos títulos exclusivos de la misma que más me han gustado y que por ende, como poseedor titular de la verdad universal del cosmos, pienso que todo aficionado a los videojuegos debería jugar o al menos probar.

Con este fin he recabado un total de 12+3 títulos exclusivos de la consola, descartando exclusividades temporales que después salieron en otras consolas (Como Judgment) pero manteniendo aquellas que han salido en PC (Por ejemplo God of War). También he descartado «remasters» de generaciones previas (Como por ejemplo The Last of Us). Por supuesto he incluído únicamente juegos que he jugado y que he completado, por lo que algunos juegos que potencialmente podrían aparecer en la lista como Ghost of Tsushima se quedarán fuera (No sé qué hago hablando de juegos que he completado porque así no me podría ganar el pan como Tuitero profesional, InfluenSer del videojuego o periodista de las máquinitas…).

Los títulos vienen ordenados por orden ascendente de preferencia personal propia en referencia a lo mucho que los disfruté cuando los jugué. No hablo de calidades intrínsecas, si no de mis impresiones y de mi experiencia personal por cada videojuego. Es por este motivo, por mis preferencias peculiares en lo que a videojuegos se refiere, por lo que la lista probablemente sea bastante atípica respecto a lo que suelen presentar este tipo de listas. Si a alguien le entra una embolia por este motivo y no comprende que cada uno puede disfrutar con lo que le salga de los cojones, le invito a que abandoné estos dominios y a que salga con el dedo metido en el culo a calle a canturrear el hinmo del Partido Popular o que directamente se machaque el escroto con dos pedruscos para hacerle un favor a la especie humana. Pido perdón por el desliz, como diría Don Juan Carlos: «No volverá a suseder». Volvamos al amor y a la felicidad y demos el pistoletazo de salida a MI tan «peculiar» lista de videojuegos exclusivos favoritos de PlayStation 4:

12. The Last of Us Parte II

Liderando la lista por la cola tengo que nombrar a uno de los títulos más aclamados de PlayStation 4. La tan esperada segunda parte de The Last of Us llego envuelta de polémica porque cuatro subnormales vieron amenzada su hombría al pensar que si controlaban a un personaje femenino homosexual y a un personaje femenino musculoso su pequeño anacardo terminaría por marchitarse. Polémicas a parte, pese a ser un portento técnico y disponer de Abby, quien para mí es uno de los personajes mejor escritos que he tenido el placer de encontrar en un videojuego, desde mi punto de vista una narrativa torpe y una duración «excesiva» en determinadas partes hicieron que el juego se me «hicese bola» en algunos momentos, siendo este el motivo de que este título haya entrado por los pelos en esta lista y en última posición.

11. Bloodborne

Un título frenético y despiadado con un apartado artístico de esos que quedan grabados en el recuerdo. Sin duda uno de esos videojuegos por los que, si te gusta el género, merecería la pena comprar la consola. Si bien disfruté de Bloodborne, en especial cuando le cogí el «truco» al juego (Bendito espadorro de Ludwig), no negaré que me lo hizo pasar también muy mal en determinados enfrentamientos (Maldia Vicaria Amelia). Muy dura esa adaptación al no poder utilizar escudos ni personajes «tortuga» con lo que a mí me gustan… Y poco más se puede decir de uno de esos videojuegos que da igual lo que te cuenten de él porque lo que hay que hacer es sentirlo y experimentarlo en las propias carnes.

10. Infamous Second Son

Disculpando a Peter Parker, el videojuego de superhéroes que le arrebata el puesto en la lista a Marvel’s Spiderman es Infamous (Ya veo venir volando los cuchillos afilados..). Pese a que a nivel argumental y narrativo Infamous me pareció un poco castaña y pese a que la mecánica de pintar graffitis moviendo el mando es una auténtica porquería, el videojuego en líneas generales me pareció divertido de cojones. El poder desplazarse por el mapa intercalando poderes de lo más originales a lo loco y el fliparse con los desplazamientos utilizando el poder de la «Luz de Neón» me pareció una maravilla. No soy demasiado de videojuegos de superhéroes pero es que este título se me hizo muy pero que muy divertido de jugar. Una pena que las elecciones entre la senda del Héroe o el Villano no estuviesen un poco más trabajadas ya que este apartado tenía mucho potencial. Se me quedó pendiente el jugar al Infamous First Light, título que jugaré tarde o temprano porque como decía el poder de la «Luz de Neón» me parecía una auténtica pasada.

9. Ratchet & Clank

Es difícil hablar hoy en día de PlayStation sin mencionar a esta pareja tan carismática. Remache y Tuerca llegaron a PlayStation 4 en forma de reinvención de la saga, manteniendo la esencia de aquellos títulos de PlaySation 2 que con sus aventuras espaciales cautivaron a un servidor. Fue uno de mis primeros videojuegos de la consola y lo recuerdo con cariño, pues fue un canto a la nostalgia que me supo transmitir lo mismo que sus predecesores cuando era un adolescente greñudo y granudo. Se trata pues de una aventura espacial desenfadada en la que nos enfrentaremos a todo tipo de retos y criaturas gracias a la ayuda de un arsenal de lo más variopinto. Un videojuego muy divertido y que sin duda será una delicia para todos aquellos aficionados a los videojuegos de acción y plataformas (Siempre y cuando no sean unos casposos a los que les de urticaria los videojuegos enfocados a un público más infantil).

8. Uncharted: El Legado Perdido

Un «DLC» para muchos y un título denostado por muchos otros por ser considerado el hermano pequeño y feo de Uncharted 4 por el simple hecho de no controlar a Nathan Drake. Panda de melones, le pueden dar bien duro a Natan Drake porque este Uncharted es una pasada (Menos mal que esto iba de respetar los gustos en videojuegos de terceros). Un título al que me acerqué con pies de plomo, por esos prejuicios compartidos por muchos jugadores, y que terminó gustándome más incluso que Uncharted 4. Si bien el hecho de no controlar a Nathan Drake parece un obstáculo imposible de sortear, lo cierto es que una vez empiezas a controlar a Chloe y a Nadine te das cuenta de que se desenvuelven en escena mucho mejor de lo que cabría esperar. Aunque parezca mentira por la ausencia de Nathan, el resultado final es un Uncharted muy Uncharted cargado de acción y flipadas. Desde mi punto de vista, Uncharted el Legado Perdido cuenta con con un argumento de lo más interesente, muy en la línea de las entregas previas, y con unas mejoras narrativas importantes, dando lugar a un producto más compacto que en ningún momento sentí que hubiesen estirado, a diferencia de como me pasó con Uncharted 4. Entiendo que a los muy parroquianos de Nathan Drake este título no les atraiga, pero como videojuego de aventuras y acción me parece redondo.

7. The Order 1886

Una de las grandes injusticias dentro del catálogo de PlayStation 4. Un videojuego que al parecer fue criticado de una forma muy salvaje tras su lanzamiento porque, según tengo entendido, la gente esperaba «otra cosa» (Subnormales) y no supieron ver que dentro de su género es una verdadera joya. Las cosas deben criticarse por lo que son, si un videojuego es fundamentalmente narrativo y líneal no puedes criticarlo porque lo que querías era jugar a un mundo abierto (A no ser que seas imbécil, por supuesto, y no lo digo por decir porque son muchas las críticas que he leído que argumentaban esta gilipollez). The Order 1886, como título narrativo y lineal, sabe hacer muy bien lo que tiene que hacer y para ello cuenta con una narrativa excelente y con un argumento absorbente. A nivel jugable, si bien los tiroteos no son nada del otro mundo, estos sí que son entretenidos y cumplen su función dentro del conjunto del juego. Esta narrativa tan cinematográfica queda aderezada por una factura técnica que, tras varios años después de su lanzamiento, hoy en día sigue siendo brillante. Un título que pienso que el público no supo entender porque quería meterse entre las piernas un juego bien grande y gordo, con muchas horas de recoger coleccionables y hacer misiones de recadero, y se encontraron algo totalmente distinto. Una pena porque hubiese sido genial ver una continuación ya que, desde mi punto de vista, la historia de The Order 1886 tiene mucho potencial. Un ejemplo más del nefasto favor que hace la «comunidad» a según que títulos debido a críticas sin demasiado fundamento, a la guerra de consolas y a la moda de tachar determinados videojuegos porque «es lo que se lleva». En definitiva, si os gustan los videojuegos con historia es un título que os lo recomiendo encarecidamente.

6. God of War (2018)

La joya de la corona de Sony y no es para menos, pues estamos ante uno de los videojuegos más impresionantes que nos legó la pasada generación y uno de los mejor valorados, si no el mejor, dentro del catálogo de PlayStation 4. God of War es un espectáculo a todos los niveles y es uno de esos títulos que deja huella. Si bien en líneas generales el título me fascinó y aún tengo grabadas a fuego en mi retina algunas escenas, como el primer combate de Kratos contra el «Desconocido» que con solo con recordarlo babeo, God of War tuvo momentos en los que se me hizo algo cuesta arriba. No por nada en especial, sino porque me tenía acostumbrado a un nivel muy alto que hacía que notase demasiado aquellos tramos en los que el videojuego flojeaba un poco más (Eso y que a Arceus no se lo traga ni su padre).

5. Spiderman: Miles Morales

No soy muy de superhéroes (Y, absurdo de mí, es el segundo videojuego de este género que cuelo en la lista…) pero lo bien que me lo pasé con este Spiderman es difícilmente superable. Desde mi punto de vista, este también llamado DLC de forma un tanto despectiva, coge el testigo de su predecesor para ofrecer un producto mucho más pulido y perfeccionado que llega a estar a otro nivel. Básicamente tenemos un Marvel’s Spiderman dopado y protagonizado por Miles Morales, personaje que no conocía pero que me pareció muy simpático con ese estilo de «superhéroe novato», que cuenta con una narrativa soberbia y un argumento más compacto, algo que agradecí mucho pues desde mi punto de vista su predecesor pecaba de irse un poco por las ramas en lo que a argumento se refiere… A nivel jugable, aunque la base es la misma, Miles Morales incluye ciertas innovaciones, especialmente en las habilidades del personaje, que hicieron que yo me lo pasasé mucho mejor que con el Spiderman de Peter Parker. Un videojuego imprescindible si lo que buscas es una buena historia de superhéroes con una jugabilidad divertida y sorprendente.

4. Until Dawn

Uno de mis videojuegos favoritos del género de terror y un título que me sorprendió muy gratamente pues jamás hubiese esperado que un videojuego de terror me transmitiese lo que me transmitió Until Dawn. Jugar a Until Dawn es estar, literalmente, jugando a una película de terror del género slasher y aunque he jugado a varios títulos similares (Como por ejemplo los títulos de la saga The Dark Pictures) ninguno de ellos ha llegado a meterme tanto en el papel como lo hizo Until Dawn. Diría que esta es la mayor virtud que tiene el juego, esa interactividad tan bien llevada que te hace sentir parte de la «película», algo que es un sueño húmedo para un aficionado al cine de terror como yo. Entiendo que no es un juego para todo el mundo, que el argumento no deje de ser el de una película slasher (Que todos sabemos como son) y que tarde en arrancar pero bueno, la cuestión es que yo lo disfruté como un chaval. Espero que Supermassive Games recupere un poco el norte y le estiren más el presupuesto para que en un futuro podamos ver nuevos videojuegos de terror que logren una experiencia tan inmersiva.

3. Horizon Zero Dawn

El mundo abierto que hizo que pasase de detestar los videojuegos de este estilo a que me interesasen no podía faltar en esta lista. Un título cuya ambientación siempre me ha apasionado pero que tardé mucho en decidirme a jugarlo por el género al que pertenecía. Por suerte decidí darle un tiento y me quedé prendado por su argumento, por su jugabilidad y, curiosamente, por su mundo abierto. Horizon Zero Dawn es un videojuego que he visto muchas veces que ha sido criticado por tener un mundo abierto «vacío», con pocas cosas que hacer y pocos eventos aleatorios. En cambio, para mí, esa es una de sus mayores virtudes: el presentar un mundo abierto asequible y con la cantidad justa de elementos para que sea interesante y coherente con la narrativa a la par que no se haga farragoso, algo de lo que pecan muchos videojuegos de este estilo que presumen de ofrecer «mucho contenido». En pocas palabras un título imprescindible dentro del catálogo de la consola y del que en breves podremos disfrutar de su continuación.

2. MediEvil Remake

El rey de reyes. Lo siendo por los escocidos de turno pero Sir Daniel Puto Amo Fortesque no podía faltar en este listado. «Es que el juego esta anticuado», «es que la jugabilidad es tosca», «es que la cámara está mal», «es que no es un buen remake», «es que un título así no tiene cabida en la actualidad», «es que no lo he jugado pero digo que es malo porque en TonTuber de turno lo pone a parir»… Es que me podéis comer los huevos a boca llena. Pocos videojuegos del catálogo de PlayStation 4 me han divertido tanto como este MediEvil y pocos remakes me han hecho evocar tan bien mi infancia como este. Con MediEvil Remake fue introducir el disco en la consola y empezar a disfrutar dede el minuto uno como un crío. El videojuego es lo que es y pecará de muchas cosas, pero lo que está claro es que es divertido de cojones y al menos, en mi caso, sigo disfrutando los videojuegos por lo que me divierten y no por el qué dirán en redes o por sentirme un ilustre mentecato del hobby que tiene que criticar hasta la mierda que caga. El remake de MediEvil logra traer a la actualidad, gracias a un apartado gráfico renovado, la experiencia de uno de los grandes clásicos de PlayStation, contando además con una serie de retoques jugables respecto al original que hacen que esta nueva entrega sea más cómoda de jugar y más desafiante. Reconozco que MediEvil es uno de mis videojuegos fetiches (No es para menos ya que el original me lo habré pasado unas veinte veces sin exagerar…) y que por tanto mi objetividad en este apartado brilla por su ausencia, pero por suerte no soy el único que reconoce que el juego no es tan malo cómo le gusta a la gente pintarlo. Un título perfecto para pasar un buen rato con algo original y desenfadado ¡LARGA VIDA AL PUTO MEDIEVIL!

1 . Days Gone

Otro marginado por la crítica y por la comunidad que se cuela entre mis favoritos del catálogo de PlayStation 4 (Como habréis podido observar en esta lista me paso la opinión de las masas por el forro de los cojones). Un título del que no esperaba demasiado y que me sorprendió hasta el punto de convertirse en uno de mis videojuegos favoritos. No me voy a extender demasiado pues hace una semanas dediqué una larga entrada a vanagloriar al título y no quiero pecar de reiterativo, por lo que os remitiré a la entrada en cuestión para haceros un favor y que os podáis regocijar con mi ilustre prosa: Decálogo de por qué Days Gone es la Polla. En este caso solo diré que, a diferencia de lo que me pasa con Xenoblade Chronicles, cuanto más reposo mi recuerdo de Days Gone, más virtudes le encuentro y mejor juego me parece. Junto con The Last of Us y Resident Evil VIII, mi videojuego favorito dentro del género de los zombis.

El Triunvirato de PlayStation 4: Death Stranding, Final Fantasy VII Remake y Detroit Become Human

Y como traca final os dejo mis tres exclusivos favoritos de PlaySation 4, a los cuales he decidido no darles un apartado individual en este ranking (Por eso decía lo de 12+3) porque ya he hablado hasta la saciedad de ellos tanto en el blog como en redes y estoy hasta las narices de recordaros lo putamente maravillosos que me parecen como videojuegos y lo mucho que me rompieron el culo cuando los jugué. Tres joyas, ya no solo de la consola sino de la historia del videojuego, que por suerte ahora se encuentran también disponibles para PC y que desde mi punto de vista son un imprescindible que se precie para todo aficionado a los videojuegos. Si queréis saber más a cerca de mi opinión sobre los mismos pues navegad por el blog y empaparos de mi bello verbo al respecto.

Y con estas tres maravillas doy por finalizada esta lista tan peculiar que dudo mucho que coincida con la vuestra, pero que pone de manifiesto y nos recuerda la gran generación que nos ha ofrecido PlayStation 4 a los amantes de los videojuegos tanto en variedad como en calidad. Como decía con anterioridad, PlayStation 4 es mi consola favorita tras la primera PlayStation ya que me ha devuelto esa ilusión que tenía por los videojuegos durante mi infancia y me ha permitido disfrutar de un catálogo de videojuegos, tanto exclusivos como multiplataforma, que pienso que no tiene precedentes dentro de la historia del videojuego pues está plagado de obras maestras. No me cabe la menor duda de que PlayStation 4 es una apuesta segura para todo aficionado a los videojuegos y es una consola que debería formar parte de la colección de todos aquellos que disfrutan con esta afición. Y de este modo me despido de PlayStation 4 con la vista puesta en el futuro con PlayStation 5, la cual espero que como mínimo sepa mantener el nivel de su predecesora…

¡¡¡ARALD PIPERO CABRÓN, PÁSATE AL GUEIMPEEEEESS!!!

2 comentarios sobre “Homenaje a PlayStation 4: Mis 15 Exclusivos Favoritos

  1. Yo solo vine aquí para animarte a que eches bilis sobre la congregación del Gamepass XD por lo demás, muy interesante conocer un poco más tus gustos personales. He jugado a varios de esa lista y probablemente también estarían en la mía.

    Pendiente me quedará probar el Spiderman Tula Morales del que ya hablamos, y ver si me animo a darle una oportunidad a TLOUII.

    Buena entrada tío

    Le gusta a 1 persona

    1. Como me gusta que eches leña al fuego XD La Congregación tendrá su momento estelar, de eso no te quepa la menor duda XD

      Sobre la tula del Miles y el TELOU DOS pues lo que te comenté. Son buenos juegos y pienso que sí que te podrían gustar la verdad.

      ¡Gracias por comentar y pos pasarte Suso! Siempre en mi corason 😉

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s