Poco Juego y Mucho Hardware: Mi primer aniversario con PlayStation 5

Parece que haya pasado una eternidad desde que estuve peleando en los suburbios de la red con las páginas de compra online de consolas y videojuegos para poder conseguir mi tan preciada PlayStation 5. Después de varios intentos de compra fallidos, de páginas que me bloqueban el paso justo cuando iba a dar al botón de «Finalizar Compra» y de notificaciones que aseguraban un stock de la consola pero que llegaban a destiempo, gracias a una suerte de lista de reservas de la tienda Game, a la cual he de confesar que no le tenía ninguna fe, pude hacerme con tan ansiado botín. Un auténtico camino de lágrimas. Supongo que esta historia le será familiar a muchos de los que a día de hoy poseen la consola o están intentando conseguir una. Para estos últimos os digo: No flaqueéis, aunque os salga un hemorroide de la tensión de estar a punto de canjear el producto en una tienda virtual o tengáis un gatillazo porque os ha llegado la notificación de «stock disponible» en el momento más inoportuno, abrazad vuestros sueños que tarde o temprano, si el dios de la especulación os confiere su bendición, podréis conseguir vuestra consola.

Otra opción para conseguir una Plei 5 es que vendáis vuestra alma al putísimo diablo…

Ha pasado ya prácticamente un año de aquel periplo y creo que ha llegado el momento de hacer un poco de balance de mi primer año en la «nueva generación» y de contestar a la pregunta: ¿Ha merecido la pena? Para mí SÍ, ha merecido la pena (¿Qué mierdas pensabáis que iba a contestar?). Son muchas las voces que se alzan en contra de dar el salto a la nueva generación (Putos envidiosos) esgrimiendo todo tipo de argumentos y pienso que a muchos de ellos no les falta la razón. La verdad es que este es el primer cambio de generación de consolas que he vivido y, aunque no sé si los previos fueron igual, me ha parecido bastante decepcionante en el sentido de que ha habido muchas promesas, mucho humo, mucho próximo lanzamiento… pero poco o nada realmente tangible. Así que aunque a mí sí que me ha merecido la pena la compra entiendo que muchos que no busquen exactamente lo mismo que yo buscaba no sientan la necesidad de dar «el salto», por lo que si me preguntáis si merece la pena comprar una consola de nueva generación os diría que depende de las necesidades y prioridades de cada uno (Soy un bienqueda de manual).

En mi caso lo que me llevó a comprar el salto fue una mezcla de capricho, para qué engañarnos, junto con la necesidad de una mejora de hardware. Hay que tener en cuenta que yo venía de una PlayStation 4 Fat que sonaba como el putísimo infierno, hasta el punto de que en más de una ocasión me llegó a derpertar a mi hijo cuando dormía en la habitación de al lado de la consola, y que me tenía hasta las narices con los tiempos de carga (Al poder jugar poco solo le faltaba el estar perdiendo minutos y minutos en pantallas de carga). La verdad es que tampoco se me ponía dura al pensar en el pauperrimo catálogo de juegos exclusivo de nueva generación, pero el hecho de poder jugar a «mejores versiones» de aquellos juegos que tenía pendientes en PS4 se me hacía atractiva, algo también motivado porque tenía intención de pasar de jugar en un monitor del tamaño de un higo a jugar en un televisor FULLHDGIGAMAXTERAFLOPDELABIDAYLAMAGIA.

Mi nuevo televisor para jugar a PlayStation 5. Es 24kFULLRAYBOLLICAO. Llorad probres.

Después de este pequeño fragmento biográfico de autocomplacencia y de expresión de mis pensamientos respecto a la compra de PlayStation 5, que supongo que os importará un carajo y medio, llega el momento de hacer balance del año y ver cuáles son desde mi punto de vista los aspectos fuertes y débiles de la consola ¿Y qué mejor forma de hacerlo que con la rigurosa objetividad de unos buenos champiñones? Así que sin más dilación voy a hablar de cuáles han sido mis impresiones en este primer año con la Plei 5:

Diseño : Cuando presentaron PlayStation 5 la verdad es que me pareció un armatoste feo de cojones. No obstante, la cruda realidad es que cuando la tienes en casa le coges cariño y no te parece que sea tan fea. Tampoco es que el diseño sea algo que me importe demasiado en una consola de sobremesa, pues me la hubiese comprado igual aunque hubiese tenido forma de cipote. Pienso que lo importante es poder jugar con comodidad y eso es algo en lo que creo que el diseño de la máquina propiamente dicha influye más bien poco. La cuestión es que se ha hablado tanto al respecto, porque la gente es más pesada que un kilo de mierda y si la consola no les acopla en su mueble de Ikea parece que les de un brote, que veía la necesidad de comentarlo. No me parece un buen diseño pero tampoco voy a ir a llorar a Jerusalén por ello. Lo que sí que me parece bastante mal concebido es la ranura para insertar los juegos que nunca tienes claro de que lado meter el disco y evidentemente no es lo mismo meterlo por delante que por detrás. Y es por ese motivo, y porque tampoco encuentro ninguna bondad en el diseño, por el que se lleva el champiñoncito rojo.

Otra cosa no, pero el diseño de PS5 ofrece mucha versatilidad.

Hardware : Aquí sí que estoy verdaderamente contento. La Plei 5 ha cumplido con creces mis espectativas en lo que fue uno de mis principales motivos de compra. La consola es silenciosa de narices, por lo que se acabaron las reacciones iracundas por parte de los miembros de mi familia por la noche. Únicamente hace ruido durante unos pocos segundos/minutos cuando se están instalando juegos y actualizaciones, algo que en la práctica es meramente anecdótico. Si bien es cierto que he encontrado en redes sociales a algunos usuarios afines a otras compañías de consolas pero totalmente imparciales hacia Sony (*Guiño Guiño*) que decían que la consola sonaba peor que una PS4, desde mi humilde experiencia he de decir que no es cierto. No negaré que haya por ahí alguna PS5 «pocha», pero ya sabemos cómo funcionan las cosas en las redes sociales y al menos la tónica general que he visto respecto a este aspecto es que es más fácil oir el orgasmo de una monja que la propia consola.

Otro aspecto a señalar dentro de este apartado es que los videojuegos, tanto de PS4 como de PS5, funcionan de maravilla. Lo de los tiempos de carga prácticamente inexistentes es una auténtica pasada y aunque parezca una tontería mejora muchísimo la experiencia de juego (Es genial eso de que no te de ni tiempo a leer los «consejos» de mierda que dan algunos juegos durante las pantallas de carga). Cuando enciendes la consola en menos de un minuto ya tienes el juego en marcha, algo que las personas que como yo juegan con cuentagotas y con un petardo en el culo seguro que agradecen de sobremanera. Tal es el impacto de las cargas rápidas que cada vez se me hace más incómodo jugar a Switch, la otra consola con la que juego actualmente, por sus tiempos de carga. En cuanto al rendimiento técnico y gráfico de los juegos de nuevo solo puedo que decir cosas buenas. En este aspecto he de decir que PlayStation 5 me parece un producto excelente que mejora de forma muy significativa lo visto en la generación anterior.

Las mejoras técnicas de algunos videojuegos de la pasada generación son más que notables. En el caso de Spider-Man contamos con 60fps, Ray Tracing y filtro puberal.

El DualSense : No se puede hablar de la Plei 5 sin hablar de su mando pues es uno de los principales argumentos que esgrime Sony para dar el salto de generación y, además, es una gran fuente de erecciones en redes. No voy a negar que el mando es la polla tanto en diseño como en ergonomía y diría que hasta la fecha es el mando con el que más agusto he jugado, arrebatándole el puesto de campeón al mando de XBox 360. En cuanto a sus funcionalidades… no sé si es porque ya me he acostumbrado a la vibración «inteligente», a los gatillos hápticos y a todas esas pijadas que se anunciaron o qué pero la cuestión es que para mí, en este aspecto, la experiencia de juego la estoy viviendo de forma similar a cuando jugaba en PS4. El mando es comodísimo pero para nada es esa «revolución» que tanto nos están intentando colar ¿Qué igual ahora si jugara con el mando de PS4 vería diferencias? Pues no digo que no, pero tampoco voy a perder el tiempo probándolo. Por otra parte me alegro de que por el momento no esten implementado en el grueso de juegos las mierdas de hacer tonterias con el mando (Exceptuando por supuesto el The Mierdum, que ahí tenían que hacerlo todo mal). Así que nada, champiñoncito verde porque, con funcionalidades o sin ellas, el mando es la hostia y punto.

Si el DualSense es la polla se dice y punto.

Interfaz, retrocompabilidad y otras funcionalidades : En cuanto a la interfaz y el manejo en general de la consola la verdad sí que estoy contento. Sí que hay cambios respecto a PS4, yo diría que a mejor, pero tampoco veo un cambio sustancial en lo que a comodidad de interfaz se refiere. Es cómoda y punto, como debería ser la interfaz de cualquier consola (Hay que ser bastante sibarita y repelente para sacar punta de esto y aún así he visto a gente haciendo sangre, para bien o para mal, con ello). En cuanto a la retrocompatibilidad pues tenemos de nuevo el eterno debate recurrente de todos los putos fines de semana en La Sexta Noche. Desde mi punto de vista, si la consola tuviera retrocompatibilidad con generaciones posteriores a PS4 pues mucho mejor, pues a nadie amarga un dulce, pero tampoco es algo que influyese en mi decisión de compra y más teniendo en cuenta la multitud de opciones que existen hoy en día para jugar a «juegos retro». Yo si me compro una consola nueva es para jugar a juegos recientes o nuevos, por lo que con la retrocompatibilidad con PlayStation 4, que es completa en efectos prácticos, voy más que sobrado pues funciona de maravilla y además, en muchos de los títulos que he jugado, cuenta con mejoras gráficas y de rendimiento respecto a su predecesora. Evidentemente sería mejor poder jugar a juegos de PS1, PS2 y PS3, pero lo cierto es que luego sería una funcionalidad que sé que no utilizaría… En cuento al resto de funcionalidades que ofrece la consola pues poco más tengo que decir. Yo la consola la utilizo únicamente para jugar por lo que la verdad es que se me escapa todo aquello que no sea exclusivamente juego.

El catalogazo de videojuegos : El catálogo de videojuegos que ofrece una consola es uno de los principales argumentos que existen a la hora de decidirse por su compra y este ha sido uno de los principales argumentos que he visto en contra de dar el salto a la presenta generación. En lo que a catálogo respecta, siendo realistas, PlayStation 5 está muy pero que muy verde. A fecha de hoy, los juegos exclusivos de la plataforma y que realmente sean un «bombazo» pueden contarse con los dedos de las manos (Diría que Remache y Tuerca, Returnal y Demon’s Souls). Y lo mismo para videojuegos exclusivos de nueva generación sin ser exclusivos de Sony. La «pobreza» del catálogo de la nueva generación es una realidad, tanto para Sony como para Microsoft.

Uno de los pocos videojuegos de calidad que podremos jugar en exclusiva en la nueva generación es el Remache y Tuerca: Un rift a parte.

Me hace gracia ver como hay lerdos que, con la intención de medirse el nardo, en redes comparten imágenes con listas comparando el número de videojuegos «exclusivos» tanto de PS5 como de Series X para presumir de que «mí consola tiene más juegos que la tuya», cuando la triste realidad es que de esas listas (Que ojo, he llegado a ver que recopilan hasta más de veinte títulos por plataforma) la mayoría de títulos mencionados son videojuegos que no ha jugado ni su puta madre, juegos intergeneracionales con la tontería esa del «Director’s Cut» o juegos que ni siquiera se han lanzado. Bastante triste y patético desde luego. Hay que tener los pies en la tierra y ver que este inicio de generación no ha sido ni esta siendo el bombazo que habían prometido ni Sony ni Microsoft. Por lo que el catálogo, en cuanto a la cantidad de exclusivos de nueva generación, no sería un argumento que pudiese emplear para recomendar la consola ¡Pero ojo! Si hablásemos de calidad de títulos intergeneracionales sí que la recomendaría, pues como comentaba previamente el salto que he vivido yo de una PS4 Fat a una PS5 en experiencia de juego sí que me parece acojonante y meritorio. Tras este argumentario me veo obligado a dar en este punto un champiñón rojo a la Plei 5 porque la escasez de catálogo es algo que me parece lo suficientemente importante como para no castigarlo.

Balance Final: 2 / 1 / 2

En líneas generales diré que estoy muy contento con mi nueva consola y he disfrutado muchísimo mi no tan pequeña blanquinegra. Si bien es cierto que he echado en falta títulos potentes «marca de la casa», la verdad es que solo por las importantes mejoras tanto en experiencia de juego que he tenido al jugar a títulos intergeneracionales pienso que la compra me ha merecido la pena. Por suerte, este 2022 con Horizon Zero Dawn y God of War se presenta prometedor respecto a una mejoría de catálogo de la marca Sony.

En cuanto a la recomendación general de compra he de decir que para cada culo hay un gallumbo y que por tanto encuentro el dar el salto de generación una decisión muy personal, pues existirían tanto argumentos a favor como argumenos en contra al respecto. Yo por ejemplo sí que la recomendaría para aquellos que, como yo, deseen una mejora cualitativa de su experiencia de juego o para aquellos que no posean una PlayStation 4 y quieran ir descubriendo su catálogo. Para aquellos que estén conformes con su PlayStation 4 y lo que deseen son juegos exclusivos de nueva generación pues no se la recomendaría porque es algo que por el momento no van a encontrar.

Para ir finalizando, aunque no se trate de un videojuego pienso que esta entrada es meritoria de una entrega de galardones:

Y respondiendo a la eterna pregunta… ¿Merece la pena desquiciarse con notificaciones de aplicaciones de compras y soltar la gallina para comprar una PlayStation 5?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ringo_approves__by_monieo.jpg

5 comentarios sobre “Poco Juego y Mucho Hardware: Mi primer aniversario con PlayStation 5

  1. Me sorprende especialmente lo del mando pues todo el mundo dice que es la panacea. Yo no he tenido el placer de probarlo aún (sí pobre), pero siento mucha curiosidad.

    El resto del balance me lo podía imaginar, pero si te sirve de consuelo, todos los inicios de generación han sido flojos, al menos en esta tienes la posibilidad de jugar con mejoras a los juegos de PS4, que cuenta con un más que respetable catálogo. Pero vaya, lo que te digo, yo la única consola que he comprado de salida fue PS2, y me tiré casi un año jugando a juegos de PS1 hasta que empezó a llegar lo gordo. Cosa que esta generación está tardando más en llegar, pero por problemas que creo que son más que evidentes.

    Sea como sea tu tienes PS5 (no pobre) y el resto de mortales, como yo (si pobre), seguimos sin ella XD también te digo que PS4 me sigue dando para paja, y no tengo mucha prisa en dar el salto, al menos no mientras haya problemas de stock, paso de hacer malabares para conseguir la consola.

    Genial entrada Arald, como de costumbre, tan genial como tu tele que es lo que más me ha gustado xD

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias por comentar Suso! Lo del mando yo al final es que ya no sé, igual es que me he acostumbrado a esta vibración más inteligente y a la hapticidad de los gatillos pero yo lo veo ya como algo «rutinario». Por eso decía que igual si me ponía ahora con uno de PS4 notaba la diferencia y verdaderamente veía esas «virtudes».

      Yo la verdad es que como nunca me había preocupado como hasta ahora de estar en el «flow» de lo videojuegos pues no tenía ni idea de que los inicios de generación fuesen así. Supongo que con el paso de los años la cosa irá mejorando porque el final de la generación pasada a mí me ha parecido bastante apoteósico y por este motivo, como bien dices, hay catálogo de PS4 para rato XD

      ¡Muchas gracias de nuevo por comentar Suso! ¡Un día te invito y nos echamos unos dobles con el pepinazo de pantalla y ya verás como acabamos con alguna dioptría de más!

      Me gusta

  2. Mmm… La verdad es que el decálogo sobre la plei 5 esta bueno, pero no tengo mucho que decir, porque tengo que probarla yo mismo para verificar, a fin de cuentas, aunque hay una ya en casa, no es mía precisamente, yo sigo con la PS4 FAT que por otro lado, no suena tanto como uno esperaría, pero es lenta de cojones, lo que tiene que tenga ya sus añitos. Por lo demás me esperaba el mando mejor, aunque nuevamente me han comentado de primera mano, que si esta muy bien y se nota en los escasísimos títulos de la maquina, para todo lo demás, pues no. Pero es lo que tiene que ahora sea más emulador de PS4 que otra cosa.

    Lo dicho buena entrada, a ver si me mandas dirección del proveedor de la pantalla porque no veas xD

    Un saludo 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por comentar Spi! 🙂 Si tienes ya una en casa te la debes apropiar por la fuerza XD La verdad es que el tema de las cargas sí que es muy notorio. Ya te digo, a mí ahora jugar en Switch se me hace bastante pesado porque ya estoy acostumbrado a este tipo de cargas rápidas. En cuanto al mando a mí me parece una pasada pero ya te digo que tampoco me parece la flipada que nos están intentando vender (Aunque como decía igual es más tema de estar ya acostumbrado o vete tú a saber XD)

      Para el tema de las pantallas Suso es el que maneja y el que las tiene escondidas en el almacen XD

      ¡Muchas gracias por pasarte y comentar Spi! ¡Un saludo! 🙂

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s