Homenajeando mi Primera Entrada: Jak 2 El Ebrio

Hoy es el día de hablar de nuevo de aquella saga de videojuegos que constituyó los cimientos de esta casa, mi primera entrada, cuando aún se trataba de un “problog” llamado “Un Café en el Salón” y no tenía ni idea de cuál iba a ser su futuro ni tampoco su alcance. Más de dos años después voy a hablar de nuevo de Jak and Daxter, solo que esta ocasión lo haré de la segunda entrega de la saga: Jak II El Renegado. Nuevas caras, nuevas mecánicas pero… ¿Bajo los mismos efectos del alcohol de garrafón?

Si bien cuando hablé por primera vez de las aventuras del bueno de Jak aquejé gran parte del fiasco que me llevé al factor nostalgia, en el caso de Jak II directamente no guardaba un buen recuerdo del mismo de su época de PlaySation 2. Recuerdo que, debido a mi descontento con los cambios en lo que a jugabilidad y concepto introducidos respecto a la primera parte, no llegué a completar el juego en su día y dejé la saga abandonada. No obstante, en un alarde de masoquismo después de la úlcera gástrica que sufrí hace dos años con la primera parte y de una clara escasez de memoria histórica, decidí darle una segunda oportunidad a Jak II. Pensaba que ahora, con la mentalidad más abierta que en mi adolescencia, le podría dar al juego, considerado por varios el mejor de la saga, el juicio de valor que se merecía. Mi úlcera no estaba preparada para volver a enfrentarse a Jak.

Pero bueno, tampoco quiero ser injusto y subrayar los aspectos negativos del juego (Me suena esta frase), menos después de que en Twitter escribiese un tuit muy “happy” sobre el tema reconociendo que había disfrutado el juego. Las gafas del amor y del buenrollismo de Twitter. Reconozco que lo he disfrutado sí, pero eso no quita que hubiese elementos que me generasen urticaria y escozor intestinal, y mucho más después de madurarlos unos días tras finalizarlo.

Empecemos hablando de la jugabilidad, elemento vertebral en los videojuegos del género plataformas-acción. Pese a que reconozco las notorias mejorías que realizaron respecto al primer juego, especialmente a lo que al control se refiere, la jugabilidad me sigue pareciendo una cagada del tamaño de un obús. Señalemos aquellos aspectos más lamentables:

1. Controles: Si bien es cierto que hay una mejoría franca en lo que a movimientos chungos y ebrios se refiere, la marca de la casa no se pierde y algunos saltos siguen siendo un dolor de huevos. No porque el jugador lo haga mal, que también podría ser, sino porque el propio Jak parece que quiera arrojarse al vacío con cada salto en vez querer cogerse a un saliente. No es tan exagerado como en la primera parte, pero hay algunos niveles en los que llega a ser desquiciante, especialmente si dicho salto churriguero se encuentra al final de un nivel. Y a colación de esto pasamos al siguiente punto.

2. Diseño de niveles: Señores, esto sí que es una mierda mal cagada. Reciclaje de niveles, checkpoint inexistentes, mecánicas mal programadas… No sé ni por donde empezar. Los niveles no es que sean largos ni complejos, más bien diría que son cortos, pero la falta de puntos de control hace que las muertes absurdas, que no son pocas, se conviertan en un volver a repetir todo el nivel. Esto una vez o dos pasa, pero cuando llevas diez porque hay un salto mal programado, se cargan a alguien que escoltas por tener una IA regulera o te zurran unos enemigos que reparten tollinas como sartenes, te dan ganas de arrancar el cable de la luz y metérselo por el ojete a los desarrolladores.

3. Controles (Parte II): Tal vez uno de los elementos más destacables si comparamos Jak II con su predecesor es la inclusión de armas para hacer frente a los enemigos. Aunque estas aportan una nueva dimensión jugable tienen un “apuntado”, si se le puede llamar así, que es nefasto por decir algo bonito. Esto se hace patente en determinados niveles en los que hay que hacer frente a oleadas de enemigos y que terminan desquiciando porque Jak disparando parece un alcohólico dándole al tiro al plato. Angustioso es poco.

4. El “mapita del GTA”: Jak II también cuenta con la peculiaridad de presentar un mapa que es una ciudad que actúa como nexo entre los distintos niveles. Sinceramente pienso que esto no es más que un aborto causado por la fiebre que había por GTA en aquel entonces ya que recuerda demasiado a estos títulos: podemos “robar” vehículos para desplazarnos, atacar a los ciudadanos, nos persiguen los enemigos al más puro estilo policía, en el mapa van apareciendo los iconos de los distintos personajes que nos irán dando las misiones… La idea no es mala, pero está menos trabajada que ligar en un prostíbulo. Las posibilidades son nulas: dos o tres modelos de vehículo, mínima interacción con los NPC… Eso sí, te has de recorrer de punta a punta el dichoso mapa como mil veces para ir de un nivel a otro o de un NPC a otro y esto termina cansando, y mucho. Una tomadura de pelo de cuidado.

5. Los enemigos: No es que sean un problema en sí, lo que pasa es que pegan como padrastro borracho lo que sumado a los problemas que mencionaba previamente de los controles hace que el bueno de Jak se lleve unas zurras de campeonato. Hay algunos niveles que son una auténtica bacanal de cuero y bondage. Recuerdo especialmente uno en el que sufres una emboscada de los soldados de la Guardia Carmesí en los muelles de la ciudad en el que te cae una somanta de palo que lo único que te apetece es apagar la consola y dedicarte a otra cosa.

Pero bueno, siendo justos no todo son ortigas en el campo: Hay bastantes niveles que se disfrutan, los enfrentamientos contra jefes no están nada mal y hay misiones como las de las carreras de naves que, sin ser una pasada, aportan un toque fresco al juego… Pero tampoco nos engañemos, esto no hace sombra a la montaña de mierda que suponen los defectos en lo que a jugabilidad se refiere.

Ahora bien, si hablamos del tema argumental la cosa cambia. Dejando de lado el rollo alterego oscuro y emo que tiene Jak en este juego y que me parece que no pinta nada y que sobra totalmente, el resto de mejoras a nivel argumental y narrativo que se incluyen sí que han sido de mi agrado. En Jak II se presenta una historia más madura, en la que se tratan temáticas un poco más adultas, con algunos giros interesantes y con un mayor desarrollo y profundidad en los personajes que la verdad es que sorprende teniendo en cuenta el tipo de videojuego frente al que estamos.

Por último, a nivel técnico los gráficos siguen en la línea de la primera entrega, estando más pulido el modelado de los personajes, y la música es regular y poco destacable, especialmente la pieza musical de Villa Refugio, la ciudad principal, que de tanto escucharla termina rayándote la mente e incitándote al suicidio.

Dicho todo esto, a modo resumen y con una hemorroide de más gracias a las aventuras del bueno de Jak y a los programadores de Naughty Dog, he de decir que el juego, dejando de lado algunos ataques de ira, me ha parecido lo suficientemente entretenido como para terminarlo. En mi defensa diré que también lo he jugado en una época de vacas flacas para mí en lo que a jugar a videojuegos se refiere y que no me apetecía jugar a ninguna cosa en concreto la verdad.

Y para ir cerrando, continuando con el homenaje que ha sido esta entrada a aquel primer texto que concibió este blog, no podían faltar los galardones:

Y por supuesto… ¿Recomiendo soltar la gallina para jugar a Jak II: El Renegado?

2 comentarios sobre “Homenajeando mi Primera Entrada: Jak 2 El Ebrio

  1. JAJAJA que maravilla de entrada, yo la verdad es que si tengo buen recuerdo de este juego porque lo jugue de pequeño, aunque claro lo dicho, llevo como una decada por lo menos o más sin catarlo, a lo mejor ahora lo pruebo como tu y me da urticaria…

    Recuerdo que lo que más me echaba para atrás era tanto el diseño de niveles, como algunas misiones de escolta y es un juego que deje a medias muchas veces, porque había decisiones y diseños que no me gustaban. Y que a día de hoy no se como me las tomaría.

    Eso sí, aunque no he leído tu entrada del primer Jack, si lo recuerdo más ameno que este, también recuerdo al tercero con mas cariño y muchas cosas mejor hechas, pero bueno, el día que los rejuegue y tu pruebes ya todos, volvemos a competir opiniones.

    Un saludo ^^

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por comentar! ¡Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada Spiegel! La verdad es que en la entrada he exagerado un poco 🤣 Aunque es cierto que muchas de esas cosas me molestaron bastante al final el balance no fue tan negativo (Aunque no negaré que si hubiese tenido algo “mejor” a lo que jugar tal vez hubiese dejado el juego a medias). La verdad es que hoy en día es duro enfrentarse a este tipo de juegos que idolatrábamos en nuestra infancia y más si nos llevamos alguna sorpresa desagradable como me está ocurriendo con los Jak and Daxter.

      A la tercera parte la verdad es que nunca llegué a jugarla en PS2 porque esta segunda no me gustó, pero la dejo pendiente para jugarla un día y más si comentáis que es mejor. Eso sí, necesito tomarme un descanso del bueno de Jak 😂

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s