¿Se puede aprender jugando a Videojuegos? Mi Experiencia al respecto

Algo que me llama bastante la atención es la frecuencia con la que sale a la luz el tema de la educación cuando se habla sobre la afición a los videojuegos de los niños y de los adolescentes, especialmente cuando el debate tiene lugar con padres ajenos a dicha afición. He de decir que lo veo injusto. No entiendo el por qué, aunque puedo hacerme a la idea, al videojuego se le exige algo que no se le exige a otras aficiones comparables como podrían ser el cine o la televisión. Tampoco quiero entrar en lo absurdo que es que muchos de estos padres tan preocupados por la educación de sus hijos prefieran que estos vean la televisión antes de que jueguen a los videojuegos, actividad mucho más estimulante, con el único fin de que los niños “no jueguen tantas horas al día”.

Pero en el lado opuesto ocurre lo mismo. Aunque tal vez en esta entrada termine pecando un poco de ello, tampoco entiendo por qué los aficionados de los videojuegos tienen que justificar su afición en términos de “educación”. Y es que resulta, desde mi punto de vista, absurdo el defender que los videojuegos sirven para educar. Evidentemente si se juega a un videojuego histórico, como por ejemplo Age of Empires, del mismo modo que si se ve una película basada en algún hecho histórico, algo de historia se puede aprender, pero hay que tener presente que la finalidad primera de un videojuego, al igual que la del cine, es el entretenimiento y no la educación. Es por este motivo que veo ambas posturas un tanto absurdas.

No obstante, quedando de absurdo bajo mis propios principios tras lo previamente mentado pues voy a justificar el uso de los videojuegos en términos de “educación”, he de decir que yo personalmente he desarrollado algunas cualidades muy importantes y prácticas para la vida diaria gracias a los videojuegos. Los videojuegos no me han enseñado ciencia, historia o matemáticas (Aunque por las risas sí que diré que me han enseñado inglés), pero sí que pienso que para mí han sido una herramienta muy importante para potenciar algunos aspectos como la organización, la concentración y la multitarea, aspectos que al no poder examinarse “directamente”, como por ejemplo una pregunta de historia, no se tienen tan en cuenta por aquellos que parece que busquen que los videojuegos “eduquen” a sus hijos.

Yo siempre he pensado que la base del éxito a la hora de realizar cualquier empresa de forma eficiente, obviando el inherente efecto de la suerte en nuestras vidas, radica en una buena organización y en la capacidad de poder manejar de forma simultánea todas aquellas variables de las que dependa dicha empresa. Controlar estas herramientas va a permitir trazar el plan idóneo para que el resultado de dicha empresa sea un éxito. A fin de cuentas, en esencia, un videojuego es esto.

Volviendo a Age of Empires, más allá de la pincelada de conocimiento histórico que podemos extraer de sus campañas, el tener que gestionar decenas de recursos y de unidades independientes para poder desarrollar una civilización y alzarse con la victoria unos rivales pienso que es un entrenamiento cojonudo para el que el día de mañana tenga que gestionar las decenas de temas que hay que preparar en una oposición o las decenas de variables que hay que planificar en el día a día de una familia.

Aunque los videojuegos de estrategia a tiempo real o puramente de gestión de recursos son un claro ejemplo de esto, en cierto modo este concepto de gestión de recursos y de multitarea está presente, en mayor o menor medida, en la gran mayoría de videojuegos: Desde el videojuego de plataformas en el que tendremos que ser capaces de manejarnos con multitud de elementos en pantalla para poder sobrevivir hasta el videojuego de rol en el que tendremos que gestionar un inventario y un arsenal inmenso para poder superar con éxito un enfrentamiento contra un jefe.

Voy a echarme unas flores. Siempre he pensado, y me enorgullezco de ello, que unas de mis cualidades más valiosas han sido mi capacidad de planificación, gestión y optimización tanto del tiempo como de los recursos de los que disponía a la hora de realizar una determinada actividad. Sinceramente pienso que los videojuegos han sido los responsables de que haya podido desarrollar tanto estas cualidades.

Por ejemplo, cuando era estudiante y iba a estudiar para un examen, tenía una gran fluidez mental tanto para organizar los contenidos que tenía que preparar así como para trazar un plan de estudio, del mismo modo que cuando jugaba por ejemplo a Age of Empires trazaba desde el inicio de la partida un plan de victoria y organizaba recursos, recolectores, constructores y soldados para poder lograr mi objetivo de la forma más eficiente posible. Así pues, era capaz de estudiar todo el temario que iba para un determinado examen dentro del tiempo establecido, pudiendo guardar incluso algunas parcelas del mismo para el ocio. Y no me fue nada mal en los estudios…

Tal vez no sean más que impresiones mías, pero tengo la firme creencia (Y pienso que no soy el único puesto que ya hay algunos estudios reglados que arrojan evidencia sobre esto, aunque tampoco quiero detenerme demasiado en esto pues no es el objeto de esta reflexión) que los videojuegos han jugado un papel crucial en el hecho de que desarrollase más estas cualidades sobre otras. Evidentemente no niego que haya otros factores que también hayan influido en ello y no voy a restar mérito, por ejemplo, a la educación que recibí de mi madre.

Volviendo a las raíces de esta entrada pienso que es un error mezclar el concepto de “educación” con aquellas aficiones cuya finalidad principal no es educar, sino entretener. Evidentemente sí de algo se puede aprender pues mucho mejor, per hay que saber y entender que la finalidad del ocio, y por tanto de los videojuegos, es otra. La educación debe surgir de padres y tutores y de maestros y profesores, no de un videojuego ni de un programa de televisión. No obstante, quería compartir mi experiencia y si sirve para ampliar los horizontes de alguna persona un poco más “cerrada de mente” y de este modo algún chaval puedo disfrutar en mejores condiciones de su afición pues mucho mejor.

¿Vosotros qué pensáis al respecto? ¿Creéis que se le debería exigir a los videojuegos en términos de educación? ¿Vosotros habéis aprendido algo o habéis desarrollado alguna cualidad gracias a los videojuegos los videojuegos?

2 comentarios sobre “¿Se puede aprender jugando a Videojuegos? Mi Experiencia al respecto

  1. Muy buena reflexión, además aparte de esa fluidez mental que comentas, la capacidad de gestión en ámbitos personales y académicos y el conocimiento de datos históricos hemos de añadir los idiomas (al menos el inglés).
    El hecho de que muchísimos títulos hace años no llegasen traducidos a nuestro idioma nos obligó a tirar de diccionarios e ir hilando las conversaciones para disfrutar de la historia del juego en sí.
    A día de hoy agradecemos muchísimo eso.
    Grandísima reflexión la de este post. Compartido queda porque da para hablar largo y tendido sobre el tema.
    Un grandísimo saludo, compañero!!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por comentar! Con lo del inglés he de darte toda la razón. Mi «extraescolar» de inglés eran los videojuegos y gracias a ello terminé con un nivel bastante mayor que el que manejaban muchos de mis compañeros de clase en mis tiempos de escuela e instituto que no jugaban a videojuegos. Espero que poco a poco estas bondades sobre los videojuegos ganen terreno a todo la «leyenda negra» que hay sobre ellos ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s