Reflexión sobre el Envejecimiento de los Videojuegos: ¿Se le da el valor que merece?

Uno de los temas que siempre he querido tratar en el blog y sobre el que me gustaría debatir es el del envejecimiento de los videojuegos. Este aspecto, que podríamos definir como la capacidad que tiene un videojuego de ofrecer una misma experiencia independientemente del paso del tiempo, creo que es bastante importante y pienso que no se trata, o al menos no se trata como se debería, en los debates sobre videojuegos. Tampoco es algo que me extrañe, pues lo mismo ocurre en cierta medida con otros medios de entretenimiento como lo es el cine.

La “impopularidad” de este tema no es fortuita y se explicaría por el hecho de que el concepto de “envejecimiento de los videojuegos” va totalmente en contra del sentimiento de nostalgia. A todos nos gusta recordar, y yo soy el primero, a los videojuegos de nuestra infancia de un modo especial. Nos gusta retener la idea de que aquellos títulos de antaño nos ofrecieron experiencias maravillosas y que dichas experiencias se mantendrían inmutables a día de hoy. No obstante, lo habitual es que estos títulos a día de hoy se alejen de esa perfección con la que los recordamos e incluso sean injugables atendiendo a la actualidad del mundo del videojuego.

¿Y por que tratar un tema, a priori, tan escamoso? Por una parte, por el hecho de que históricamente se ha ensalzado a algunos videojuegos, y en muchas ocasiones con el fin de menospreciar a terceros, con una serie de argumentos claramente edulcorados por la nostalgia. La de veces que he escuchado el típico “Ocarina of Time es el mejor videojuego de la historia y -inserte aquí cualquier videojuego- es mucho peor” (Sí, lo mío con The Legend of Zelda: Ocarina of Time roza lo personal). El problema de esto surge cuando medios especializados, profesionales e influencers se hacen eco de este tipo de afirmaciones que no hacen más que buscar dañar a terceros.

Otro motivo por el que pienso que se debería tratar este tema es por su valor histórico y cultural. Creo que para un aficionado al mundo de los videojuegos tiene interés el ver y conocer de dónde venimos para comprender cuál ha sido la evolución del videojuego durante estos años, qué géneros “han tocado techo” y qué es lo que podemos esperar en generaciones de videojuegos venideras.

Por último, pienso que conocer esa realidad que es el envejecimiento de los videojuegos y darle el valor que merece va a servir para hacer un ejercicio de autocrítica y para evitar caer en el autoengaño. Un claro ejemplo es la entrada con la que di el pistoletazo de salida a este blog en la que hablaba de la primera entrega de Jak and Daxter que recién acababa de jugar en PlayStation 4. En esa entrada ponía de manifiesto mi descontento ante un título que recordaba con laureles y que tras volverlo a jugar me resultaba tosco hasta en la tipografía de su título.

Ya para cerrar me gustaría retomar, como no, el tema de Ocarina of Time y esa falacia del “mejor videojuego de la historia”. Creo que nadie pone en duda el impacto que tuvo este título en el mundo del videojuego en su día y que fue una de esas obras que sirvió como precedente y que sentó las bases de lo que son a día de hoy algunos géneros de videojuegos. Méritos a parte, creo que es un juego que aunque en su época brilló pero que ha envejecido tremendamente mal y que hoy en día deja mucho que desear (Al igual que la gran mayoría de títulos que dieron el salto de las dos a las tres dimensiones). Suponiendo que existiese ese “mejor videojuego de la historia” creo que un buen envejecimiento debería ser un criterio imprescindible para el merecedor de ese título pues que yo sepa la “historia” incluye hasta la fecha actual.

Como contrapartida, y para que se entienda mejor mi reflexión, creo que es necesario hablar de videojuegos que han “envejecido bien”, videojuegos que no necesitan ningún remake ni remaster porque ofrecen una experiencia similar a la que ofrecían cuando fueron desarrollados. Para que no me tachéis de hater de Nintendo o de Zelda lo haré hablando de otros dos títulos de la misma franquicia: TLOZ A Link to the Past y TLOZ Breath of The Wild. Ambos títulos aunque no hayan sentado unas bases, como lo hizo Ocarina of Time, sí que han “tocado techo” en sus respectivos géneros. El primero de ellos, tras casi tres décadas, es igual de disfrutable que el primer día y el segundo, debido a sus características, tengo la sensación que mientras se siga jugando a videojuegos con mando y televisor será imperecedero.

Y ahora viene mi puyita: es triste que un título que a día de hoy podría ser considerado injugable, tanto por las nuevas generaciones como por los que ya llevamos muchos años dedicados a esta afición, termine eclipsando y haciendo sombra, por cuestiones de nostalgia y mero recuerdo, a títulos de igual calado y que han sobrevivido perfectamente, o al menos en mejores condiciones, al paso del tiempo. Los videojuegos del pasado tienen su mérito y está bien guardarles un hueco privilegiado en nuestro recuerdo, pero fuera de esto último no deberían ser empleados como arma arrojadiza en debates y críticas relacionadas con el mundo del videojuego.

5 comentarios sobre “Reflexión sobre el Envejecimiento de los Videojuegos: ¿Se le da el valor que merece?

  1. He tenido una extraña relación con Secret of Mana. Se que es mas mi culpa que de la comunidad, pero cuando veo a tanta gente poniendo el juego en un altar, pues algo me hizo gradualmente cogerle rabia por no darme la gran experiencia de la que todo el mundo parecía haber disfrutado. Entonces entendí que, a lo mejor, era cuestión de nostalgia endulzando las cosas, o simplemente ya no tengo la mentalidad de los jugadores de aquella época.

    De nuevo, es mas mi culpa que la de los demás, pero el punto es que todo fue porque a un juego se le dió un valor que probablemente mereció en su momento, pero que le queda muy alto considerando estándares recientes.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por comentar como siempre Leaf! 😁 No veo que sea culpa tuya. Hay títulos que la comunidad tiende a ensalzar muchas veces con el único argumento de la nostalgia lo que termina restando a la poca objetividad que se le puede dar a una crítica o debate sobre videojuegos 😅 Coincido también en que he sentido esa rabia al no poder experimentar esa experiencia que otros ponen tan por las nubes, pero en la mayoría de casos mi “enfado” con esos títulos nace más del uso inapropiado de la nostalgia para atacar a los gustos de terceros… ¡Muchas gracias por comentar! ¡Es un placer debatir contigo Leaf! 😊

      Le gusta a 1 persona

  2. La nostalgia nos juega muy malas pasadas. Por norma general, la mayoría de juegos de principios de las 3D han envejecido bastante mal en comparación con juegos en dos dimensiones. No sólo a nivel técnico, sino también a nivel jugable, pero, cómo bien dices, nos autoengañamos por nostalgia.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por comentar Suso! Al final ese autoengaño tampoco es que sea algo malo, pues un dulce no amarga a nadie, el problema es cuando no somos conscientes de ello y hacemos un “mal uso” de esa nostalgia para atacar a los gustos de terceros. Muy de acuerdo con tu comentario… ¡Un saludo! 😁

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s