Padres… ¿Y el Multijugador pa’ cuando?

La de veces que he tenido que negar a mis amigos en los últimos tiempos esa partida a Monster Hunter World, Crash Nitro Fueled o a League of Legends, que parece que vuelva a ser el juego de moda dentro de mi grupo. Algo que tras dos años ya dan por sentado, al principio provocó algunas fricciones entre nosotros. Entiendo que tal vez desde fuera sea algo difícil de comprender: “¿Cómo que no tienes ni veinte minutos para jugar una partida rápida?”, “¿Por qué no dejas a los niños con tu mujer/marido y juegas un rato?”, “¿Por qué no juegas con nosotros cuando todos estén dormidos?”… Y así un largo etcétera. Para dar respuesta a todas estas preguntas pienso que tienes que ser padre y haber cambiado muchos pañales, haber limpiado muchos vómitos sorpresa a medianoche, haber dormido muchas noches con tus hijos porque tenían pesadillas y haber preparado muchos biberones a horas que antes de ser padre pensabas que solo existían si ibas a una rave. Eso por poner algunos ejemplos.

Pero bueno, tampoco quiero pecar de víctima. Es posible, del mismo modo que es posible pasarse el Crash Bandicoot 4 con los ojos vendados, encontrar ese oasis en medio de la semana para que tus amigos disfruten de tu compañía durante esa relajadísima partida al shooter o al MOBA de moda. Es posible, sí, pero… ¿A qué precio?

Podemos empezar a obviar el detalle de que si vuestros hijos os igualan o superan en número, especialmente si son pequeños, cuando llega ese momento del día en el que puedes saborear la libertad estás más apaleado que un malo de Uncharted y tus reservas de adrenalina, tan necesaria para dar la talla en una partida con tus amigos, están más secas que el Desierto de Dalmasca. También obviaría ese detalle de la negociación, ese “cariño, sé que es la única hora en toda la semana en la que que nuestros hijos nos han dado un respiro pero mis amigos me necesitan para subir de Bronce a Plata en League of Legends…”.

¡Ah! ¡Lo olvidaba! Para los incrédulos que piensen que en la noche está la respuesta… ¿Recordáis a los Chasqueadores de The Last of Us? Pues una noche con niños pequeños os recordaría a ellos. Para que os hagáis una idea, los que no tengáis hijos, es como cuando erais adolescentes y os levantabais en mitad de la noche, para hacer lo que todos bien sabéis, y pese a ser más sigilosos que Solid Snake vuestra madre era capaz de sorprenderos en mitad del abrazo de la oscuridad. En resumidas cuentas: el “click” de un botón que se presiona con más fuerza, esa frase que se te escapa porque te han matado en el juego y que empieza con un “cauen to…” que sueltas con boquita piñonera y que abortas antes de terminar… Todo ello es capaz de generar un despertar inesperado de alguno de los pequeños con las consecuencias que ello acarrea. Y, por supuesto, la idea de comunicarte con micrófono durante una partida con tus amigos es el PT de Kojima (A buen entendedor, sobran las palabras).

Pero bueno, si sois personas de fe en vuestra empresa, de esas que compraron No Man’s Sky o Cyberpunk 2077 de salida, tal vez podáis obviar estos detalles sin importancia del metajuego y conseguir entrar en tan ansiada partida multijugador con amigos… ¿Y qué os encontraréis? Si todavía no os han borrado la cuenta por inactividad, si sois capaces de comunicaros con vuestro equipo mediante lenguaje de signos, si esos amigos vuestros sin obligaciones no se conectan media hora tarde haciéndote perder tu valiosísimo tiempo, si no estáis tan oxidados como para convertiros en el objeto de placer de los rivales y si no tenéis que abortar la partida a la mitad porque vuestro hijo quiere un vaso de agua, tal vez paséis un buen rato.

Dejando de lado el humor y la hipérbole, el juego multijugador en línea cuando se tienen hijos pequeños, aunque posible, no es algo fácil y pienso que tiene un coste bastante importante. Del mismo modo también pienso que puede ser algo muy gratificante dentro de esa “burbuja social” que puede llegar a ser la paternidad, y más aún en los tiempos actuales de pandemia, convirtiéndose en una herramienta de gran interés para socializar con gente de fuera del núcleo familiar. Evidentemente de cada uno depende establecer unas prioridades y decidir en qué invertir su tiempo y esfuerzos. En mi caso en particular, aunque reconozco que echo de menos la diversión y las risas del multijugador con amigos, en el momento actual lo que más me compensa y por lo que abogo es por un juego individual, tranquilo y sosegado. Algún día llegará ese momento en que mis hijos sean lo suficientemente mayores como para compartir conmigo las bonanzas del juego multijugador.

8 comentarios sobre “Padres… ¿Y el Multijugador pa’ cuando?

  1. excelente articulo! me sentí identificado con la situación y eso que aun no tengo hijos pero estar casado implica mucho tiempo manteniendo la casa limpia, cuando menos me lo espero ya es hora de dormir, gran trabajo, Arald. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  2. De primeras es un placer volver a poder leer unas de tus entradas, ya que se echaban de menos. De segundas nos hemos partido la caja con la comparación de los chasqueadores.
    No tenemos hijos, pero sí que estas experiencias que cuentas las hemos vivido con algún sobrino y/o primo pequeños a la par de las anécdotas contadas tanto por amigos jugadores que si son padres, tanto ya para jugar a multi como solo para ponerse a seguir alguna historia de cualquier título individualmente. Ya llegará el tiempo con el que puedas compartir alguna partida con tus hijos y enseñarles grandes títulos con los que disfrutar o como bien dices compartir risas y el buen rato con ellos.
    Lo dicho, un placer volver a leer uno de tus textos y esperamos que vuelvas pronto a deleitarnos con alguno más.
    Un abrazote y saludos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Esta muy bien tenerte de vuelta tras un tiempo Arald, se echaban en falta tus escritos.

    Respecto a la entrada, yo aún no tengo hijos y tampoco estoy en vísperas de tenerlos, pero cuando los tenga lo más probable es que sufra cosas similares a la experiencia que cuentas… Por suerte no soy mucho de jugar multijugador, pero los «Joder» o «Mecagueentodo» nocturnos, mientras le estoy dando a cualquier cosa, no me los quita nadie, asi que tengo miedo de cuando llegue el momento, me quede sin el vicio en condiciones, durante una larga temporada, por eso aprovecho ahora.

    Gran entrada, un saludo ^^

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias por comentar Spiegel! 😊 Pues sí, aprovecha ahora porque aunque la paternidad da muchas cosas buenas lo del vicio en condiciones se pierde por completo 🤣 Estás condenado a la nocturnidad y a ser muy silencioso 😬 ¡Un saludo y nos leemos! 😊

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s