Jugando al JRGP Legendario: Chrono Trigger

La de veces que habré leído o escuchado eso de que “¡Chrono Trigger es el mejor JRPG de la historia!”… Los que me conozcáis supongo que ya sabréis mi posicionamiento sobre estas aseveraciones que traen por bandera ese “mejor de la historia”, no obstante también es cierto que cuando el río suena es que agua lleva y si Chrono Trigger es tan querido por el público debe ser por algún motivo… La cuestión es que hace unos días que empecé con el juego, los que me seguís por Twitter seréis muy conscientes de ello, y tengo tanto hype que querría dedicarle unas líneas incluso sin haberlo acabado (Aunque pienso que no deberá quedarme demasiado).

Mucho tiempo llevaba dándole vueltas a este título, pues como amante del género JRPG era un videojuego que debía jugar sí, pero fueron muchos los motivos que me impidieron hacerlo. Inicialmente por cuestiones de infraestructura, posteriormente por cuestiones económica y finalmente por cuestiones meramente personales, pues en mi situación actual, con un tiempo de juego endiabladamente limitado, se me hacía bastante cuesta arriba empezar un título potencialmente denso y largo como suelen ser los JRPG. Me equivocaba.

Si tuviese que describir el videojuego con una única palabra esta sería, tal y como me dijo un buen compañero del medio, “liviano”. Y es que Chrono Trigger un videojuego que te absorbe y en el que las horas se convierten en segundos. Se podría decir que es un videojuego “que se deja jugar”, sensación de la que, en mi caso, no muchos juegos puedan presumir. En una época en la que estamos acostumbrados a videojuegos con grandes arcos narrativos, espectáculo gráfico, la constante búsqueda de la innovación en las mecánicas jugables… un título con las características de Chrono Trigger se agradece. Tal vez no sea un título realmente sobresaliente en ningún aspecto, o al menos a mí así me lo parece, y más tras un recorrido de 25 años tras su lanzamiento en el que he podido experimentar todo tipo de fórmulas, pero es un título que todo lo que hace sabe hacerlo de maravilla y es en este punto donde verdaderamente creo que Chrono Trigger es brillante, algo que no puedo decir de muchos videojuegos.

A favor de lo mencionado en el párrafo anterior estaría esa sensación de embarcarse en una aventura ya presente en el momento en el que cruzamos nuestro primer “portal temporal” a los pocos minutos de haber empezado el juego. No sabría explicar muy bien por qué pero esa sensación de estar viviendo una aventura, de sentir que el juego es dinámico llevándote a descubrir una cosa tras otra, sin entrar en demasiadas florituras, y de tener inquietud por saber que va a pasar a continuación, es una sensación que recuerdo mucho de los videojuegos de mi infancia y que pienso que se ha ido perdiendo con la evolución de la industria del videojuego así como con mi propia evolución personal. Sin pecar de nostálgico, pues es la primera vez que juego a este título, Chrono Trigger está haciendo que experimente de nuevo esa sensación de ser un niño ilusionado que vive su propia aventura a los mandos de la consola.

Y es que otro aspecto muy importante a tener en cuenta cuando se habla de Chrono Trigger es que estamos hablando de un título de, nada más y nada menos, 1995. A mi parecer, Chrono Trigger es un videojuego que ha envejecido terriblemente bien y el cual consideraría prácticamente atemporal. En mi caso, y eso que mi percepción sobre el mundo del videojuego ha ido cambiando bastante con el paso de los años, Chrono Trigger es un videojuego que perfectamente hubiese podido disfrutar con diez, con quince o con veinte años. No voy a negar que, aunque me gusten los videojuegos retro, en especial aquellos que jugaba durante mi infancia, a día de hoy acostumbrado a todo el despliegue técnico de la presente generación me resulta muy difícil jugar a juegos antiguos sin tener esa sensación de que algo “está rascando”. Pero eso no me ha pasado con Chrono Trigger. El que sea un título perfectamente disfrutable tanto en la actualidad como en el pasado creo que es otro de los aspectos que hacen que Chrono Trigger se haya ganado con el paso del tiempo esta etiqueta de “JRPG legendario”. Pocos son los videojuegos de generaciones antiguas que pueden presumir de ser, como mínimo, igual de divertidos e hipnotizantes que en el momento de su lanzamiento.

Y un poco estas eran las sensaciones que os quería transmitir sobre el título a escasos compases del final de la aventura. Tampoco he querido entrar en detalles como el argumento, el sistema de combate, el diseño artístico… pues prefiero que cada uno que juegue los juzgue por si mismo. Esta entrada no era más que la excusa para transmitiros mi fascinación por un título que se ha convertido en la luz de un faro en medio de una tormenta de dudas y desilusión respecto a mi percepción del mundo del videojuego. Pese a que esta entrada pasará a formar parte de la sección Let’s Play!, me voy a guardar la puntuación sobre mis impresiones a expensas de terminar el juego, aunque puedo adelantar que de momento se posiciona como un importante candidato al GOTY anual. Sobra decir que, si no habéis jugado a Chrono Trigger y os gustan el JRPG y las aventuras, me sumo a esas voces que vitorean y recomiendan este título. No os decepcionará.

Un comentario sobre “Jugando al JRGP Legendario: Chrono Trigger

  1. Siempre es bueno ver como es el primer contacto de la gente con el juego, para ver si logra trascender el paso del tiempo. Yo lo jugué en dos momentos muy distintos de mi vida, y siento que nunca pierde esa magia inicial, que bien retratas en esta entrada con tus impresiones con el mismo.

    Un gran saludo!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s