Sintámonos Afortunados: Estamos Viviendo una Época Dorada para el Videojuego

Cuando pienso en cuál fue la mejor época del videojuego, evidentemente en el sentido más subjetivo de la reflexión, me es inevitable recordar la quinta generación de consolas con la que para mí es la «reina del videojuego», la primera PlayStation. Mi primer contacto con los videojuegos (Y con ello el descubrimiento de todo un nuevo universo), el salto a los 32-bit, el despegue del videojuego como elemento cultural… Evidentemente el peso de la nostalgia es algo muy patente y supongo que, como a mí os pasará, muchos recordéis con especial cariño vuestro primer contacto con este fantástico mundillo. Pero si nos quitamos de los ojos la venda de la nostalgia creo que es evidente que estamos en estos momentos viviendo una época dorada para el videojuego.

Esta entrada me gustaría que sirviese en parte para para hacer un llamamiento al alto el fuego entre aquellos que más que disfrutar de los videojuegos parece que disfruten criticando constantemente, metiéndose con aquellos que no comparten sus ideas y, en definitiva, emponzoñando con su toxicidad el ambiente de concordia que debería existir entre los miembros de una comunidad que comparten afición. Es una lástima que haya personas que prefieran molestar a los demás que aprovechar una época dorada que no sabemos cuánto puede durar. Pero tampoco quiero hacer más hincapié en esta toxicidad pues al final es un tema que ya me cansa. Centrémonos en aspectos más positivos.

¿Y por qué digo que estamos viviendo una época dorada para el videojuego? Por una parte habría un componente. Estos años han sido para mí, quien me conoce bien lo sabe, muy especiales desde el punto de vista personal lo que me ha dado un enfoque distinto y ha hecho que vea las cosas de otro modo, lo que en el caso concreto de los videojuegos implica que los estoy disfrutando con una perspectiva diferente a la que acostumbraba. Esto último se suma a que en la presente generación es cuando me he reconciliado con los videojuegos de consola tras casi unos diez años sin prestarles mucha atención, lo que se traduce en una experiencia de descubrimiento que irremediablemente me recuerda y me remonta a mi niñez con mi primera PlaySation. Estoy redescubriendo el mundo de los videojuegos y está siendo una experiencia maravillosa.

Epoca Dorada 4

Pero mi experiencia personal seguramente sea poco lo que os aporte, vamos a hablar en términos «más objetivos». Echando la vista atrás pienso que hemos mejorado muchísimo en prácticamente todos los aspectos que se podrían exigir a una afición para que su práctica sea sana y disfrutable. Enumeremos unos cuantos:

  • Economía y Accesibilidad: A día de hoy el sector de los videojuegos puede presumir de ser mucho más accesible para el consumidor medio: Videojuegos de reciente lanzamiento con rebajas de más de un cincuenta por ciento, una ampliación de las redes comerciales que permiten cómodamente desde casa adquirir prácticamente cualquier videojuego en formato físico, suscripciones mensuales asequibles que permiten acceder a decenas de títulos… Puede que estemos más o menos de acuerdo con algunas de estas prácticas, pero lo que está claro es que el acceso a los videojuegos es mucho más sencillo y económico que hace veinte años cuando para comprar un videojuego había que desembolsar del orden de cinco mil a diez mil pesetas, y eso si lo encontrabas en las tiendas. Esta evolución de mercado es tal que así que la piratería, reina indiscutible del entretenimiento electrónico hace unos años, ha sido destronada gracias a unas políticas de mercado y de incentivación para el consumidor que suponen un beneficio claro para el usuario haciendo de la piratería, más que algo técnicamente difícil de lograr, sea algo que «no merece la pena» consumir. Si a mi me dijeran hace veinte años que por menos de cinco mil pesetas podría comprar videojuegos originales de alto presupuesto, completamente nuevos y a los pocos meses de su lanzamiento no lo creería (Y probablemente mi madre hubiese visto está afición con otros ojos).

Epoca Dorada 3

  • Variedad: De los catálogos relativamente limitados de las consolas de los años noventa y principios de siglo, tal vez exceptuando el catálogo de PlayStation 2, hemos pasado a tener un ritmo de lanzamientos de nuevos videojuegos que pocos usuarios pueden llegar a asumir. Prácticamente todos los meses existen lanzamientos destacados, por no mencionar la escena indie cada vez más presente y con propuestas de sobrada calidad y originalidad. Aunque sí que es cierto que ha habido un viraje en lo que a géneros predominantes se refiere, navegando un poco por las tiendas, tanto físicas como virtuales, es raro no encontrar un título que se ajuste a nuestras necesidades del momento. Eso por no mencionar el poso que van dejando las generaciones anteriores. Porque claro, no solo podemos disfrutar de los videojuegos actuales, también gracias a algunos servicios de retro-gaming que están desarrollando las compañías, o si no a la clásica emulación, cada día es mayor y mayor el catálogo de videojuegos que se encuentra a nuestra disposición.

Epoca Dorada 5

  • Sociedad: La afición a los videojuegos ha pasado de ser algo minoritario a ser un fenómeno de masas. Hemos pasado de ser los «frikis» y los «raros» que se quedaban en casa jugando a los videojuegos a tener un reconocimiento y una repercusión social y cultural que sinceramente yo no esperaba que llegáramos a tener jamás, o al menos de forma tan temprana. Una comunidad más grande significa tener más voz frente a la sociedad y frente a la industria, tener unas mejores infraestructuras de socialización, dar a conocer a un mayor número de usuarios el mundo de los videojuegos… Los videojuegos ya forman parte de nuestra sociedad y de nuestra historia ¿Quién hubiese imaginado hace unos años que un eSport pudiese tener tal repercusión que se llegara a codear con los deportes tradicionales?

Epoca Dorada 6

  • Evolución técnica: El videojuego es un arte joven muy sujeto al progreso tecnológico. Este progreso dota año tras años a los desarrolladores de un despliegue de herramientas cada vez más variadas y potentes que termina repercutiendo en productos cada vez más elaborados, tanto desde el punto de vista meramente técnico como desde el punto de vista de la jugabilidad. Fotorrealismo, realidad virtual, multijugador masivo, mecánicas innovadoras… e incluso géneros completamente nuevos de videojuegos son algo que muchos siquiera soñamos con tener no hace más de veinte años. El progreso tecnológico parece imparable y el sector del videojuego se está nutriendo muy bien de ello.

Epoca Dorada 2

Evidentemente no todo es positivo: DLC, videojuegos que salen a la venta «rotos», toxicidad en la comunidad, una imagen distorsionada de la sociedad del aficionado a los videojuegos… Siempre va a haber algo que no nos guste, que no mosqueé y que no se ajuste a nuestros intereses pero pienso que a veces centramos demasiado nuestro discurso y damos mucha voz a aquellos aspectos negativos y mejorables, olvidándonos de todo lo positivo que acabamos por perdernos, aunque sea de forma parcial. Y a veces en esto yo soy el primero, reflejo de esto serían un buen puñado de las entradas que he ido publicando por ejemplo en secciones como Pay To Win = Pay For Shit. Con esto tampoco quiero decir que tengamos que ser conformistas con aquello con lo que no comulguemos. Es sano blandir la espada con la intención de mejorar aquellos elementos negativos para nuestra afición pero eso sí, sin perder la vista en aquellos positivos que pienso que tienen un peso mucho más considerable pero que por hacer menos ruido pasan más desapercibidos. De lo contrario no seremos capaces de disfrutar plenamente de los videojuegos y los videojuegos, como arte y afición, su última finalidad es que disfrutemos con ellos.

Epoca Dorada 7

Yo desde luego estoy muy contento. Estoy viviendo una época dorada del videojuego capaz de competir con la fuerza de la más pura nostalgia y que sin duda guardaré en el recuerdo como lo están grabadas a fuego en mi mente aquellas primeras imágenes de un niño sujetando un DualShock y descubriendo las mil y una maravillas que me aguardaban detrás de la pantalla. Yo tengo muy claro como voy a vivir y disfrutar la presente generación de consolas y las venideras… ¿Y vosotros?

Un comentario sobre “Sintámonos Afortunados: Estamos Viviendo una Época Dorada para el Videojuego

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s