Digimon World y el Bug que Terminó con la Ilusión de Toda una Generación…

Supongo que muchos conoceréis Digimon World de PlayStation. Este videojuego desarrollado por Bandai y lanzado al mercado en 1999 supuso un antes y un después en lo que a videojuegos de la franquicia se refiere (Al menos, en mi grupo de amigos, caló hondo). Se podría decir que fue el primer gran videojuego de Digimon que se desarrolló. Del mismo modo que el videojuego tuvo una gran trascendencia también la tuvo un bug que en las versiones PAL del mismo impedía completarlo y sobre el cual hablaré en esta entrada. Pero antes pongámonos en contexto.

DW 2

Haciendo un breve resumen del argumento, en Digimon World el jugador toma el control de un humano que es arrastrado al mundo digital, donde habitan los Digimon, en concreto a la Isla File. Una vez allí Jijimon, que es por decirlo de algún modo el «líder de la isla», encomienda a nuestro protagonista recorrer la isla y conseguir convencer a los Digimon que habitan en ella, que han abandonado la ciudad desprovistos de sus recuerdos, para que vuelvan a Ciudad File y que esta prospere de nuevo como antaño.

En cuanto a la jugabilidad, Digimon World combina un sistema de Tamagotchi con una especie de «Action-RPG» que, sinceramente, no sabría encajar en ningún género en concreto de RPG (El jugador va dando órdenes a su Digimon y este va actuando en consecuencia). Pienso que en este caso un vídeo donde podáis ver el sistema de combate vale más que mil palabras. Como fruto de la combinación de estas características, el jugador deberá alimentar, entrenar, hacer descansar e incluso llevar al baño a su Digimon para que de este modo se desarrolle y digievolucione en Digimon más poderosos que puedan enfrentar los distintos retos que plantea Isla File. Pero esto no acaba aquí, del mismo modo que ocurría con los Tamagotchi, los Digimon tienen una esperanza de vida limitada por lo que tras X días de tiempo de juego mueren y renacen en forma de huevo, empezando el proceso de entrenamiento de nuevo pudiendo optar de este modo por distintos tipos de Digimon.

DW 4

Sabiendo en que consiste el juego creo que ya podemos pasar a hablar del bug en cuestión. En este proceso de reclutamiento de Digimon para Ciudad File llega un momento en el que el jugador llega a una zona denominada Fortaleza de Ogremon, cuya entrada está custodiada por un NPC que es un Agumon y que teóricamente debería dejarte acceder al lugar si tu compañero Digimon es del tipo Virus. Digo teóricamente porque esto, que ocurría en la versión NTSC, no ocurría en la versión PAL española porque la traducción del diálogo de Agumon no estaba programado. Por tanto independientemente del tipo de Digimon que llevaras contigo, Virus o no, este no dialogaba con el jugador impidiendo de este modo que se pudiese completar el juego. Es decir, podías reclutar a todos los Digimon del juego salvo los que se encontraban en la Fortaleza de Ogremon, a la que no había forma de acceder, por lo que nunca podías llegar a desbloquear los eventos del final del juego. Evidentemente esto para el jugador era, si me permitís la expresión, una putada de proporciones astronómicas.

DW 3

Tal vez los que os hayáis incorporado recientemente al mundo de los videojuegos no os podáis imaginar la magnitud de este problema. Ahora vivimos en la época de Internet, del Online, en la que los bug son algo relativamente frecuente que los desarrolladores se pueden permitir porque su solución es bastante sencilla. No es infrecuente que los videojuegos salgan al mercado con algún que otro bug que al poco tiempo de su lanzamiento se ha solucionado gracias al lanzamiento de un parche. Esto antes no era así. Antes los videojuegos, al menos en las consolas, eran como algo «cerrado», es decir, la forma en la que salían al mercado era la definitiva, no había parches, por lo que si un juego traía un bug te lo tenías que comer con patatas ya que, salvo con la piratería y la aplicación de parches «fan-made«, no se podía corregir. Esto hacía que en cierta manera los desarrolladores fuesen «más cuidadosos» a la hora de desarrollar un videojuego. Evidentemente existían bug menores que no llegaban a afectar de forma significativa a la jugabilidad. No obstante, bug del calibre del de Digimon World había más bien pocos o ninguno (Ahora mismo no recuerdo ninguno). Gastar 10.000 o 5.000 pesetas (Lo que vendrían a ser unos 60 o 30 euros) en un videojuego que no se puede completar debido a un error de programación y que, además, no existe la opción de ser solucionado con un parche es algo realmente serio.

DW 7

Esta situación era tan extravagante hasta el punto que mis amigos no llegamos a pensar hasta años después que se tratara realmente de un bug, ¿Quién iba a imaginar esto en un videojuego que teóricamente se había testado antes de salir al mercado? No sé, era lógico pensar que alguien había probado el juego antes de que se lanzara al mercado. Por tanto, nosotros pensábamos que simplemente se trataba de una zona a la que no se había descubierto la forma de acceso. Y aquí es donde surgían los rumores, mi parte favorita del tema. Y es que esto era algo común de los 90 y principios de siglo que me fascinaba, el como se planteaba un problema y la gente se exprimía los sesos e investigaba para resolverlo con aquello que tenía a mano.

No os engañéis, no era tan fácil como en la actualidad en la que tenemos muchísima información a nuestra alcance. Por ejemplo, a día de hoy, si te metes en Internet y buscas en Google sobre este Digimon World PAL, en la primera referencia ya explica que esta versión tiene un bug que impide completar el juego. Antes la información había que trabajarla y provenía sobre todo del boca a boca o de alguna revista o guía, cuya fiabilidad a veces era nula. Esto era así porque, al menos en mi entorno, nadie tuvo Internet hasta pasada una temporada tras la salida de Digimon World.

DW 9

De este modo, de las aportaciones de unos y otros, era de donde surgían numerosas teorías sobre como poder acceder a la Fortaleza de Ogremon. Esta investigación, este desarrollo de teorías, eran algo que me fascinaba. Incluso en una ocasión fuimos a visitar a un amigo de un amigo que ni conocíamos porque aseguraba haber completado el juego (Algo que resulto ser una mentira de la proporción del mismo bug). Voy a enumerar algunas de estas teorías que recuerdo así a bote pronto. Para acceder a la Fortaleza de Ogremon

  • Tenías que llevar un Digimon cuyas estadísticas fuesen todas un número 3.
  • Tenías que conseguir todos los Digimon disponibles en el juego y entonces, tras un evento, se desbloqueaba la entrada.
  • Tenías que ir con un Ogremon (Digimon que no recuerdo si se podía conseguir) y entonces Agumon te dejaba pasar.
  • Tenías que ir con un determinado Digimon (Seguramente alguno de los más poderosos, no recuerdo cuál decían) y además este debía ser el primer Digimon que controlabas en la aventura.
  • Tenías que hacer ciertos movimientos delante de Agumon yde este modo él también se movía y abría el paso.

Y así un largo etcétera… Había casi tantos rumores, teorías y posibilidades como jugadores, cada una más descabellada e imposible de conseguir que el anterior. Y aunque parezca mentira, la gente disfrutaba experimentando y explorando con este tipo de investigación. Era como una forma distinta de disfrutar del videojuego y de demostrar al resto de la comunidad que ibas a ser quien descubriese como completar el juego. Evidentemente esto nunca llego a buen puerto.

DW 6

En mi caso, y en el de mis conocidos que jugaron a Digimon World en aquel entonces, tras completar prácticamente la totalidad del resto de contenido y quebrarnos la cabeza una temporada con las teorías sobre el acceso a la Fortaleza de Ogremon, terminamos por tirar la toalla y dedicarnos a jugar a otra cosa para tiempo después descubrir que realmente todo se trataba de un bug.

Sin duda una anécdota bastante peculiar dentro del mundo de los videojuegos para aquellos que la vivimos. A mi sinceramente es algo que me trae buenos recuerdos, todo este tema de la «rumorología» y el desarrollo de teorías. Además, nunca llegué a comprar el juego original pero no quiero ni pensar la cara que se le quedaría a aquellos que se gastaron sus ahorros en el videojuego para después descubrir que se trataba de un producto tan defectuoso. Pero bueno, también he de reconocer que lo que ahora recuerdo con buenos ojos en aquel entonces me sentó como un jarro de agua fría. Era un niño, me gustaba bastante el anime de Digimon Adventure y cuando me enteré que había salido un juego para la PlayStation me ilusioné bastante, algo que se fue al traste cuando tuve que abandonar el juego porque no había forma de completarlo. Como decía en el título de la entrada: «El bug que terminó con la ilusión de toda una generación».

DW 1

Tampoco sé hasta que punto hubo disculpas por parte de Bandai o si hubo alguna responsabilidad legal de por medio, aunque lo dudo ya que en aquella época la comunidad gamer no tenía ni una décima parte del peso que tiene ahora y lo más probable es que Bandai saliera ileso de tal desacato. Tal vez, con una perspectiva actual y adulta, dejando de lado las anécdotas, podríamos extraer como reflexión de todo esto que a día de hoy somos muy afortunados de que podamos disponer de parches que solventen estos errores y deberíamos sentirnos muy orgullosos de ello ya que todo esto se debe a la unión y la fuerza que hemos ido ganando los gamer como comunidad y que impide que las empresas desarrolladoras nos tomen el pelo como lo hicieron con Digimon World. Comunidad gamer solo hay una y debemos entendernos y colaborar entre nosotros en pos de un beneficio común ya que si nos dividimos, tal como parece que ocurre actualmente con estúpidas rencillas de parvulario de «mi consola es mejor que la tuya», perderemos fuerza frente a las empresas desarrolladoras y sin un frente fuerte situaciones como las de Digimon World podrían volver a repetirse.

4 comentarios sobre “Digimon World y el Bug que Terminó con la Ilusión de Toda una Generación…

  1. Genial post,me representa totalmente xD Recuerdo comenzar el juego infinidad de veces cambiando decisiones para llegar al mismo punto y no poder avanzar. Desde luego las teorías no tardaron en aparecer. Y respecto a Bandai, juraría que no llegaron a disculparse ni ofrecer compensaciones, así que esta puede ser perfectamente una de las mayores guarradas de la historia de los videojuegos, que a día de hoy sigue sin solución. Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias por comentar Drumiel! Si en aquel entonces las redes hubiesen funcionado como lo hacen ahora con la de gente que nos fastidiamos por ello podríamos haber creado una plataforma de afectados por Digimon World 😂 ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

    1. La verdad es que al final esos bug más que frustración, gracias a la imaginación, terminaban por crear más diversión que el juego en sí incluso. Con las primeras ediciones de Pokemon ocurrió algo similar en mi entorno (Missigno, Islas de los Números…). Algún día escribiré una entrada al respecto.

      ¡Muchísimas gracias por comentar! ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s