La Doble Cara de los Exclusivos

En el mundo de los videojuegos entendemos como una exclusividad aquel videojuego que solo se encuentra disponible en una determinada plataforma, bien sea en PC o en alguna de las consolas del mercado, y que por tanto requiere de la compra de dicha plataforma para su disfrute. En contraposición tendríamos los que se conoce como videojuego multiplataforma o desarrollado por una empresa Third Party, es decir, un videojuego que esta disponible en múltiples plataformas. Con estas definiciones en mente vamos a ahondar un poco más en el tema de las exclusividades.

Exclusividad 2

El motivo de esta entrada se encuentra en los comentarios de la comunidad de la página Nintenderos (Que podéis visitar en el siguiente enlace) sobre una noticia en la que se anunciaba el paso de la hasta el momento exclusividad de Nintendo Swicht, Octopath Traveler, a Steam de PC y por consiguiente la pérdida de su exclusividad en Nintendo. Esta noticia, sigo sin entender muy por qué, sentó como un jarro de agua fría a algunos de los usuarios de la página que empezaron a escupir bilis sobre el tema. Aunque la verdad es que no sé por qué me resulta extraño cuando los usuarios de la misma página se burlaban y regocijaban de que los usuarios de PlayStation 4 pidiesen que Octopath Traveler se pudiese jugar en otras plataformas. En los siguientes enlaces podéis visitar ambas entradas:

Y yo después de leer esto me pregunto, ¿hasta donde hemos llegado? Y eso que yo soy hijo de la época de las exclusividades de PlayStation y de Nintendo 64, en la que los videojuegos multiplataforma eran los mínimos. Por tanto, mis orígenes gamer se basaban principalmente en exclusividades así que sé bien de lo que hablo. A día de hoy, con el crecimiento del mercado de los multiplataformas, accesibles a todo tipo de usuarios, sigo sin entender como hay gamers, si se les puede considerar así, que consideren que un videojuego pierda su exclusividad como algo negativo. Desde mi punto de vista, y supongo que también del de todo gamer con cierto grado de madurez, toda noticia de pérdida de exclusividad de un videojuego debería celebrarse y no criticarse. Todo ello por una sencilla razón: porque que un videojuego pierda su exclusividad radica en un beneficio directo para la comunidad gamer.

Exclusividad 3

Tampoco me quiero encarnizar en esta entrada con una comunidad que demuestra un gran grado de inmadurez y de «fanboysmo«, para ello ya tendré tiempo en otras entradas, porque salvo que alguien tenga una relación comercial con Sony, Nintendo, Microsoft… y reciba beneficios por sus exclusividades no veo otro motivo, salvo la inmadurez, para criticar una pérdida de exclusividad de un videojuego ya que si uno se considera aficionado a los videojuegos sería como lanzarse piedras en su propio tejado.

¿Y por qué un videojuego que pierde su exclusividad implica un beneficio directo para la comunidad gamer? Es de perogrullo explicarlo, pero salta a la vista que existe más de un despistado… Que un juego sea multiplataforma implica que, como su nombre indica, no es necesario adquirir una plataforma en concreto para poder jugarlo y por tanto se amplia el catálogo de videojuegos al que tienen acceso un mayor número de usuarios y no es necesario que aquellos que ya dispongan de una plataforma, véase un PC o una determinada consola, gasten más dinero adquiriendo otra solo porque deseen jugar a un determinado videojuego. En resumen, un beneficio para la comunidad gamer en general. El videojuego que hoy pierde la exclusividad en Nintendo por el que perderá mañana la exclusividad en PlayStation. Y parece ser que algunos no son conscientes de esto que es tan evidente y en su ignorancia lo único que hacen es dañar a la comunidad de la que, se supone, forman parte.

Algunos podrían argumentar la existencia de las exclusividades en términos de que aumentan la competitividad entre plataformas, y por tanto contribuyen a hacer presión entre las empresas para que desarrollen más y mejores plataformas, y de que dan personalidad a la plataforma o marca en cuestión, como por ejemplo Mario en el caso de Nintendo.

De lo segundo no tengo nada que decir, solo que no veo que el que una plataforma «tenga más personalidad» que otra beneficie en absoluto a la comunidad gamer sino más bien todo lo contrario, esta «personalidad» acaba por generar «fanboys» que defienden ciegamente un producto lo que hace que sean consumidores más susceptibles a la manipulación de las empresas: Compro una mierda porque lleva la gorra de Mario y sé que es una mierda, pero lleva la gorra de Mario.

En esta línea, por ejemplo pienso que PlaySation ha perdido gran parte de su «personalidad», pues figuras icónicas de la misma como Spyro The Dragon y Crash Bandicoot han pasado a ser multiplataforma, ¿esto ha afectado en algo a PlayStation? No, sigue siendo una de las plataformas de más éxito, ¿y ha afectado a sus jugadores? Tampoco, pues pueden seguir disfrutando de estos personajes y de sus juegos, ¿y ha beneficiado a alguien? A un gran número de jugadores que no disponían de una PlayStation y que ahora también pueden jugar a estos juegos, ¿merece la pena por tanto esta pérdida de una «personalidad» superflua por decirlo de algún modo? Que cada uno saqué sus propias conclusiones.

Exclusividad 4

De lo primero, la competitividad, si bien es cierto que las exclusividades ejercen una presión comercial a los competidores, pienso que existen otros modos de hacer esta presión como castigar aquellos productos que no son de calidad o que no cumplen las expectativas no comprándolos (Y quitarse el antifaz del «fanboy» y no comprarlos por el simple hecho de ser de una determinada marca como PlayStation). Del mismo modo, se puede ejercer presión comprando aquellos productos que sí que cumplen con las expectativas, comentando de forma objetiva a través de las redes sociales y de los principales medios de comunicación relacionados con el mundo de los videojuegos, denunciando lo que es fruto de denuncia y alabando únicamente aquello que se lo merezca, tomando conciencia y contribuyendo en la formación de una comunidad gamer sana que vela por el bien del resto de sus intengrantes (Que son todos los gamer, independientemente de que jueguen a consolas de Sony, Nintendo, Microsoft o en PC)…

Con todo esto quiero reflejar la importancia de derribar fronteras dentro del mundo de los videojuegos y de dejar de lado los «fanboysmos» para de este modo velar por el bien de una comunidad gamer, de la que todos los que compartimos esta afición formamos parte, en un momento en el que la comunidad es frágil y se encuentra más a la merced de las empresas que nunca  debido a los importantes cambios sociales a los que está sometida y debido a disputas estúpidas entre sus integrantes. Los gamer nos debemos apoyar los unos a los otros ya que es la única forma de que las empresas no nos tomen el pelo. Hay que ser solidario con aquellas personas que no pueden permitirse comprar las tres consolas de última generación y tener en mente que una exclusividad aunque se pierda no implica ningún detrimento para el jugador que posee la consola en cuestión y que realmente lo que está ocurriendo es que otros jugadores se están beneficiando.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s