Secret of Mana Remake ¡Por fin un Gameplay en Condiciones!

Escribo esta entrada con buen humor y muy buenas vibraciones y es que por fin he roto esta racha de experiencias mediocres jugando a videojuegos que venía contando en entradas previas de la serie Let’s Play! El responsable de ello es Secret of Mana Remake, el remake del clásico de Super Nintendo (SNES) desarrollado por Squaresoft y lanzado por primera vez al mercado en 1993 y en 2018 en su versión Remake.

SOM 2

Son varios los aspectos que han hecho que jugar a Secret of Mana me haya sido tan gratificante. El primero que me gustaría nombrar, aunque no el más importante, ha sido que de una vez por todas he dejado «la fiebre por el platino» de lado y me he dedicado a disfrutar de forma más o menos plena del juego, con desapego casi absoluto del tema de los trofeos (Tal como propuse en mi entrada reflexiva sobre este sistema: Sistema de Trofeos/Logros: Una Reflexión Necesaria).

Tampoco os voy a engañar, como con cualquier vicio malo difícil de quitar sí que miré al principio una guía de trofeos pero la verdad es que la «sencillez» de los trofeos del juego, siendo la mayoría «fáciles» de conseguir, me llevó a dejar de lado la guía y centrarme en el juego. También he de reconocer que cuando llegué a la Tierra Pristina, zona del juego en la cual se encuentran los únicos objetos «perdibles» de cara a obtener trofeos, en vez de avanzar con la historia como me había propuesto en un principio pequé y me quedé un par de horas farmeando para ver si caía alguno de esos objetos. No obtuve ninguno de ellos pero cuando estaba a punto de terminar la zona me dieron por suerte dos de los tres y claro, como mala hierba nunca muere y viendo que el trofeo me buscaba a mí en vez de yo a él pues no pude evitar farmear el tercero, que con suerte también lo obtuve fácilmente. Pese a ello, no perdí más tiempo en farmear el resto de objetos necesarios para los trofeos y simplemente me limité a disfrutar del final del juego sin interrupciones, dejando la puerta abierta, tras obtener estos tres objetos, a en un futuro poder conseguir los trofeos si me place. No es un abandono totalmente absoluto de la «fiebre por el platino» pero bueno, por algo hay que empezar.

SOM 4

Aunque me siento bastante orgulloso del abandono de los trofeos, cosa que ha sido un punto muy positivo en mi vida gamer, lo que realmente ha sido gratificante ha sido jugar al juego en sí y es que Secret of Mana cumple con todos los cánones de juego que estaba buscando últimamente. El juego me ensimismó de principio a final y me gustaría compartir aquellos aspectos que más y que menos me han gustado y hacer una breve crítica del juego.

SOM 6

Al hablar de un remake es inevitable hacer comparaciones con su versión original. La verdad es que no he jugado al videojuego original de SNES y poco puedo comparar, aunque varios aspectos del juego son proclives a ello por lo que he leído. Por ello me limitaré a revisar el juego por puntos aportando mi opinión personal al respecto:

  • Argumento y Desarrollo: Aunque no aporta nada nuevo y esta lleno de tópicos la verdad es que el argumento del juego entretiene y engancha. Sobre todo subrayaría de este apartado la frescura y el dinamismo con el que se desarrolla el juego, sin llegar a hacerse pesado ni excesivamente largo, y la facilidad con la que se puede retomar el hilo de la historia aunque estés varios días sin jugar. Además, a mi me parecía muy divertido ir descubriendo los distintos «Espíritus de Maná» y las nuevas magias que iban aportando al equipo. Tal vez el juego peque de sencillo y de corto (Unas 10-15 horas) pero también es cierto que en mi situación actual, abocado a un gameplay más casual, este tipo de juego es el que más se adapta a mí.

SOM 10

  • Gráficos: De nuevo un videojuego que opta por un estilo gráfico sin pretensiones, sencillo y atractivo, que termina resultando ser un éxito. El rediseño de personajes, fieles a la versión original son un acierto. Los gráficos, coloridos y agradables a la vista, son de esos que no pasarán de moda. No obstante hay algún que otro sprite como el de los «Titanes o Gigas» que me resulta una adaptación un poco forzada.

SOM 11

  • Jugabilidad: Tal vez el punto que más da que hablar. He leído todo tipo de opiniones, negativas y positivas, pero la verdad es que a mi me ha encantado esa jugabilidad «retro regulera» que ofrece este remake de Secret of Mana. Esto ha sido bastante criticado, el no haberse sabido adaptar completamente a la jugabilidad moderna, pero yo creo que es lo que da encanto al juego, un encanto que los más veteranos en este mundillo sabrán apreciar. El no llegar a comprender en profundidad el sistema de combate, el escaso dinamismo en algunas mecánicas como el uso de magias, el escaso control sobre las acciones de los personajes del grupo controlados por la IA y algún que otro bug (Como el que los personajes no controlados se queden atrancados y haya que abrir el menú para reubicarlos) son algunos ejemplos de esta jugabilidad que huele a añejo por todas partes y que, pese a que suene a escollo, a mi me ha fascinado. Todo porque realmente me he llegado a sentir como si estuviese jugando a mis primeros videojuegos de los 90.

SOM 3

  • Jugabilidad – Sistema de Combate: Un punto meritorio de ser nombrado a parte por la peculiaridad del mismo. En cuanto al sistema de combate Secret of Mana combina el «Action-RPG» con una especie de «RPG Por Turnos» ya que las acciones de los personajes vienen limitada por una especie de barra de energía que se recarga con el tiempo y que determina la potencia de los ataques. Aunque no llegan en ningún momento a explicar como funciona esto realmente, por «ensayo y error», se acaba llegando a la conclusión que los ataques que no están cargados al 100% hacen menos daño o fallan más. Otro de los elementos peculiares en este «Action-RPG» y que dota de personalidad propia a Secret of Mana es que en el combate participan tres personajes a la vez, uno controlado por el jugador y otros dos por la IA u otros jugadores y cuyo control se puede ir alternando a golpe de botón del mando, a diferencia de los clásicos Action-RPG en los que únicamente se puede controlar a un personaje como los The Legend of Zelda o en Alundra.

SOM 5

  • Dificultad: En este aspecto el juego a mi me ha parecido muy fácil y es que una vez obtienes las magias de Primm y Popoi el juego se vuelve tremendamente sencillo. Diría que los primeros jefes antes de obtener las magias, dada la peculiaridad del sistema de batalla, son mucho más difíciles que los de zonas avanzadas del juego ya que las magias en Secret of Mana pienso que están muy desbalanceadas. Haciendo spam de las magias más efectivas para cada jefe (o de cualquier magia), con la cura de Primm en un atajo rápido, la mayoría de jefes se pueden derrotar sin ningún problema. Esto hace que Randi, el protagonista, sea el personaje menos útil al no disponer de magia. Si bien al final del juego hay algunos jefes que usan Espejo Mágico, una habilidad que rebota magias, y esto complica un poco las cosas, la sencillez sigue siendo la norma en este juego.

Insisto, para mí ha resultado ser un juego excelente y lo recomiendo encarecidamente pues lo he disfrutado como hacia tiempo que no lo hacía (También es verdad que a mi todo lo relacionado con el RetroGaming, no muy Retro, me encanta). Podría hablar más de Secret of Mana pero tampoco quiero pecar de exceso. Creo que con está entrada he dado unas pinceladas a los aspectos más básicos del juego y el resto queda en que cada uno lo pruebe y juzgue.

SOM 8

2 comentarios sobre “Secret of Mana Remake ¡Por fin un Gameplay en Condiciones!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s