Consejos para «No Romper» tu Partida de Final Fantasy IX

Con esta nueva entrada me gustaría introducir el concepto de «Ciclo» en el Blog. Este concepto servirá para referirse a pequeñas «Series», como las que frecuentan el Blog, solo que en vez girar en torno a una idea, como podrían ser los juegos multijugador en la Serie «Juegos y Birras», girarán en torno a un videojuego en concreto. Por lo general un «Ciclo» vendrá motivado por mi interés en un videojuego en un momento puntual y las entradas sobre ese videojuego habitualmente estarán próximas en el tiempo, aunque esto último no será estrictamente necesario.

Esta es la segunda entrada que escribo sobre Final Fantasy IX (FFIX) en poco tiempo y no es casualidad. El motivo es que ahora mismo estoy jugando a la versión Remastered de FFIX en PlayStation 4 (Por lo que próximamente escribiré la entrada correspondiente a este juego en la sección Let’s Play del Blog). Mucho tengo que decir sobre el videojuego que es para mí la joya de la corona de la franquicia Final Fantasy pero no será en esta entrada. El objetivo de esta entrada es compartir una serie de consejos para evitar «romper» una partida de FFIX y que esta suponga un desafío para los jugadores.

¿Pero que significa «romper» una partida? Significa sobrepasar las exigencias medias que impone un videojuego para superar una determinada fase. Algo «roto» en terminología de videojuegos es algo que es demasiado fuerte o bueno en comparación con otros elementos del videojuego en cuestión (Por ejemplo un «personaje roto» en un juego de luchas sería aquel que tiene ventaja o que puede derrotar fácilmente al resto, rompiendo el «equilibro» esperado dentro del videojuego y restando diversión al mismo).

FFIX C 2

Hablando de un RPG por turnos «romper una partida» significaría llevar un nivel y equipo superior al que se espera en una determinada fase del juego lo que hace que los enfrentamientos, que se presuponen complicados, se tornen absurdamente fáciles perdiendo el juego su emoción. Esto, además, suma un problema extra y es que en muchas ocasiones esta situación de sobrenivel se torna acumulativa, es decir, el sobrenivel se mantiene de forma natural a lo largo de toda la partida con la experiencia y recompensas que ofrece el progreso del juego de tal modo que este fenómeno de «partida rota» se vuelve muy difícil de revertir. En resumidas cuentas, si te pasas de nivel al inicio del juego es fácil que continúes pasado de nivel durante el resto del juego. Este fenómeno es especialmente fácil que se produzca en FFIX porque ya de entrada es una entrega de la franquicia cuya trama principal carece a penas de dificultad.

FFIX C 3

A raíz de jugar y rejugar FFIX (No sabría poner número a mi partida actual) he elaborado una serie de pautas y consejos para evitar este fenómeno de «partida rota» haciendo de este gran juego que es FFIX un mayor reto que resulte más interesante y competitivo para el jugador. Estos consejos serían los siguientes:

1. Evitar farmear experiencia:

Evidentemente cuantos menos enemigos derrotemos, menos experiencia y nivel acumularemos y por tanto menos riesgo tendremos de llegar a un sobrenivel. Para ello simplemente hay que intentar ir al grano en el desarrollo del juego y evitar entretenerse demasiado en una zona y mucho menos parar a subir de nivel.

FFIX C 4

2. Evitar enfrentarse a los Gran Dragón en el primer CD del juego:

Los que conozcan FFIX sabrán que durante el primer CD del juego en la Gruta de Gizamaluke, antes del enfrentamiento contra el jefe, donde está el Moguri de guardado, existe una enredadera que permite acceder al Altiplano de Popos, una zona donde hay enemigos terriblemente fuertes que están pensados para fases más avanzadas del juego. Estos enemigos son los Gran Dragón, unos dragones como su nombre indica que, al estar pensados para fases avanzadas del juego, son capaces de eliminar con tremenda facilidad al grupo de personajes. La cuestión es que existe un pequeño truco con el que empleando Tiendas de Lona se puede provocar numerosos estados alterados que permiten que estos enemigos sean derrotados a estas alturas del juego haciendo que el grupo reciba ingentes cantidades de experiencia que provocarán un marcado sobrenivel.

FFIX C 5

3. Evitar enfrentarse a Dantarian (Al menos durante el segundo CD)

Dantarian es el nombre de un jefe opcional de FFIX al que nos podremos enfrentar en una de las visitas al Castillo de Alexandria durante el segundo o tercer CD del juego. Este jefe plantea una serie de problemas: en primer lugar es un jefe bastante difícil que está muy por encima de los distintos jefes a esas alturas del juego, por lo que la tendencia es a acumular experiencia y nivel para poder derrotarlo lo que implica por definición un sobrenivel. En segundo lugar las recompensas tanto en experiencia, PH y objetos (Robos interesantes y unas Botas de Hermes como recompensa segura) suponen un enorme boost para el grupo. Por último y en tercer lugar la posibilidad de derrotarlo en el segundo CD implica multiplicar el boost que aportan estas recompensas al obtenerse en una fase más temprana del juego. Mi recomendación sería no enfrentarse al jefe en el segundo CD y dejarlo para el tercero e incluso saltarlo, aunque también es verdad que intentar derrotar a Dantarian sin sobrenivel supone un verdadero reto de por sí.

FFIX C 6

4. No buscar los tesoros de las Chocografías

El sistema de Chocobos de FFIX permite obtener una gran cantidad de equipo para los personajes gracias a la búsqueda de tesoros con Chocografías. Aunque esto no tiene mucho peso en las fases iniciales del juegos sí que lo tiene cuando se llega al tercer CD porque, prácticamente al inicio del mismo tras desbloquear el Blue Narciss, de golpe y porrazo se vuelven accesibles prácticamente todos los tesoros de Chocografías, conteniendo muchos de ellos equipo que está pensado para el final del juego y no para estos momentos, como el arma definitiva de Freija (Pelo de Dragón).

FFIX C 7

5. No obcecarse con obtener el 100% del juego mediante una guía

Esto tal vez sea lo más difícil y mas para los obsesos de los 100% en los videojuegos como yo. FFIX es un juego que recompensa muchísimo, tanto en forma de objetos como en forma de experiencia, a aquellos que se preocupan por explorar a fondo todos los mapas y por robar con Yitán todos los objetos posibles a los jefes del juego lo que acaba derivando en un sobrenivel. Esto termina suponiendo un conflicto entre las ganas de desbloquear todo el contenido del juego y las ganas de que los enfrentamientos supongan un reto. Tal vez se pueda llegar a un término medio por ejemplo no siguiendo una guía que describa la localización de todos los objetos, de tal manera que se quede alguno por el camino. Pero de todos modos la finalidad de esta entrada es convertir la trama principal de FFIX en un desafío más que obtener el 100% del juego.

FFIX C 8

Todo y con esto FFIX no es un juego difícil y mucho menos para aquellos gamers versados en este género de videojuegos. Con estas pequeñas recomendaciones se puede ampliar la dificultad del juego, especialmente para aquello que ya se lo han pasado alguna vez y que como yo desean sacar el máximo partido a uno de los mejores juegos de la franquicia. Fácil o no, Final Fantasy IX es una verdadera joya que se disfruta al completo tenga la dificultad que tenga, pero de esto hablaré en futuras entradas.

2 comentarios sobre “Consejos para «No Romper» tu Partida de Final Fantasy IX

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s