¿Por qué hablar de Ragnarok Online?

Se puede decir que en la vida todo gamer hay una serie de momentos que le marcan de por vida: la compra de su primera videoconsola, el primer videojuego que logra completar… Y uno de esos momentos es la primera vez que se juega a un MMORPG. La experiencia de jugar por primera vez un MMORPG y adentrarse en su mundo es algo fascinante, y más si es la primera vez que juegas en línea por la posibilidad de sumergirse, tomando de forma prácticamente involuntaria una actitud «rolera», en un mundo virtual donde se deja de interactuar únicamente con NPC para pasar a interactuar con otros usuarios en línea de una forma más completa que la propia de otros géneros de videojuegos.

RO 15

Mi primer MMORPG fue Ragnarok Online y no es de extrañar que ocupe un lugar más que especial en mi catálogo de videojuegos. Este sería el por qué de la existencia de esta serie, el dar a conocer el que ha sido uno de los videojuegos más importantes dentro de mi vida como gamer. ¿Cazando Porings? Un juego de palabras con una de las criaturas más icónicas del mundo de Ragnarok Online: los Poring. Pero voy a dejar la nostalgia y demás palabrería para las próximas entradas de la serie y en esta me voy a centrar en hablar de aquellos aspectos positivos y negativos que considero que tiene Ragnarok Online y el porque es, junto con World of Warcraft, mi MMORPG favorito.

Voy a comentar aquellos puntos, tanto positivos como negativos, que considero más destacables con alguna que otra comparación con WoW o los MMORPG en general para que os podáis situar si no conocéis el juego:

– Jugabilidad (PvP) – Muy Positivo: El plato fuerte de Ragnarok Online. Probablemente lo más atractivo del juego. La disponibilidad de un número de jobs o clases con un estilo de juego muy diferente las unas de las otras así como el amplio abanico de personalización en la construcción de personajes (a nivel de estadísticas, habilidades y equipo) que permite el juego hacen que las posibilidades que ofrece Ragnarok Online sean casi ilimitadas. Si me tuviese que quedar con un aspecto de Ragnarok Online sería este, la posibilidad de experimentar con infinidad de builds o tipos de personaje donde el límite es la imaginación de cada uno.

RO 5

Aunque sí que es verdad que al final del día dentro de cada clase sólo hay un número de builds realmente viables, estas también aceptan gran cantidad de matices  y estos matices hacen que cada personaje sea único y diferente a los demás (Por ejemplo, permitirme la palabrería «Ragnarokesca», un mismo Sniper de Double Strafing (DS), una build centrada en dicha habilidad, según como se le repartan las estadísticas, que equipo use y que otras habilidades se le asignen pueden ser totalmente viable o inviable según que situación o modalidad de juego). Esta pluralidad no sólo hacía que te tuvieses que estrujar los sesos para construir un personaje decente sino que también ofrecía horas y horas de diversión optimizando una build, probando builds raras y exóticas (mis favoritas), probando las distintas clases… Todo esto sobre todo orientado al PvP.

El PvP en Ragnarok Online, en todas sus vertientes (PvP simple, BG (BattleGrounds) y WoE (War of Emperium)), me parece fascinante. Una delicia para los jugadores. Una verdadera prueba de ingenio y habilidad que no he visto en ningún otro MMORPG. Aunque para el resto de puntos tengo crítica, lo que comento en el punto de «Jugabilidad (PvP)» creo que supone un porcentaje tan importante de juego que únicamente por él debería ser suficiente para jugar a Ragnarok Online.

– Jugabilidad (PvE) – Positivo/Regular: En cuanto al PvE, entendido como el farmeo de objetos, la exploración y la caza de enemigos simples (no jefes), el juego ofrece una gran variedad de enemigos y zonas a explorar, hasta el punto que tras años jugando a veces acabas en un mapa o matando algún tipo de enemigo que ni siquiera sabías que existía (aunque esto lo más probable es que sea porque dicho enemigo o dicha zona no aportaba ningún objeto de interés).  Esto supone un aliciente, pero el problema reside en que el juego esta construido sobre un sistema un tanto «coreano» de farmeo que, en caso de Low Rates sobre todo, implica horas y horas para conseguir determinados objetos y puede llegar a frustrar a más de uno.

Subir de nivel a los personajes también se basa sobre todo en el farmeo matando enemigos y mantiene lo positivo de la «variedad» que comentaba aplicada al farmeo de objetos. Poco a poco se se fueron introduciendo misiones haciendo que el proceso de subida de nivel fuese más dinámico. De todos modos, en un Mid Rates que era lo yo solía jugar, aunque fuese un modelo fundamentalmente basado en el farmeo tampoco llegaba a hacerse tediosa la subida de nivel.

RO 16

– Jugabilidad (MvP) – Regular/Negativo: Uno de los puntos más flojos de Ragnarok Online son los jefes. Tal vez fuese problema de eAthena y los bugs de los servidores no oficiales pero la verdad es que daba la impresión de que, o eran demasiado fáciles hasta el punto de que un solo personaje podía eliminarlos con facilidad o eran demasiado difíciles que ni con un grupo poderoso se podían derrotar. La verdad es que con las actualizaciones los jefes clásicos fueron subiendo de dificultad, forzando un poco el concepto de grupo y estrategia para derrotarlos, pero aún así, a sabiendas que las comparaciones son odiosas, ni punto de comparación con las mecánicas de los jefes de WoW.

– Gráficos – Positivo: Los gráficos de Ragnarok Online, aunque sencillos, son bastante acertados. El juego presenta un entorno gráfico con personajes 2D en un ambiente 3D muy agradable a la vista que parece que no pase de moda. Los sprites, tanto de personajes como de enemigos, de estilo  anime-like por decirlo de algún modo, son muy atractivos. Aunque sí que es verdad que hay algunos modelos 3D (no sé muy bien por qué) como los del Emperium o los guardianes de los castillos de WoE que son muy forzados y quedan bastante mal.

RO 17

– Historia/Argumento – Negativo: Otro de los puntos flojos de Ragnarok Online. Aunque el juego tiene un trasfondo que va progresando, episodio tras episodio con las actualizaciones, este no se hace realmente patente durante las partidas. Tal vez sea porque las misiones tienen un papel bastante secundario a la hora de subir nivel o porque la mayoría de NPC que comentan aspectos relativos a la historia no tienen una verdadera trascendencia a la hora de subir de nivel o desarrollar los personajes, pero la verdad es que mientras juegas no te sientes participe de una historia o de seguir un hilo argumental a diferencia de lo que ocurre con WoW (al menos en las últimas expansiones). Aunque si bien es verdad este punto no parece tener mucha importancia al disponer de aquellos puntos relacionados con el desarrollo del personaje, la exploración o el derrotar enemigos.

eAthena – Negativo: Otro aspecto negativo, aunque no sea intrínseco del juego en sí, es lo que comenté con anterioridad sobre que la actividad se desarrolle sobre todo en los servidores no oficiales y todas las implicaciones negativas que ello conlleva. La verdad es que solo conozco esta cara de la moneda, y sí en WoW hubiese jugado únicamente a servidores no oficiales probablemente tendría la misma opinión, pero puedo excusarme en que Ragnarok Online, al menos a «nivel de calle», la actividad dentro de servidores no oficiales es más importante que en WoW.

Siempre he tenido la posibilidad de jugar a uno oficial bien sea gratuito o bien sea pagando, pero es algo que siempre se me ha antojado bastante difícil desde el punto de vista logístico (Problemas de latencia y conexión, ausencia de información o soporte claro en español…).

– Envejecimiento o supervivencia al paso del tiempo – Muy positivo: Uno de los aspectos que más me gusta comentar en el blog cuando se trata de videojuegos retro: la capacidad de un videojuego para soportar las inclemencias del paso del tiempo y que, con el paso de los años, siga siendo entretenido y atraiga a los usuarios. En esto a Ragnarok Online le doy un sobresaliente.

RO 11

Ocurre como en WoW, siempre apetece volver de vez en cuando una temporada a Ragnarok Online y es que las mecánicas resultan mucho, siempre hay cosas que probar, las actualizaciones son constantes, interesantes y no rompen la dinámica del juego (salvo el Renewal tal vez) y los gráficos no pasan de moda, haciendo que el juego siga siendo atractivo en numerosos aspectos. Un juego que, sin dudas, disfrutaba igual el primer que el último día y al que, cuando consiga reunir un poco de tiempo, me gustaría volver a jugar.

Seguro que me dejo alguna cosa por comentar, pues hace años que no toco el juego, pero estos serían a mi entender los aspectos más destacables que en términos generales, sin duda alguna, hacen de Ragnarok Online un MMORPG imprescindible y digno de dar una oportunidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s