Paper Mario: La Puerta Milenaria y por qué me compré la GameCube

¿En un RPG por turnos basado en el mundo de Mario que puede fallar? Que sea un juego que se hace demasiado corto. Este es un poco el sentimiento que te deja el que es uno de mis RPG favoritos, mi juego favorito de GameCube y el que motivó en mi caso la compra de la consola.

GC 2

GameCube para mi ha sido una de las mejores consolas de Nintendo y esto se explica por si sólo gracias a sus características. Tal vez lo que menos me gustaba de GameCube era el soporte de juegos en Mini-DvD, ¿a santo de qué esto? Aunque no sé si esto influía en la capacidad de desarrollar los juegos al ser un sistema de menor capacidad de almacenaje. Influyera o no me pareció innecesario y otra de las desfachateces a las que nos tiene acostumbrado Nintendo. En cambio, su ergonomía y su orientación al multi-player con la posibilidad de jugar con cuatro mandos en la misma consola sin ningún dispositivo externo, tal como ocurría con Nintendo 64, que ha hecho que sea una de las consolas que mas he disfrutado con mis amigos han sido dos de las característica que más me gustaron de GameCube.

GC 1

La principal dificultad con la que se topo GameCube fue la época que le toco vivir, a la sombra de su coetánea PlayStation 2. Sin embargo, para aquellos que la supieron disfrutar, GameCube ofrece un catálogo que, aunque muy limitado si lo comparamos con el de PlayStation 2, incluye grandes joyas dentro del mundo de los videojugos entre las que se encuentra el juego que ha motivado la escritura de esta entrada, la segunda entrega de la franquicia Paper Mario. Paper Mario: La Puerta Milenaria, o para abreviar Paper Mario 2, constituye la evolución natural de la primera entrega con mejoras gráficas, mejoras de jugabilidad y mayor contenido.

Resumiendo el argumento, en Paper Mario 2, Mario viaja, siguiendo los pasos de la princesa Peach, a Villa Viciosa, una ciudad construida sobre unas ruinas en las que se encuentra «La Puerta Milenaria«, un antiguo portón sellado por el poder de los 7 «Cristales Estelares» y que oculta en su interior un enorme tesoro. Con un misterioso mapa en mano, y con la ayuda de diversos personajes que Mario irá encontrando a lo largo de su aventura, Mario seguirá los pasos de la princesa Peach, desaparecida mientras buscaba los Cristales Estelares, a la par que recolecta los mencionados cristales.

GC 10

Uno de los principales inconvenientes de esta entrega se encuentra relacionado con su argumento y es que, aún conservando personajes icónicos del mundo de Mario, se aleja bastante del mismo si lo comparamos con Paper Mario de Nintendo 64 (N64) al incluir una cantidad notable de nuevos personajes y escenarios, no vistos con anterioridad, que generan cierta sensación de falta de sintonía si lo que esperábamos era jugar a un juego del universo de Mario. Algo similar ocurre con los compañeros de Mario, a diferencia de los compañeros de Paper Mario N64 que eran criaturas clásicas del universo del bigotudo fontanero, con Paper Mario 2 decidieron innovar añadiendo nuevos de estos personajes (Por decirlo de algún modo, razas no vistas en la franquicia de Mario hasta la fecha) que, aunque también carismáticos y bien construidos, algunos de ellos terminan generando esa sensación de «falta de conexión» con el universo de Mario. Lejos de esto, los compañeros, aunque pienso que no tan excelentes como en la primera entrega, siguen siendo uno de los platos fuertes que trae el juego. Todo esto del argumento tampoco es que sea el mayor de los males y más allá de ello sólo tengo que buenas palabras para Paper Mario 2.

GC 5

En cuanto a la jugabilidad el juego ofrece un perfeccionamiento de las mecánicas ya vistas en Paper Mario N64 combinando de forma magistral las plataformas, explotando el efecto «Paper» (Al ser de papel Mario por ejemplo puede pasar caminos muy estrechos o volar en forma de avión de papel) y las habilidades de los compañeros de Mario para avanzar en las distintas fases del juego, con los combates por turnos basados en la acción, mucho más cómodos con el mando de GameCube que con el de N64.

En el apartado de plataformas, además de las novedades ya mencionadas, esta entrega incluye como novedad unas «minifases» en las que, al más puro estilo Super Mario Bros, controlaremos a Bowser recorriendo escenarios de plataformas 2D de forma bastante cómica.

GC 12

Hablando del género RPG por turnos, Paper Mario 2 lleva a la excelencia el combate por turnos. El sistema de desarrollo del personaje y los combates, aunque aparentemente sencillos, resultan atractivos y emplean una fórmula muy eficiente que, alejándose de la estática tradicional de los combates por turnos, hace de los combates algo dinámico que involucra al jugador que tiene que pulsar, según el tipo de ataque, combinaciones de botones para maximizar tanto el daño de Mario como el de los múltiples compañeros que lo acompañan. Para mí uno de los mejores sistemas que he visto en un RPG por turnos, y que también tiene su miga para los jugadores más exigentes pues aunque de entrada es sencillo, precisa de maestría para poder sacar a los personajes el máximo rendimiento durante los combates (Necesaria, por ejemplo, para completar la zona opcional y realmente complicada de «Las 100 Mazmorras«). Si alguna pega le puedo sacar a los combates es el que, a diferencia de Paper Mario N64, en esta segunda entrega se desarrollen en un escenario en el que hay que contentar al público y que este puede influir tanto en los aliados como en los enemigos. Esta característica aunque añade «miga» a los combates nunca me gustó y la encontré un tanto sobrecargante.

GC 6

Otro gran acierto de Paper Mario 2, que no encontrábamos en la primera parte, es el contenido secundario o adicional. Al más puro estilo Squaresoft, Paper Mario 2 incluye un número importante de misiones secundarias pero, sobre todo, incluye «Las 100 Mazmorras», una zona en la que hay que ir descendiendo salas derrotando a distintos grupos de enemigos, cada vez más difíciles, hasta llegar al final donde se oculta el jefe más difícil del juego, al más puro estilo Ente Omega en FFVIII u Ozma en FFIX, por poner algunos ejemplos. Dentro de este contenido también esta la posibilidad de conseguir trajes alternativos para Mario, como el de Wario o el de Waluigi. Junto con algunas de las novedades de la entrega, estos elementos hacen de Paper Mario 2 una auténtica delicia. El principal problema es que, aunque claramente se ofrece más que en Paper Mario N64, da la sensación de que son «migajas», que este contenido queda algo corto y que podrían haber explotado mucha más estas características porque realmente acabas el juego con muchas ganas de más.

Sin duda un juego excelente e imprescindible para aquellos aficionados tanto del RPG como de la franquicia de Mario.

Un comentario sobre “Paper Mario: La Puerta Milenaria y por qué me compré la GameCube

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s