Mi experiencia de Mierda con Little Alchemist

Volvemos a hablar de los abusos a los que someten las empresas desarrolladoras de videojuegos a los usuarios. En esta entrada en concreto hablaré de mi experiencia personal con el P2W (Pay To Win) para que entendáis un poco mejor mi posición respecto al tema. Para los que no sepáis de lo que estoy hablando podéis consultar mi primera entrada sobre el tema en la que hacía una breve reflexión y crítica sobre los juegos P2W. Aquí tenéis el enlace: Pay To Win = Pay For Shit (Parte I)

Voy a hablar de Little Alchemist, un videojuego desarrollado por la empresa Kongregate para dispositivos móviles. Probablemente nunca hayáis oído hablar del videojuego pues no es muy famoso ni tiene una comunidad muy extensa que digamos. Little Alchemist refleja la viva esencia de un videojuego P2W: gana el que más dinero se gasta, el «dEsbalance» hecho videojuego. Se trata de un TCG (Trading Card Game) como Magic The Gathering (MTCG) o Hearthstone, por citar algunos juegos de cartas famosos pues el único parecido que guarda con ellos es que se pueden coleccionar cartas.

750x750bb

Little Alchemist llegó a mis oídos a través de unos amigos que lo habían descargado y que me motivaron a jugar con ellos, bueno, «con ellos», pues como os relataré a continuación era imposible jugar directamente o retar a un duelo de cartas a un amigo. La verdad es que al principió el videojuego me llamo bastante la atención: tenía unos gráficos simpáticos, una interfaz sencilla, parecía entretenido y, lo que más me gustó, muchos guiños en sus cartas a numerosos videojuegos, series de televisión, películas…

Entonces lo descargué y empecé a familiarizarme con las características de los videojuegos P2W en parte desconocidas para mi hasta la fecha: un «sistema de vidas» que sólo me permitía realizar unas pocas partidas al día, pues para que se recargasen «las vidas» había que esperar tiempo, un set muy limitado de cartas, pues para conseguir cartas ya no solo poderosas, sino nuevas y diferentes a las básicas, había que pagar cantidades ingentes de dinero… Bueno lo típico de un P2W. Pero la verdad es que al principio poco me importaba. Jugaba de forma ocasional cuando esperaba a que se hiciese la comida, esperaba al bus, iba al baño a cagar… por lo que «las vidas» no me importaban y con las cartas básicas me apañaba.

Pero poco a poco esto cambió, el videojuego cada día me gustaba más y junto con el pique que había con mis amigos para ver quien avanzaba más y conseguía más cartas empecé a notar como el «sistema de vidas» era una autentica merma. Al final me di cuenta de que para poder avanzar necesitaba estar pendiente casi todo el día del móvil esperando a que se recargasen las vidas para poder usarlas ya que existía un máximo de vidas. Por tanto, por ejemplo, antes de irme a dormir tenía que usar todas mis vidas ya que de lo contrario las horas de la noche no me proporcionarían más vidas si ya tenía el máximo.

fRGFpFr

A esta dependencia por las vidas se sumó que las recompensas del modo de un jugador eran limitadas y ya no podía conseguir mejores cartas de las que tenía a menos de que pagara, por lo que empecé a explorar el sistema de «jugador contra jugador» (PvP) que ofrecía el videojuego para ver si podía conseguir otras recompensas y ahí ya se me empezaron a inflamar los lóbulos pulmonares y lo cojones.

Lo que esperas cuando juegas a un TCG, o al menos lo que esperan la mayoría de jugadores, es que llegado a cierto nivel dejes de jugar contra la IA para poder empezar a jugar contra otros jugadores, que es lo realmente divertido de los TCG. Y en Little Alchemist no era para menos, solo que el «sistema PvP» de Little Alchemist era un tanto especial por no decir que era fraude. El «PvP», entre comillas, pues realmente no era un PvP, consistía en que el juego registraba los mazos de cartas de los diferentes jugadores y una IA los controlaba, es decir, seguías jugando «contra la máquina» solo que esta usaba los mazos de otros jugadores. Una estafa vamos. Adiós a la posibilidad de jugar contra mis amigos.

IMG_4883_zpscxd9bgug

Llegados a este punto ya habréis podido deducir que el videojuego, perdón por la expresión, era una mierda, y eso que aún no os he hablado de en que consistían las partidas de cartas. La cuestión es que el juego a mi me seguía gustando y al ser un jugador Free to Play (FTP) que no estaba dispuesto a gastar un duro me preocupaba la experiencia de juego a la que podía aspirar al estar maniatado por las limitaciones del sistema de vidas, la imposibilidad de ganar mejores cartas salvo pagando, el pseudoPvP y el tufo rancio a P2W que empezaba a olisquear. Por ello decidí entrar en los foros de Kongregate sobre el videojuego para ver que opinaba la comunidad sobre el tema o si había algún sector FTP que estaba ejerciendo presión para conseguir mejoras para aquellos jugadores que no estábamos dispuestos a pagar. En ese foro descubrí la cara más rancia del P2W y es que siempre tendemos a quejarnos, yo el primero, del abuso que hacen las empresas a los consumidores pero al final te das cuenta que el primero y principal culpable de que se permitan esos abusos es el consumidor.

Cuando entré en el foro saltaba a la vista que la comunidad se encontraba marcadamente dividida en jugadores FTP y jugadores P2W. Los primeros eran los más numerosos y principalmente ejercían presión para conseguir mejoras para los jugadores FTP pero enseguida te dabas cuenta de que, a pesar de ser más a penas tenían voz pues los jugadores P2W, pese a ser menos, favorecidos por la administración del foro, ocupaban siempre las primeras líneas del foro. Era increíble ver como propuestas totalmente lícitas de jugadores FTP, como por ejemplo que las actualizaciones del juego no se limitaran simplemente a sacar nuevas cartas de pago sino a mejorar la experiencia de la comunidad tanto FTP como P2W, eran rápidamente atacadas por los «gitanos del foro», un grupo de jugadores P2W que atacaban en grupo estas propuestas FTP para desacreditarlas con comentarios agresivos que no eran amonestados por la administración. Y eso aquellas propuestas que quedaban en el foro, pues gran parte de estas propuestas, para que no llenaran el foro, eran rápidamente borradas por la administración.

Perplejo por esta situación, empecé a leer los únicos hilos de mensajes que proliferaban en el foro que eran hilos creados por jugadores P2W que directamente no proponían nada si no que se dedicaban a lamerse las pelotas unos a otros, a poner flores a los desarrolladores o a convencer a los nuevos jugadores para que invirtiesen dinero en el juego. De estos hilos mis favoritos y los que hacían que pasase de la perplejidad a cagarme de la risa eran los hilos en los que estos eruditos jugadores P2W exponían sus mazos de pago y entre ellos proponían cambios de cartas o «estrategias» para mejorarlos.

Y tal vez os preguntéis por qué me hacían tanta gracia estos hilos, cuando en un videojuego TCG es muy común que los jugadores compartan sus listas de cartas y busquen la opinión y los consejos de otros jugadores para mejorar sus mazos o desarrollar nuevas estrategias. Pues me hacían gracia porque Little Alchemist no tiene estrategia alguna: Las partidas de cartas son pura suerte y aleatoriedad y únicamente se basan en jugar la carta más fuerte que tengas esperando que la carta del rival sea más débil que la tuya. Por muy enmascarado que esté con dibujitos, fusiones de cartas y puntos de vida y ataque la base de Little Alchemist es el juego de la carta más alta. Los turnos consistían pues en mostrar dos cartas y la mas fuerte ganaba, Y PUNTO. El juego más simple del mundo. La única estrategia era la de ver que jugador tenía más suerte y sacaba una carta con mejores números. El nivel era tal un jugador que no hubiese jugado nunca a Little Alchemist podría ganar al jugador más experimentado sin problema si se le facilitaran las cartas con mejores números del juego. Por eso me hacía tanta gracia a mi, jugador versado en muchos TCG, ver estos hilos en que los susodichos jugadores P2W discutían sobre que combinación de cartas era mejor como si de MTCG o Hearthstone se tratara, cuando la combinación mejor de cartas consistía en coger las cartas con mejores números y meterlas en una lista.

IMG_1364_zpsasso1ubn

Llegados a este punto ya os podéis hacer a la día el tipo de gente que dominaba la comunidad de este foro. Gente que se medía el rabo con la cantidad de dinero que gastaba en el juego y que buscaba a toda costa minar los intentos de los demás jugadores de conseguir ventajas FTP que amenazaran su posición de dominio. Muy triste, pues esa posición de dominio era un espejismo, ya que no solo la conseguían sin mérito alguno, ya que conseguir las mejores cartas pagando no tiene mérito, sino que además el videojuego no contaban con un sistema de PvP en el que pueden demostrar su «pericia» frente a los demás jugadores y se aferraban a un sistema de pseudoPvP en el que el «ranking» de jugadores lo determinaban partidas contra la IA. Pero más triste aún era ver como por mantener esa posición de dominio a toda costa, no sé si porque era personas con graves problemas de autoestima, atacaban propuestas enfocadas a mejorar la experiencia de todos los jugadores, no solo los FTP.

thumb_pay-to-win-games-wont-go-away-because-vou-idiots-29101675

Podéis pensar que todo esto de los gitanos P2W era un mafioseo y una estrategia de la administración y que no eran más que títeres de los desarrolladores que buscaban convencer a los demás jugadores para que se gastasen dinero en su juego. Pero esto no era así. A lo mejor alguno habría, pero al leer los mensajes de estos gitanos P2W te dabas cuenta que eran jugadores ajenos a los desarrolladores.

Ante esta situación decidí que era momento de intervenir y fue un mensaje de uno de estos jugadores P2W el detonante. Este jugador en cuestión abrió un hilo para comentar que había conseguido una carta muy poderosa después de haberse gastado nada más y nada menos que 300€ que había robado a su padre, en serio, 300€ en un juego de mierda para móvil. Y es que para más inri el P2W de Little Alchemist era desorbitadamente caro. Cada paquete de cinco cartas aleatorias costaba unos cinco euros (compara con los precios de otros TCG más importantes y de más tirada). Pero bueno, volviendo al mensaje del usuario, ¿alguien a parte de yo ve un grave problema? Pero esto no fue lo peor, lo peor fue que los gitanos P2W aplaudieron su acción y le dieron la enhorabuena por haber conseguido una carta tan poderosa. No sé, conozco gente límite, ¿pero tan límite?

Medio descolocado decidí abrir un hilo para que la gente reflexionara y para que alguien me explicara por qué el comportamiento de esos jugadores P2W era normal y por que estaban dispuestos a invertir en un videojuego como aquel, con tantos contras, en vez de centrarse en videojuegos de mayor impacto, cantidades tan ingentes de dinero salvo si no era por un problema de adicción. Me senté enfrente del monitor y a los pocos minutos el hilo ya se había llenado de mensajes de jugadores P2W que únicamente se limitaban a argumentar que cada uno se gastaba el dinero en lo que quería, sin dar más explicaciones. Poca cosa podía decir ante tal argumento, cada uno puede gastar el dinero en lo que quiera desde luego, ¿pero que valor estamos dando al dinero que a algunas personas tanto nos cuesta de ganar si luego lo echamos a la basura al gastarlo en mierdas como lo era Little Alchemist? Tal vez esa panda de inútiles P2W no tenían ni idea del esfuerzo que puede costar ganar el dinero, no lo sé. Intenté contestar a un usuario P2W que elaboró un mensaje más elaborado pero que posteriormente se limitó a intentar convencerme de que yo podía jugar a ese gracias a esos jugadores que invertían tanto dinero y que en vez de quejarme debería sentirme agradecido. No duró mucho más la discusión pues un moderador del foro cerró el hilo con el argumento de que era «incendiario» y no aportaba nada más que crear conflicto.

pay-to-win-juegos

Y en este punto fue donde dejé por completo Little Alchemist con un sabor agridulce. Algunos de mis amigos siguieron jugando y al parecer acabaron implementando algunas mejoras para la comunidad FTP pero el monopolio del P2W se mantenía como estaba. Iba a dedicar una serie de palabras malsonantes a esa comunidad de P2W imbéciles arrogantes pero prefiero canalizar esa inquina en un mensaje más constructivo.

Y a raíz de mi experiencia yo me pregunto, ¿hasta cuando vamos a permitir, como consumidores, los abusos de este tipo de compañías y hasta cuando vamos a dejar que los beneficios de las desarrolladoras se antepongan al entretenimiento de los jugadores? Pues no solo son los videojuegos P2W, cada vez el mundo de los videojuegos a medida que alcanza un mayor público se está convirtiendo más y más en una herramienta de hacer dinero en la que prima el negocia sobre las necesidades del consumidor. P2W, DLCs, precios abusivos para productos mediocres, nuevos dispositivos innecesarios con exclusividades… Son muchas de las prácticas que se han convertido en un común y que acaban por mermar la calidad de los productos.

Pero la culpa no es de las empresas, la culpa es nuestra, de los consumidores, pues al abogar por estas prácticas y al presionar a aquellos que se oponen a las mismas, tal como ocurría con la comunidad P2W del foro de Little Alchemist, se lo estamos poniendo en bandeja de plata a las empresas desarrolladoras que finalmente, si ya no lo están haciendo, acabarán por tenernos cogidos de nuestras partes nobles.

Mi idea en todo esto es que la comunidad del mundo de los videojuegos, mas separada que nunca por conflictos y diferencias estúpidas, necesita ser fuerte y estar unida para poner freno a estos abusos y para exigir productos de calidad y entretenimiento de forma igualitaria para todos.

En esta entrada me voy a ahorrar la tradición de los galardones, no merece la pena.

2 comentarios sobre “Mi experiencia de Mierda con Little Alchemist

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s