Jak and Daxter: Cómo no debe envejecer un Videojuego

Escribo esta entrada a raíz de mi reciente experiencia al jugar a la versión de PlayStation 4 de Jak and Daxter: El Legado de los Precursores, juego originario de PlayStation 2 que muchos recordaran de su infancia como uno de los referentes del género de plataformas. O eso pensaba yo antes de volverlo a jugar. Nada más lejos de la realidad.

jak-and-daxter-ps-classic-remastered-retro-review-1170x400

Decidí comprar Jak and Daxter, para abreviar, ya que buscaba un juego sencillo y que no me llevara muchos quebraderos de cabeza y de este modo poder entretenerme y desconectar. Pensé que un juego de plataformas de tinte infantil sería lo mejor y dada la escasa variedad que había en el Store de Playstation vi en Jak and Daxter el santo grial. Inundado de nostalgia, engañosa y ruin nostalgia, no me lo pensé dos veces: abrí mi cartera y «solté la gallina» y en escasos minutos ya estaba el juego cargando con el mítico cartel de Naughty Dog en mi pantalla. Y bueno, aquí estoy ahora con parte de mi apéndice cecal inflamado después de haber completado el juego yaque una de las que consideraba una joya de los videojuegos ha quedado relegada a categoría de papel del culo. Se cayó el mito por culpa del «Eco Azul». Os cuento.

Si bien es verdad tampoco hay que ser extremista, el juego en sí no es malo: la historia es random y nada pretenciosa, los niveles son relativamente variados, la musiquilla es pegadiza y le da rollo al juego, los gráficos son bonitos y muy coloridos y la jugabilidad es una mierda. Sí, habéis leído bien, y eso que no soy de usar vocablos malsonantes, pero es una MIERDA, ¿y por qué me crispa tanto? Porque arruina completamente la experiencia del juego.

A los escasos minutos de haber iniciado el juego (Básicamente cuando termina la intro) te das cuenta de que se han pasado la definición de jugabilidad por el rafe perineal. Esto lo vemos en los saltos ortopédicos, los golpes churrigueros, la cámara típica de una mañana de resaca y no, no se me olvida, en el «Eco Azul». El «Eco Azul» en el juego es una mejora temporal que adquiere el personaje durante algunas fases del juego que «teóricamente» da al personaje mayor velocidad y capacidad de salto para poder conseguir determinados objetivos que precisan cierto contrarreloj, y digo teóricamente porque lo que realmente aporta al manejo del personaje es una sensación de pérdida de control y pisar piel de plátano que ni en las noches de Magaluf. No hace falta beber alcohol. Insufrible y frustrante. La supuesta mejora da epilepsia refractaria a tu personaje y aumenta las probabilidades de precipitarte a alguno de los numerosos agujeros o vacíos que pueblan los distintos niveles del juego. Creo que nunca había agradecido tanto que en un videojuego de plataformas no perdieses vidas al morir ya que tus más fieles compañero de aventura van a ser los agujeros y los abismos.

hqdefault

Un poco de «Eco Azul»

Yo no sé si será cosa de la emulación en PlayStation 4 o que, más probable, ahora no estemos acostumbrados a una jugabilidad «como la de antes», pero desde luego mi recuerdo idílico del videojuego ha quedado totalmente truncado y la nostalgia se ha ido por la ranura del váter y eso me afecta. Pocas veces un videojuego me ha resultado tan frustrante. Y lo peor de todo es que el videojuego es fácil, muy fácil, y te lo compras porque quieres jugar a algo fácil y entretenido que no requiere más de una neurona en funcionamiento y lo que ocurre es que te acaba desquiciando porque el personaje se mueve como le sale de sus ilustres genitales. Y para mas inri parece que Jak, el protagonista, se burle de ti con el careto burdo y ofensivo que pone al coger una «batería» después de haberte matado cien veces, reiniciando parte del nivel, dando «saltitos» para alcanzar la susodicha (Realmente pone una cara poligonal con unos orificios nasales del calibre de un túnel del AVE que me suscita una rabia impropia de mi pacífica persona).

Después de echar un poco la bilis, y callándome que realmente en parte lo disfruté y acabé completando el juego al cien por cien, lanzo las siguientes preguntas a modo de reflexión en una época que parece que lo clásico está ganando fuerza, no por su calidad, sino más bien alimentado por la nostalgia por los productos de nuestra infancia y la mediocridad de gran parte de los productos que dominan en el momento actual el mercado de los videojuegos, ¿realmente envejecen bien los videojuegos (En este aspecto  Jak and Daxter se ha marcado un Macaulay Culkin, o «Makulki», como se dice en mi tierra)? ¿Tenemos idealizados los juegos de nuestra infancia? ¿Estamos preparados con los avances que ha habido dentro del sector y lo comodona que se ha vuelto la sociedad para disfrutar de nuevo con los retos que suponían los videojuegos de antaño?

Y ahora bien, mi puntuación del producto, pasándome un poco por el forro del calzoncillo el 90 de Metacritic (Aunque se trata de la versión de PlayStation 2). Aquí van mis galardones para Jak and Daxter: El Legado de los Precursores :

Trofeo Jurassic ParkTrofeo JakTrofeo Macaulay

¿Recomiendo «soltar la gallina» para jugar a Jak and Daxter: El Legado de los Precursores en PlayStation 4?

NoAlien

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s